Conte, investido para dar un giro “radical” a italia

El Parlamento da luz verde al Gobierno populista nacido del pacto entre el M5S y la Liga
Salvini celebra que la UE no reforme el sistema de asilo: “No metería a mi hija en una barca que puede hundirse”

Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El nuevo presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, celebra el resultado de la votación.

El nuevo presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, celebra el resultado de la votación. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El nuevo presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, celebra el resultado de la votación.

pamplona- El nuevo Gobierno del antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga quedó ayer formalmente investido por el Parlamento y su primer ministro, Giuseppe Conte, se prepara para representar a Italia en los foros internacionales, el primero de ellos el G7.

La Cámara de Diputados (baja) dio su confianza al candidato con 350 votos a favor, 236 en contra y 35 abstenciones, con lo que superó ampliamente el umbral de 316 apoyos que se requieren para la mayoría absoluta. Con esta votación, el Gobierno de Conte fue formalmente investido, después de una primera sesión en el Senado, donde recibió el martes 171 apoyos, 117 rechazos y 25 abstenciones.

En ambas cámaras fue apoyado por el M5S, por exmiembros de este partido expulsados al Grupo Mixto y por la Liga, mientras que fue rechazado por la conservadora Forza Italia, el Partido Demócrata (PD, centroizquierda) y Libres e Iguales (izquierda), entre otros. Se abstuvieron los senadores y diputados de la ultraderechista Hermanos de Italia y algunos autonomistas de regiones del norte del país.

De este modo, tres meses después de las elecciones del 4 de marzo, el nuevo Gobierno de Italia entrará plenamente en funciones y lo hará para aplicar un programa que plantea “un cambio radical”.

En su intervención (aplaudida solo por la bancada del M5S y la Liga y en ocasiones bronca por las protestas de algunos diputados) aludió de nuevo a la Unión Europea (UE) al hablar del fenómeno migratorio, sobre el que los partidos que lo apoyan han hecho su campaña.

En su opinión, la gestión comunitaria de este tema “se ha revelado fracasada”, por lo que avanzó su intención de “promover una repartición más equitativa de las responsabilidades” de los países ante una situación que ha afectado a Italia en los últimos años. Señaló que acerca de este tema “el contrato de Gobierno” M5S-Liga “las indicaciones parecen claras” y no habló de deportaciones masivas, sino que se limitó a decir que se “defenderá a los inmigrantes regulares” y se acelerará el estudio de las peticiones de asilo.

El mismo día en el que tuvo lugar la investidura el vicepresidente del Gobierno italiano y ministro del Interior, Matteo Salvini, criticó a los inmigrantes que ponen en peligro la vida de sus hijos al cruzar el Mediterráneo al afirmar: “No metería nunca a mi hija en una barca que puede hundirse”. El líder de la xenófoba Liga respondió así a una pregunta sobre la desesperación de algunas personas que se embarcan para escapar de la situación de sus países, en una entrevista en el programa Radio anch’io de la emisora pública Rai.

pésimas condiciones“El drama es que viajan en lanchas ya deshinchadas o en barcas de madera en pésimas condiciones sabiendo que se van a hundir y esperando que alguna ONG les recupere a tiempo y si no pues llega la masacre”, aseveró. “Me pregunto cómo un padre o una madre puede poner en riesgo la vida de su hijo esperando que funcione el sistema”, añadió. En opinión de Salvini, el dinero para salvar a estas personas hay que gastarlo “creando un futuro allí (en los países de origen) y no dándoles un futuro para que estén en la estación de trenes de Termini (Roma) o en la central de Milán”. Sobre la oposición planteada el pasado martes por algunos países al documento que reforma el Reglamento de Dublín, que establece qué país es responsable de tramitar las solicitudes de asilo en la UE, Salvini reivindicó el “no” de Italia tras celebró que sus colegas europeos no pudieran avanzar ayer en Luxemburgo en la reforma del sistema de asilo y aseguró que “alzar la voz sirve para lograr resultados”. - D.N.