Iratxe García Uriz, Txori García Uriz, Leire Ruiz, Juan Sansegundo, Oier Zuñiga miembros de inextremis teatro

“Queremos hacer propuestas que nos hagan crecer como intérpretes”

Los componentes de Inextremis vuelven a arriesgar con una obra nunca representada en el Estado que dispara a la línea de flotación de la sociedad

Ana Oliveira Lizarribar Iñaki Basterra - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

T. García Uriz, L. Ruiz, O. Zuñiga, I. García Uriz y J. Sansegundo.

T. García Uriz, L. Ruiz, O. Zuñiga, I. García Uriz y J. Sansegundo.

Galería Noticia

T. García Uriz, L. Ruiz, O. Zuñiga, I. García Uriz y J. Sansegundo.

pamplona- ¿Por qué quisísteis contar con Emi y con Carmelo en vuestro segundo montaje como Inextremis?

IRATXE: -La conexión del grupo con Emi viene de años atrás. Fue profesora de interpretación de varios componentes de Inextremis en la ENT y directora del montaje Blanche,realizado por Iratxe, Txori y Juan. Es una directora con la que nos entendemos muy bien, compartimos la manera de trabajar, las energías van en la misma dirección, y de alguna manera siempre ha habido lazos que nos mantenían en contacto. A Carmelo lo hemos conocido en diferentes cursos, junto con Emi y por separado. La experiencia con él ha sido muy positiva y conectamos mucho con su manera pasional de vivir el teatro. Nunca ha dirigido y en cierta manera también nos apetecía mucho el reto de ponernos en sus manos junto con Emi. Nos apetecía esta experiencia y desde el principio hemos sentido que es algo recíproco.

Ellos les propusieron hacer ‘La prueba’, que es una obra tremendamente contemporánea y a la vez clásica, pero ni sencilla ni cómoda, ¿qué les atrajo del texto para lanzarse a por él?

IRATXE: -Sí, la recomendación de adentrarnos en este autor fue por parte de Emi y Carmelo y ya las primeras referencias de Lucas Bärfuss nos parecieron interesantes. Leímos varias obras suyas y La Prueba nos atrapó desde su primera lectura. Es un texto contemporáneo con la profundidad de los temas clásicos. Sin duda contundente, con pegada, rotundo. Además, el reparto encajaba perfectamente con nuestro elenco y el hecho de que no hubiera sido representado supuso un estímulo más.

Supongo que ese tono entre drama y comedia será lo más difícil de conseguir. ¿Qué plus le da ese tono a este montaje?

LEIRE: -Lo más complicado en un montaje es conseguir el tono de la función, establecer un lenguaje propio y común dentro del equipo, conseguir un estilo propio y único a través del texto y de la historia a contar. A su vez, también es lo más apasionante de un proceso creativo. Tampoco nos olvidamos del público y del mensaje que la obra transmite, y el drama a través de la comedia es todavía más impactante para el espectador, te llega desde otro sitio en el que el impacto es mayor. La vida, como el teatro, es drama y comedia, muchas veces conviven.

¿Cómo va a ser el proceso de trabajo, cuándo van a ensayar y cuándo y dónde está previsto el estreno?

JUAN: -La fórmula de una preinvestigación llevada a cabo en el primer espectáculo -Medida por Medida- convenció a la compañía de la necesidad de ir a los ensayos del montaje con una base clara sobre los diferentes aspectos que componen un proceso creativo. Para el proyecto La Prueba, se plantea una investigación anterior con una duración de una semana, que se llevará a cabo en la casa de cultura de Zizur Mayor durante la última semana de julio. Posteriormente, el grueso del montaje se concentrará desde el 27 de agosto hasta su estreno, que será el 5 de octubre en el Auditorio Barañáin.

¿Y después del estreno?

OIER: -No podemos obviar que el panorama teatral es complicado tanto en Navarra como fuera de ella. Hay muchas y muy buenas propuestas teatrales y muchos espacios escénicos perfectamente equipados. Pero, a su vez, se arriesga poco en la programación y los circuitos no dan más de sí. A todo ello debemos unir factores que dificultan la distribución teatral. Principalmente económicos, con el 21% de IVA que encarece las contrataciones y por consiguiente afecta al bolsillo de los espectadores. Una apuesta de una compañía pequeña, con cinco actores y equipo técnico en una comunidad como la nuestra no es habitual, pero estamos convencidos desde que creamos Inextremis que es un valor añadido a nuestras propuestas, esto nos hace, de algún modo, destacar.

Después del estreno tenemos muchas ganas de llevar este montaje a muchos rincones y estamos trabajando ya en ello. Lo primero y principal serán los escenarios navarros, en donde pretendemos recorrer el ancho y largo de toda la geografía. Al mismo tiempo seguimos con el impulso para que La Prueba viaje allá donde se pueda. Además, Inextremis siempre toma decisiones arriesgadas y nos gusta acudir a aquellos espacios que tienen un puntito de inesperado, incierto…un punto in extremis. Así que allí nos veremos.

Está claro que Inextremis no se decanta por obras fáciles, ¿cuál es la filosofía y la determinación del grupo en ese sentido?

TXORI: -Nuestra intención, al menos hasta el momento, es la de intentar hacer un tipo de teatro menos convencional. A pesar de las preferencias del mercado, queremos abordar propuestas antes ásperas y de fácil digestión que nos permitan crecer como intérpretes pudiendo ofrecer un resultado artístico riguroso.