Las lluvias malogran la cosecha de cereza en el valle de Etxauri

Productores tildan de “catastróficos” los resultados de este año, que obligan a suspender la primera feria en la zona

Virginia Urieta - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Cerezos en fruto junto a las peñas de Etxauri.

Cerezos en fruto junto a las peñas de Etxauri. (Etxauri.eus)

Galería Noticia

Cerezos en fruto junto a las peñas de Etxauri.

etxauri- Nunca llueve a gusto de todos, y menos cuando del clima dependen los resultados de la cosecha. La de cerezas, este año, ha sido “desastrosa” y “catastrófica”, tal y como señalan algunos productores del valle de Etxauri, que lamentan que el exceso de agua durante el mes de mayo y lo que llevamos de junio ha obligado a desechar entre el 40 y el 70% de la producción de estos pequeños frutos, según variedades, obligando además a colectivos como el de Etxauribar Lanean a suspender la I Feria de la Cereza del Valle de Etxauri que se iba a celebrar el próximo domingo.

Los 80 socios y productores que forman parte de la Cooperativa Orvalaiz han avanzado que ya se ha perdido el 75% de la cosecha de cereza temprana, y prevén tener que desechar el 50% de las variedades más tardías con respecto a la producción del año pasado. “Si en un año normal se recogen más de 250.000 kilos, éste no vamos a llegar ni de lejos a los 150.000”, valoran.

Desde el colectivo Etxauribar Lanean, que lleva cinco años trabajando por el desarrollo del valle, aseguran que ha sido “calamitoso. Y es una pena, llevamos años intentando organizar la I Feria de la Cereza y ahora que habíamos conseguido poner de acuerdo a productores, ayuntamientos y a la cooperativa, hemos tenido que echarnos para atrás porque se está perdiendo toda la cosecha”, lamenta.

Cuenta que “no es lo habitual”, porque a pesar de la climatología que predomina en la zona “no suele llover tantos días seguidos. No recuerdo que haya pasado, pero con los meses tan intensos de lluvia que hemos tenido, algunas cerezas se pudren, otras se abren y se encharcan y pierden todo el sabor”, lamenta. La temporada de la cereza, un fruto que necesita cierto grado de humedad para madurar, comienza en la segunda quincena de mayo y se extiende hasta junio, “aunque vamos introduciendo cada vez más variedades para cubrir más tiempo”.

más calidadLa cita que finalmente se han visto obligados a suspender tenía la cereza como producto estrella y motivo central, un evento que quería servir para mostrar y promocionar los productos agrarios y servicios del valle. “Un escaparate” que retomarán el año que viene para hacer hincapié en la importancia de la venta directa con el objetivo de favorecer también el relevo generacional.Durante la campaña, hasta junio, se mantendrá la venta en la cooperativa Orvalaiz de lunes a viernes, de 20.00 a 21.00 horas, e insisten desde la entidad en que, aunque ha mermado la cantidad, van a ganar en calidad. “Al final esto te obliga a seleccionar más, pero queremos destacar que lo que se va a llevar es de calidad, lo que no se pierda va a ser bueno”, asumen.

Mantendrán además algunos de los actos que ya estaban previstos para el 10 de junio, como el foro, espectáculo y degustación Arriba y abajo, que secelebrará de 12.00 a 14.00 horas en el Ayuntamiento de Etxauri y en el que se reflexionará sobre proyectos de vida en un entorno rural, con catas de queso del Roncal, vino de las bodegas Otazu y cerezas de la zona, además de actos teatralizados. Se preparará además un pintxo especial combinando estos elementos, y después se presentará Bihotzean, una asociación local que trabaja por el fomento y desarrollo de los valles de la zona.

la cifra

75%

De la cosecha de las variedades más tempranas se ha perdido ya, y cerca de la mitad de la cereza tardía.

Últimas Noticias Multimedia