Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las familias de los acusados creen que el Estado busca el enfrentamiento

Enmarcan las detenciones de ayer en una actuación de abuso de poder
El pueblo de Altsasu se echa a la calle y muestra su rabia y hartazgo por un caso insólito y excepcional

Nerea Mazkiaran - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Familiares de los acusados, durante la rueda de prensa celebrada ayer por la tarde en Alsasua.

Familiares de los acusados, durante la rueda de prensa celebrada ayer por la tarde en Alsasua. (NM)

Galería Noticia

Familiares de los acusados, durante la rueda de prensa celebrada ayer por la tarde en Alsasua.

altsasu- “Han querido volver a dar una imagen de fuerza y ocupación, y no contentos con detener a Iñaki, Jonan, Aratz y Julen, han identificado, multado, amenazado y pegado a los y las vecinas que nos hemos acercado a mostrar nuestra solidaridad con ellos”, denunciaron ayer los padres y madres de los jóvenes, Altsasu Gurasoak en una rueda de prensa masiva que ofrecieron a la tarde junto con la plataforma Altsukoak Aske. Todavía no se sabía la orden de ingreso en prisión.

Rodeados de unas 300 personas y ante una decena de cámaras de televisión, Idoia Goikoetxea, de Altsasukoak Aske, en euskera, y Edurne Goikoetxea, de Altsasu Gurasoak, en castellano, destacaron que la actuación de la Guardia Civil fue “absolutamente innecesaria y exagerada, además de muy dolorosa y agresiva con el pueblo” y que “nos han vuelto a ocupar el pueblo, han vuelto a venir a generar rabia y dolor”. También hablaron de injusticia. “Volvemos a ver que la justicia no es igual para todos: donde en unos casos hay libertad y fianzas, en nuestro caso hay detenciones y encarcelaciones”.

En su opinión, se trata de “un nuevo abuso de poder y un nuevo ataque al pueblo de Altsasu. Nos quieren llevar a una dinámica de odio, pero nosotros no somos como ellos”. Así, incidieron en que “seguiremos llenando las calles de Altsasu, Nafarroa y Euskal Herria de una manera plural y reivindicativa, como lo hemos hecho hasta ahora. Somos muchos y muchas, cada vez más, y a ellos no les queda más que sus demostraciones de fuerza y su injusticia”. Por ello, realizaron un llamamiento a los agentes políticos y sociales y a la ciudadanía a que articulen movilizaciones en sus ámbitos de actuación. “La sociedad sensibilizada ante la injusticia no puede dejar de demostrar su malestar ante esta nueva demostración de crueldad”, observaron. “Si el afán de justicia nos une, no cabe otra que el día 16 de junio Iruñea rebose de gente solidaria y de organismos que representen esta marea humana”. Así, una vez más agradecieron la solidaridad que están recibiendo. “Nos están haciendo mucho daño, un daño solo mitigado por las muestras de cariño, apoyo y solidaridad recibidas”, aseguraron.

UNA PROTESTA MULTITUDINARIALa intensa agenda de actos de protesta en Alsasua tuvo su reflejo final en una concentración multitudinaria por la tarde que recorrió las principales arterias de la población. Unas 9.000 personas, según los organizadores, salieron ayer a la calle en Altsasu para pedir alto y claro Justicia, una palabra que se gritó una y otra vez, al igual que el grito Altsasukoak Aske, libertad para los de Altsasu, que desde ayer son siete. “Entran en el pueblo, se llevan a la fuerza a nuestros cuatro amigos, nos maltratan y nos golpean y, por último de manera injustificable, mezquina y cruel decretan prisión incondicional sin fianza para todos ellos”, destacaron desde la plataforma Altsasukoak Aske. “Un día negro, otro más dentro del despropósito que llevamos año y medio viviendo. No existe explicación ni justificación ninguna”.

Lo cierto es que ayer se volvió a ver que los jóvenes y sus familias no están solos, que hay muchas personas que les apoyan y sienten como suya la lucha de estos padres y madres que todavía sacan fuerzas en una pesadilla que dura demasiado. “Gracias a vuestra presencia y apoyo seguimos adelante. Eskerrik asko”, agradecieron los padres y madres ante una plaza en la que costaba moverse y que no paraba de aplaudirles.