la carta del día

Para disfrutar a saco no necesitas el tabaco. El tabaco rompe corazones

Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

el 31 de mayo de cada año, la OMS celebra el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo, tanto para la salud como en otros ámbitos, y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo. La epidemia mundial de tabaco causa cada año más de 7 millones de defunciones, 900.000 de las cuales corresponden a personas no fumadoras que respiran humo de tabaco ajeno.

El Grupo de Abordaje del Tabaquismo (GAT) de la Sociedad Navarra de Medicina de Familia y Atención Primaria (namFYC), sigue insistiendo en la necesidad de trasmitir a los fumadores la importancia de abandonar el tabaquismo (primera causa de enfermedad, invalidez y muerte en nuestro medio). Este año, se celebra la XIX Semana sin Humo con el lema: “Para disfrutar a saco no necesitas tabaco”, con el fin de animar a todas las personas fumadoras a que lo intenten dejar, recordando que se puede vivir y disfrutar sin tabaco.

Este año, el Día Mundial Sin Tabaco se centra en las repercusiones del consumo de tabaco en la salud cardiovascular de las personas en todo el mundo. El consumo de tabaco es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica. El tabaco es responsable del 27% de los infartos de miocardio y del 21% de los ictus en nuestro medio.

Según el informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de defunción en nuestro país del año 2014, la enfermedad cardiovascular representa la primera causa de muerte en España, representando el 29,66% del total de fallecimientos, lo que la sitúa por encima del cáncer (27,86%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%).

Según refiere el presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC) el 80% de las enfermedades del corazón y hasta el 90% de los infartos podrían prevenirse con un estilo de vida más saludable, realizando más ejercicio físico y vigilando nuestra dieta, y con medidas que aumenten las restricciones tabáquicas. Sólo un entorno libre del humo del tabaco al 100% puede proteger de los graves problemas que causa el aire contaminado por el humo de tabaco. El tabaquismo pasivo o la inhalación del aire contaminado por el humo de tabaco provoca serios problemas de salud.

Los más pequeños son los más perjudicados ya que no pueden evitar voluntariamente la exposición al aire contaminado por el humo de tabaco. Además, no existe ningún nivel seguro de exposición, ni ningún dispositivo que elimine el humo de tabaco, ni sus productos tóxicos del ambiente, por lo que aconsejamos que:

-Evites siempre, y en cualquier circunstancia, estar expuesto al humo de tabaco, en tu casa, en el coche, en casa de familiares y amigos y en lugares públicos.

-Siempre que puedas, escoge ambientes libres de humo cuando estés fuera del hogar. Y si todavía fumas, hazlo siempre fuera de la casa o de cualquier lugar cerrado. Si fumas en un balcón o en una galería, cierra completamente la puerta de acceso a la vivienda, esto protegerá a los demás y a ti de las consecuencias del tabaquismo pasivo.

Si fumas… y no te planteas dejarlo, ¿sabes cuáles son los beneficios cuando dejas de fumar? Independientemente de la edad que tengas, obtienes siempre un beneficio para la salud: detienes el deterioro de tu función pulmonar y tendrás menos infecciones respiratorias;el riesgo de padecer cáncer baja muy rápidamente y sigue bajando durante años;después de 1 año desde el abandono, tu riesgo de infarto cardíaco baja a la mitad;si estás embarazada, además de ser un beneficio para ti, disminuyes las complicaciones en el desarrollo de tu futuro hijo/a y en el parto. Y además, cuando se deja de fumar te cansas menos, mejora el aspecto físico, la sexualidad, la fertilidad, el gusto, el olfato, etc, y te ahorras mucho dinero cada año.

Y si decides dejar de fumar… ¡Enhorabuena!, es la mejor decisión para tu salud actual y futura. En tu centro de salud pueden ayudarte, acude allí y díselo a tu médico o enfermera.

En Navarra, el número de fumadores está descendiendo progresivamente en estos últimos años. Según la Encuesta de Condiciones de Vida de Navarra 2017, menos del 20% de la población navarra mayor de 15 años fuma a diario. Además, acabamos de conocer que en estos últimos 4 meses, más de 3.000 personas han recibido tratamiento dentro del programa de ayuda para dejar de fumar que financia el Gobierno de Navarra.

Desde la Sociedad Navarra de Medicina de Familia y Atención Primaria (namFYC), felicitamos a la población navarra y a sus instituciones, y les animamos a seguir participando en este proyecto para disminuir los efectos nocivos del tabaco.

Firman esta carta: Isabel Ezpeleta, Victoria Güeto, Montse Elso, Andoni Andueza, Elena Pascual, Edurne Madoz, Joaquín Ríos, Juanjo Faro, Marta Sainz de Vicuña, Miren Bidarte, Sandra Pallaruelo. Grupo de Atención al Tabaquismo de la Sociedad Navarra de Medicina de Familia y Atención Primaria (namFYC)

etiquetas: tabaco