Orkoien pide en el Parlamento una solución provisional a la espera de la pasarela sobre la PA-30

Solicitan en una sesión de trabajo un paso de peatones o la regulación por parte de Policía Foral

Jueves, 7 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La rotonda entre Orkoien y Pamplona, paso peligroso para peatones.

La rotonda entre Orkoien y Pamplona, paso peligroso para peatones. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

La rotonda entre Orkoien y Pamplona, paso peligroso para peatones.

pamplona- Ayuntamiento y vecinos de Orkoien acudieron ayer a una sesión de trabajo en el Parlamento en la que trasladaron la reivindicación de un paso seguro en la conexión del municipio con Pamplona.

Consciente de que la ansiada pasarela sobre la PA-30 -con un coste de medio millón de euros- no será una realidad en 2018, el alcalde de Orkoien Carlos Arróniz (UIO) pidió una solución provisional antes de lamentar incidentes graves;un paso de peatones o el control de la rotonda por parte de la Policía Foral. “En Orkoien somos muy brutos”, dijo, y amenazó con movilizaciones. No un viernes a las 18.30 horas, como en la marcha que reunió en marzo a 500 vecinos, “sino un martes a las 13.30 horas. A ver qué dicen los amigos alemanes de Volkswagen”.

Antes Cristina Indaberea, portavoz de la plataforma vecinal, recordó que Orkoien está a solo 4,5 kilómetros del centro de Pamplona y a dos de San Jorge, lugares a los que podrían ir caminando o en bici si no fuera porque se juegan la vida en la rotonda. También explicó el crecimiento del municipio -de 1.400 vecinos en el año 2000 a los 3.900 de la actualidad- y que es una población dinámica, con el 22,61% menor de 20 años, y una cuarta parte entre los 20 y los 40 años.

Por su parte, la arquitecta y asesora del Ayuntamiento Silvia Barbarin puso el foco en la PA-30, “una frontera bestial” que corta el tránsito peatonal que tradicionalmente existía. Por ella circulan diariamente 19.200 vehículos, el 6% pesados. En un “análisis de envidias” respecto a otros municipios cercanos, destacó que Orkoien, y por extensión Olza, no son los únicos “pero casi” incapacitados para tener una conexión peatonal.

apoyo parlamentarioTodos los grupos dijeron compartir la reivindicación de Orkoien. “Hay voluntad para que se solucione esta legislatura”, dijo José Miguel Nuin (IE). Rafael Eraso (Geroa Bai) incidió en la importancia de lograr un “compromiso” de las partes implicadas (Obras Públicas, Orkoien y Pamplona), Luis Zarraluqui explicó que han trasladado una moción “para agilizar el tema”, Carlos Couso (Podemos) insistió en la necesidad de una “acción urgente” y medidas provisionales, Adolfo Araiz (EH Bildu) consideró que “el Gobierno tiene que dar prioridad” y “hacer un esfuerzo” en este sentido, mientras que Guzmán Garmendia (PSN), recordó las enmiendas de su grupo al Presupuesto de 2017 y 2018 para habilitar una partida para este fin. - M.B.