Los vecinos de Etxabakoitz piden que se regule el tráfico de la avenida de Aróstegui

Solicitan reducir su velocidad y la de la calle Concepción Benítez
Señalan la rotonda de Asmóvil como otro de los puntos críticos

Laura Garde | Javier Bergasa - Miércoles, 6 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Trabajo en grupo durante el Foro de Barrio de ayer.

Trabajo en grupo durante el Foro de Barrio de ayer.

Galería Noticia

Trabajo en grupo durante el Foro de Barrio de ayer.

pamplona- Los vecinos y vecinos y vecinas de Etxabakoitz pidieron ayer en el Foro de Barrio una solución para el tráfico de la Avenida de Aróstegui, la rotonda de Asmóvil y la calle Concepción Benítez. Según explicaron al concejal de barrio Armando Cuenca, la velocidad a la que pasan los vehículos supone un peligro para peatones y ciclistas. “Los coches bajan por la avenida de Aróstegui a mucha velocidad. A horas punta, como lo son entre las 8.00 y las 10.00, da miedo. En Concepción Benítez, que es entrada a Barañáin, si hay atasco se respeta, pero si no...”. En cuanto a la rotonda de Asmóvil -casi al final de Aróstegui- señalaron la frecuencia con la que se producen choques, para lo que propusieron la implantación de guardias dormidos u otros sistemas de frenado.

Respecto a estas críticas, Cuenca prometió estudiar el caso de la calle Concepción Benítez e intentar reducir a 50 kilómetros por hora la velocidad de la avenida de Aróstegui, ahora de 70: “Bajar la velocidad sería una forma, además, de minimizar el ruido que producen los vehículos”.

“Estaría muy bien que Etxabakoitz contara con un punto de intercambio de bicis. El más cercano a aquí es el de la zona de Hospitales”, sugirió Alberto González, vecino del barrio, como medida para evitar el uso del coche particular. El edil apuntó que el nuevo proyecto que el Ayuntamiento está preparando contempla 20 puntos de intercambio, dos de ellos situados en Etxabakoitz: “Si sigue adelante, me reuniré con los vecinos para decidir cuáles serán”, afirmó Cuenca. Asimismo, recordó que el proyecto de Pío XII se extiende hasta la Venta Andrés -también marcado como punto crítico por los vecinos y vecinas-, lo que ayudará a amabilizar parte del barrio.

Por su parte, Jesús Echarri puso sobre la mesa las conexiones con el centro de Pamplona, planteando que las líneas 15 y 18, que llegan hasta Zizur Mayor, parasen en el cruce de Inquinasa: “Por aquí pasa solo la 2. Si pasasen también la 15 y la 18, sería perfecto”. Así, contó con el compromiso del concejal para trasladarlo a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Por otro lado, los presentes en el foro recalcaron “la cantidad” de zonas abandonadas existentes, como la del entorno del colegio Sagrado Corazón: “Son terrenos rodeados de mucho tráfico. Como propiedad del Ayuntamiento, podrían cedérnoslos para quitar toda la maleza y utilizarlos como zonas libres donde poder estar”. Preguntaron también por el derribo de Argal, a lo que Cuenca respondió que “es un tema que corresponde a Urbanismo y que, sin conocer la fecha, está presupuestado para este año”.

De la misma forma, fue petición de los vecinos un parking para el que creen adecuado arreglar la campa de Grupo Urdánoz: “Sería un buen sitio. Además se quedaría una zona verde mucho más agradable, y cambiaríamos otra de las partes abandonadas”.

oferta culturalLos colectivos de Etxabakoitz se han unido para llevar a cabo el proyecto Erriparkeay cubrir las necesidades culturales del barrio, hasta ahora casi inexistente: “La única actividad que teníamos era cine, y solo había muy de vez en cuando. Quizá este proyecto puede aportar más que el Civivox que algunos piden. Cada asociación pone su granito de arena para que unos días haya exhibición de danza, otros clase de zumba...”, esclarecieron. De este modo, lo ponen en valor como un medio para favorecer las relaciones entre los vecinos.