Editorial DE DIARIO DE NOTICIAS

Impulsar la donación en vida

La celebración del Día del Donante de Órganos organizada por Alcer Navarra pone en valor el gesto altruista de salvar vidas e incide en la importancia de las campañas de información, sensibilización y solidaridad para atender las listas de espera

Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

navarra celebró un año más -siempre cada primer miércoles del mes de junio-, el Día Internacional del Donante de Órganos organizado por ALCER Navarra bajo el lema La donación da mucha vida, un eslogan publicitario que coincide con la realidad porque Navarra sigue liderando las donaciones. Según los datos de estos primeros meses de 2018, en Navarra se han realizado 26 trasplantes: uno cardiaco, 11 hepáticos y 14 renales. Concienciar a la sociedad de la importancia de la donación de órganos es una tarea complicada. Asumir en el momento del dolor que una pérdida humana puede suponer una esperanza de vida para otra persona sigue exigiendo, pese a los importantes avances en información y solidaridad de las familias ante situaciones como esta, un enorme acto de generosidad que conlleva un intenso trabajo previo de sensibilización y atención, algo en lo que por suerte con el paso de los años poco a poco ha dado sus frutos. Las donaciones son un gesto altruista que salvan vidas, reducen las listas de espera y proporcionan una mayor calidad de vida. Pero a pesar de todos los datos positivos, la lista de espera de personas que viven pendientes de una donación para salvar su vida sigue siendo elevada -en Navarra, 24 personas esperan un riñón, cinco un corazón, cuatro un pulmón y tres un trasplante de hígado-, por eso hay que seguir trabajando para incrementar el número de donantes, y una de las prioridades de la campaña de este año es animar a la sociedad a la donación en vida. De hecho, ALCER plantea reformas legales que garanticen los derechos laborales también de los donantes en vida facilitando una baja laboral temporal que le permita la recuperación médica en caso de que sea activada su donación. Igualmente, se trata de hacer hincapié en la diferencia de género en los donantes en vida, donde las mujeres donan más del doble de órganos que los hombres. Más allá de las estadísticas, los hechos -pese a que los datos de 2016 y 2017 son más positivos que en 2012 y 2013, cuando Navarra descendió a la cola de donaciones-, insisten en que organizaciones sociales e instituciones públicas deben seguir trabajando para incrementar el número de donantes, fallecidos o vivos. El futuro de las donaciones y de los trasplantes de órganos depende, en última instancia, de la decisión de vivir o no de una manera solidaria.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia