Los sindicatos piden a Sánchez reformar la legislación laboral

Abogan también por cambios en materia fiscal y de pensiones, y mantienen las movilizaciones para reclamar mejoras salariales

Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

madrid- Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, pidieron ayer al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “toque de manera importante” las reformas laboral, fiscal y de pensiones, porque están impidiendo un crecimiento económico inclusivo.

En una rueda de prensa para anunciar las manifestaciones del próximo 16 de junio, ambos líderes sindicales consideraron necesario “derogar” la reforma laboral pero cambiándola por otras normas.

“Los sindicatos estamos por la derogación de la reforma laboral, pero no por volver a 2009, sino por construir un modelo nuevo”, aseguró Sordo, mientras que Álvarez dejó claro que “hay que dar un paso adelante”, porque “de lo que se ha reformado no hay nada que nos ayude a avanzar”.

Ambos reconocieron que aún no han mantenido contactos con el nuevo presidente del Gobierno, más allá de un intercambio de mensajes, y confiaron en que el encuentro se produzca lo antes posible para poder plantearle en persona la agenda social.

No obstante, “la agenda política no modificará la sindical”, dejó claro el secretario general de UGT, ya que “es fácil pensar que la estrategia de los sindicatos descansará sobre la orientación que vaya a tener el próximo Gobierno”.

“Vamos a poner en valor la capacidad que tenemos (los sindicatos) de modificar acuerdos que sirvan para cambiar reformas como la laboral, añadió Álvarez.

Los sindicatos han decidido mantener las manifestaciones para el sábado 16 de junio para instar a la patronal a negociar mejoras salariales y la puesta en marcha de medidas para atajar la temporalidad y precariedad del mercado laboral.

Las manifestaciones, que llevarán el lema Tiempo de ganar,tratan de “engrasar” la negociación colectiva con la patronal para conseguir arrancarle un alza salarial del 3,1%, más un salario mínimo de 1.000 euros y que incorpore una cláusula de garantía, según Unai Sordo y Pepe Álvarez.

“CCOO y UGT tenemos una estrategia propia más allá de las coyunturas políticas”, aseguró Sordo, por lo que en las manifestaciones también informarán al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez cuál es su agenda social, con mejoras salariales, mayor protección social, garantía de pensiones y medidas de igualdad.

“Aunque el Gobierno esté recién constituido el día de la manifestación, tiene que saber que la gente no tiene tiempo: no tiene dónde vivir por el elevado precio de la vivienda, las pensiones miserables o la falta de empleo”, dejó claro Álvarez. - Efe/D.N.