El sector primario apuesta por reducir, reutilizar y dar valor al plástico

UAGN, UCAN, Elkarkide y Solteco Madera Plástica impulsan un proyecto piloto de economía circular que generará empleo

Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

PAMPLONA- En el Día del Medio Ambiente, UAGN, UCAN, Elkarkide y Solteco Madera Plástica SL expresaron ayer su apuesta por la reducción, reutilización y valorización del residuo plástico agrícola. Estas entidades están preparando un proyecto piloto en el que estarán implicados agricultores (UAGN), cooperativas (UCAN), entidades dedicadas a la integración laboral de personas con discapacidad (Elkarkide) y empresas ordinarias que valorizan el residuo plástico (Solteco Madera Plástica SL), que “hacen del proyecto un ejemplo de economía circular”, según destacaron en una nota.

El objetivo general del proyecto es dinamizar los principios de economía circular en el entorno del sector agroalimentario, actuando en el uso de plásticos con destino agrícola, especialmente acolchados, invernaderos y goteros. Esta experiencia pretende diseñar una estrategia integral que permita mejorar la huella ambiental de las explotaciones agrarias en el uso de materiales plásticos y ganaderas en el uso de ensilados, así como establecer canales definidos para la gestión de este tipo de residuo en campo. Las actuaciones se centran en el estudio de diferentes prácticas para reducir el consumo y proponer la gestión más adecuada para la reutilización posterior del residuo, generando nuevos materiales con valor añadido que tengan como destino principal el mercado agroalimentario.

De esta forma el proyecto propone actuar sobre un nicho de mercado que genere empleo en el medio rural. Este proceso permitirá generar empleo inclusivo y ordinario e iniciativas empresariales locales en el ámbito de la innovación y más concretamente dentro de la economía circular. Además busca soluciones desde el propio sector al problema del uso del plástico en las explotaciones agropecuarias, un problema medioambiental importante, ya que se calcula que más de 2.760 toneladas de residuo plástico agrario se generan en Navarra, de las cuales únicamente el 8% pasa a la cadena de reciclado y valorización. El resto se somete a prácticas de eliminación-post tratamiento o mala gestión en campo. - D.N.