fnb e instituto Julio Caro Baroja

Deporte como causa

ilusión la federación navarra de baloncesto culmina su proyecto de integración social en el instituto julio caro baroja de pamplona

Isaac Luna / Oskar Montero - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La plantilla del equipo junto a Pablo Yárnoz, centro, y Álex Calvo, derecha, jugadores del Basket Navarra.

La plantilla del equipo junto a Pablo Yárnoz, centro, y Álex Calvo, derecha, jugadores del Basket Navarra. (Oskar Montero)

Galería Noticia

La plantilla del equipo junto a Pablo Yárnoz, centro, y Álex Calvo, derecha, jugadores del Basket Navarra.Uno de los jugadores, durante el partido que disputaron ayer.

Pamplona- Después de casi un año de trabajo, esfuerzo y dedicación, el proyecto común de la Federación Navarra de Baloncesto y el instituto público Julio Caro Baroja de Pamplona, en el que buscaban la integración social de alumnos con problemas académicos o de motivación para el aprendizaje, llegó ayer a su fin.

Tanto la dirección del instituto, como la propia Federación Navarra de Baloncesto mostraron su enorme gratitud por el esfuerzo realizado por ambas partes para terminar con la consecución del objetivo, que no era otro que enganchar a estos alumnos, por medio de una afición como el deporte, para enriquecerles de cara al futuro.

“El objetivo era que, en algo que les pueda a llegar a gustar a ellos, se sientan capaces y les suba una autoestima que, en muchas ocasiones del día a día, no tienen. Han aprendido, a lo largo de todo el año, a ir adquiriendo responsabilidades, saben que tienen que asistir y cumplir con unas conductas, indicó Bakartxo Garjón, directora del centro.

Al mismo tiempo, el programa ha servido a estos alumnos a conocer sus propias capacidades físicas y mentales de cara a conseguir un objetivo, que en este caso es no desengancharse de la escuela y buscar una motivación para acudir a ella durante todos los días. Del mismo modo, han podido hacer un grupo con gente de diferentes edades con “ciertas dificultades de relación social” para sentirse acogidos.

“Era una oportunidad muy interesante para que estos alumnos, que muchos no son de la misma clase, hicieran un poco de grupo para tratar de mejorar sus habilidades sociales. También, hemos intentado involucrar a las familias, y lo hemos conseguido”, señaló la directora del instituto.

La federación, encantadaLa Federación Navarra de Baloncesto, que ya cuenta con varios proyectos de integración social, vio en el centro educativo una oportunidad para ampliar un programa social para este ámbito.

“Planteamos una conversación para buscar una especie de hermano mayor que cubriese esto. La mayoría de objetivos que teníamos se han cumplido”, explicó Pablo Bretos, Presidente de la Federación Navarra de Baloncesto.

Ambas partes, tanto instituto como Federación, se han mostrado partidarios de continuar el próximo curso, pero intentando plantear un entrenamiento extra que les permita mejorar en la competitividad de los alumnos.

“Es una experiencia a la que hay que darle tiempo, en un año no se puede pretender que se ganen 50 asaltos, por lo que hay que dar pasos poco a poco, pero la semilla la tenemos”, indicaron.

Álex Calvo, jugador del Basket Navarra ha sido el entrenador durante todo el curso, y se ha mostrado muy contento con los resultados obtenidos.

“Han visto en el educador una persona de referencia en la que confiar, y he podido devolverles ese cariño y afecto que han depositado en mí. Por otro lado, gracias a la Federación empecé en un proyecto que se adapta perfectamente a mis dos pasiones”, señaló Calvo.

Con un partido, ante otros alumnos del instituto, finalizó esta preciosa iniciativa que tiene visos de continuar en próximos cursos.

datos

14

Alumnos son los que han conseguido finalizar el proyecto comenzado a comienzos del curso educativo.

La frase

bakartxo garjón: “no es un tema de número, es un tema de necesidad”

La directora del centro quiso ser prudente de cara a próximas incorporaciones. “La mejoría ha sido clarísima este año, quizás por mucho abarcar podemos terminar sin dar una buena dedicación”, indicó.