Mesa de Redacción

Una idea de Navarra uniforme y falsa

Por Joseba Santamaria - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Repasando dos días después las imágenes, las informaciones, las valoraciones de los asistentes y las declaraciones políticas sobre la manifestación contra el euskera del pasado sábado creo que lo más destacado no fue el fracaso cuantitativo de los partidos convocantes. Las poco más de 9.000 personas que recorrieron las calles de Iruña están muy lejos de las expectativas previas. Tampoco creo que lo peor fuera el burdo contenido cualitativo de los lemas y mensajes que se leyeron y corearon, un chusco compendio de mentiras y descalificaciones al euskera y al Gobierno de Barkos situando en el ojo de las iras gritadas con entusiasmo a lo que allí se denominaba como los de fuera. Ahí reside el mayor fracaso de la manifestación. La constatación de que la inmensa mayoría de los asistentes eran personas autoconvencidas de que ellos son los buenos navarros, que sólo hay una forma de ser navarro y de vivir en Navarra que es la suya. El resto o son de fuera o son, aun peor, malos navarros y navarras, traidores a esa rancia, inventada y forzada idea de Navarra. Es demasiado grotesco ese sentirse ungidos por una supuesta bendición individual de pertenecer a la única Navarra posible, la que ni entiende ni asume ni acepta la pluralidad de sus gentes, en ideas, en cultura, en orígenes, en religiones, en lenguas, etcétera. Una Navarra que minoriza su propia realidad en este siglo XXI y excluye a la mayoría de navarros y navarras que piensan y viven Navarra desde parámetros diferentes. Fue como retroceder décadas y en algunos momentos hubo actitudes, consignas y actuaciones que invitaban a resucitar viejos temores. Los partidos y poderes afines que añoran las prebendas de que disfrutaban en el viejo régimen están dispuestos a azuzar los peores sentimientos humanos para mantener la confrontación y el acoso al cambio político y social en Navarra. Eso fue realmente lo peor y lo peligroso de esa manifestación. Por lo demás, una manifestación más de las muchas que recorren esta tierra.

Últimas Noticias Multimedia