Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Barkos lamenta que el discurso de UPN sobre la pluralidad de Navarra haya retrocedido con Esparza

La presidenta recuerda que excede al Gobierno posicionarse por iniciativas en parlamentos de otras regiones

Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos.

pamplona- Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, volvió ayer al Parlamento foral para tener que posicionarse sobre una iniciativa que dos partidos políticos han tramitado en el Parlamento Vasco. Lo hizo porque lo volvió a pedir UPN, que requirió otra vez que Barkos dé la cara por la propuesta de preámbulo acordada entre PNV y EH Bildu en la CAV para la ponencia de autogobierno que desde marzo de 2017 estudia una posible reforma del Estatuto de Gernika.

Es decir, algo en lo que ni ella como institución ni el Gobierno de Navarra han intervenido. Pero como en la exposición de motivos se hace referencia a que Navarra forma parte de Euskal Herria como nación, Esparza requirió a la presidenta explicaciones urgentes. Y aunque la propia Barkos recordó que “como presidenta” no le “corresponde analizar las propuestas de los distintos partidos en una ponencia que se prevé larga en el Parlamento vasco”, especificó que “de producirse una agresión a la voluntad soberana de los navarros” estará ahí “con firmeza”. Eso sí, lamentó que UPN incida una y otra vez en hacer de lo identitario su única baza política y consideró que en materia de pluralidad Esparza ha hecho a UPN “retroceder en el tiempo”, ya que en 1978 y 1979 los creadores del partido regionalista “entendían cuál era la pluralidad de Navarra. Algo que ahora ustedes han perdido de vista”, puntualizó Barkos a Esparza.

La petición de comparecencia había sido solicitada por UPN con la intención de valorar “la nueva intromisión del PNV en la realidad institucional de Navarra a través del nuevo Estatuto vasco”, y sobre eso preguntó Esparza. “Ante posibles intromisiones, vengan de donde vengan, mi Gobierno y yo somos muy claros: Navarra, como sujeto político, sólo atenderá la voz y la voluntad de la ciudadanía”, respondió Barkos. Así pretendió la presidenta dejar claro que, con el actual ordenamiento jurídico, sólo de la ciudadanía navarra depende elegir su encaje en el Estado. Ni de ningún otro actor ni de ninguna otra ley, que en todo caso sería menor que la Constitución.

A partir de ahí, y si no se produce ninguna agresión institucional -que Barkos aseguró que todavía “no se ha producido”-, a la presidenta “no le corresponde analizar las propuestas de distintos partidos en el Parlamento Vasco. No puedo entrar a ofrecer explicaciones sobre propuestas ajenas a esta presidencia y a esta Cámara”, replicó echando mano del reglamento del Parlamento, que especifica que “los miembros del Gobierno comparecerán sobre las actividades de su competencia. Y la propuesta de un partido en la ponencia de otro Parlamento no es competencia de esta presidenta”, zanjó.

“EL PAÍS VASCO NO ES UNA NACIÓN”La respuesta no es que no gustase a Esparza, es que la consideró directamente un contrafuero. “¿Cómo puede decir que no afecta esto a Navarra? A mí me parece una agresión. Porque Navarra no forma parte de la nación vasca. El País Vasco no es ninguna nación. Navarra forma parte de la nación española, de España”, aclaró Esparza. En su turno de réplica, las fuerzas del cambio quisieron hacer ver la diferencia que establece el preámbulo entre el concepto de Euskal Herria como pueblo o nación (al estilo de lo que ya hace el Estatuto de Gernika) con el alcance político de esa declaración. Lo explicó bien Koldo Martínez, de Geroa Bai, recurriendo al propio texto, en el que se habla de Navarra y el resto de territorios desde el “respeto total y absoluto a las decisiones de las instituciones representativas de cada ámbito territorial en su momento”. Teniendo en cuenta eso, Barkos insistió a Esparza que acusar a la presidenta de lesa traición es tan grave como “querer enfrentar a los navarros”, y recordó a UPN que si tienen algún problema con el Estatuto vasco que ellos mismos votaron “podrían haber hecho algo en 20 años de Gobierno. Lo que pasa es que aquellos hombres y mujeres entendían la pluralidad de Navarra, algo que ahora ustedes han perdido de vista”, concluyó.- A.I.R.