La reforma del barrio de la Cava empezará a finales de año

La primera fase se alargará diez meses y está presupuestada en 1.436.000 euros

María San Gil - Martes, 5 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La corporación de Lodosa durante una sesión plenaria.

La corporación de Lodosa durante una sesión plenaria. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

La corporación de Lodosa durante una sesión plenaria.

lodosa- La primera fase de la renovación integral del barrio de la Cava de Lodosa, zona en la que vive cerca del 70% de la población, comenzará a finales de este año y se alargará diez meses, hasta verano del 2019, tal y como acaba de dar a conocer el alcalde Pablo Azcona, después de que la corporación municipal -por unanimidad-, diera la semana pasada luz verde al proyecto.

Se trata de una actuación que está valorada en 1.436.000 euros y que podrá llevarse a cabo gracias a la financiación del Plan de Infraestructuras Locales. Y es que, de la cuantía total, el Ayuntamiento aportará 366.000 euros y el resto lo abonarán entre el Gobierno foral, el 80%, y la Mancomunidad de Montejurra, el 20%. Además, esta última entidad, tal y como acordaron en la última sesión plenaria, se encargará de gestionar todo el proyecto.

Las obras de esta fase, que supondrán el 65% de la actuación completa, afectará a la avenida Diputación y las calles Ferial, San Gregorio, Los Fueros y San Blas. Además, y coincidiendo con la finalización del nuevo centro de salud, también se actuará en El Sazal.

En estos viales, recalcaba el alcalde, van a cambiar las redes de saneamiento y abastecimiento, van a introducir las pluviales, que en la actualidad no existen, y van a mejorar todo el firme. Y es que, recordaba Azcona, las redes de esta zona tienen casi 50 años de antigüedad y son de fibrocemento, material en desuso que genera grandes problemas.

“Es la obra más importante para Lodosa, una actuación que lleva años sobre la mesa, muy necesaria y urgente, de ahí la prioridad que hemos tenido a la hora de recibir la financiación”, afirmaba el primer edil al tiempo que reconocía que “estamos muy satisfechos con el nivel de financiación que hemos logrado”.

cero barrerasEsta actuación va a permitir lograr un centro urbano sin barreras arquitectónicas y es que, de acuerdo con el alcalde, se van a eliminar todas las aceras.

En este sentido, explicaba que estos años se han ido haciendo las calles unidireccionales con el objetivo de priorizar a los peatones. Los vehículos, insistía, tendrán un vial de 3 metros de hormigón pulido para circular mientras que a los lados, en las zonas para los viandantes, se utilizará el adoquín. De hecho, este suelo será de un material pionero que elaboran en una empresa navarra y que reabsorbe el Co2. Para separar estos espacios utilizarán mobiliario urbano como bancos, papeleras y árboles así como losetas que servirán de tope. Además, los aparcamientos se mantendrán en línea.

Para informar a los vecinos de los cambios y afecciones harán una campaña informativa en otoño.

para el 2020La segunda fase, que afectará a las calles San Ignacio, Frontón y Centro Parroquial, y gracias a la cual también introducirán la red de biomasa, comenzará en el año 2020. Aunque el presupuesto aún no se sabe, desde el Consistorio estiman que la actuación completa, teniendo en cuenta también la primera fase, rondará los dos millones de euros.

los detalles

El presupuesto. La primera fase costarán 1.436.000 euros. El Ayuntamiento pagará 366.000 euros y el resto el Gobierno (el 80%) y Montejurra (20%).

Las calles. Afectará a la Avenida Diputación y calles Ferial, San Gregorio, Los Fueros, San Blas y El Sazal

Los plazos. Las obras durarán 10 meses y comenzarán a finales de año.

Las barreras. Se eliminarán las aceras y se respetarán todos los aparcamientos.

Notificación. Se informará a los vecinos de las afecciones y las obras cuando llegue el otoño.