Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La nueva cara de la antigua ruta del puerto

el renovado belate satisface a los pocos usuarios y escasos camiones que tardan entre 13 y 24 minutos en pasarlo

Un reportaje de Unai Yoldi Hualde. Fotografía Patxi Cascante - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Dos camiones descienden del Puerto de Belate para reincorporarse a la N-121-A.

Dos camiones descienden del Puerto de Belate para reincorporarse a la N-121-A. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Dos camiones descienden del Puerto de Belate para reincorporarse a la N-121-A.

Después de varios meses de reuniones, polémicas y discusiones, los túneles de Belate y Almandoz se cerraron ayer de madrugada para acometer las obras que los adaptarán a la normativa europea. El tráfico ha sido desviado, desde ayer, por la antigua carretera del Puerto de Belate (NA-1210) que ha sido renovada y adecuada por el Gobierno de Navarra, con una inversión de 1,6 millones de euros, y que ayer se estrenaba en un ambiente de bastante tranquilidad y de buenas sensaciones. No obstante, a quienes si afectará el cierre de los túneles es a los conductores particulares que tienen que cruzar el puerto a diario, pues les supondrá una mayor demora que hasta ahora.

En los puntos de acceso a la N-121-A, la Policía Foral verificaba que tan solo los camiones de tránsito con matrículas acabadas en número impar accedían a la calzada. En el puerto, el tránsito del primer día fue más bien ágil, además de por las restricciones, porque los camioneros atendieron las recomendaciones del Gobierno foral y optaron por tomar la ruta alternativa de la autovía, cuyos peajes de la AP-15 no tienen que pagar. En este sentido, los transportistas consideran que no hubiese hecho falta restringir el tráfico, que hubiese bastado con la autorregulación. Por su parte, los Ayuntamientos de la zona valoran que la mejor opción hubiera sido prohibir la entrada de camiones y desviar a todos por la autovía.

Quienes se incorporaban a la N-121-A desde Pamplona, por los túneles de Ezkaba, se encontraban a la entrada de esta calzada con un gran cartel amarillo que avisaba de la restricción al tráfico a camiones de tránsito de cuatro ejes con matrícula impar, donde una patrulla de Policía Foral verificaba el acceso. “A los camiones de matrícula par les paramos para saber si son de tránsito o si cumplen con alguna de las excepciones por las que pueden circular”, señalaron los agentes del cuerpo autonómico. Al llegar a las ventas de Arraitz, otra patrulla vigilaba el tráfico ya justo antes del desvío hacia la carretera del Puerto de Belate. Por la tarde, la vigilancia de la carretera pasó a ser competencia de la Guardia Civil, tal y como está establecido. A las diez de la noche la Policía Foral volvió a retomar el relevo aunque, a partir de esa hora y hasta las seis de la mañana, el tráfico está abierto a todo tipo de vehículos. Una vez en la entrada de la N-1210 desde las ventas de Arraitz, la cantidad de vehículos pesados no era muy alta y tampoco había retenciones en ninguno de los dos sentidos.

mayor coste temporalLa mejora y el acondicionamiento de la carretera y las restricciones de tráfico han sido valoradas como unas medidas excesivas por los transportistas y como insuficientes por los vecinos de la zona, quienes, además de temas de seguridad, achacaban la mayor demora que les iba a costar cruzar Belate.

El tiempo empleado en cruzar el puerto, sin tener en cuenta cualquier percance que se pueda producir, varía dependiendo de la velocidad del tráfico, sobre todo del pesado. De esta manera, con un tránsito relativamente ligero y teniendo en cuenta que no se realiza ningún adelantamiento el tiempo estimado que cuesta cruzar el Puerto de Belate es de entre unos diez a quince minutos.

Sin embargo, la elevada pendiente y las curvas cerradas hacen que los camiones de gran tonelaje tengan que ir muy despacio. Por ello, yendo en un coche detrás de un vehículo pesado, sin que haya posibilidad de adelantarle, el tiempo estimado que se tarda asciende a 24 minutos.

Por lo demás, en los tramos más peligrosos de la N-1210 los vehículos transitaban con mayor precaución, gracias a la nueva señalización, que también avisa a los conductores de que revisen sus frenos antes de adentrarse en el puerto. En cuanto a los establecimientos de la zona, las ventas de Ultzama, que ayer se encontraba cerrada por día de descanso semanal, tendrán más actividad, ahora que el tránsito de vehículos se desvía por el puerto.

Últimas Noticias Multimedia