La charla

Ropa inteligente

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

aunque menos de lo que quisiera, me suelo juntar a comer con mis amigos y amigas de cuadrilla de vez en cuando. Me salgo de mi rutina futbolera y disfruto como en el mejor de los partidos. Siendo de Murieta como somos, a todos nos gusta mucho el ciclismo, aunque el balonmano y el fútbol también tienen su hueco en la tertulias. Pero lo que realmente les gusta a esta cuadrilla de globeros es salir a andar en bici. O eso dicen.

En la última comida, les oí una frase que es el colmo de los colmos. Decía Julen, un exciclista de gran estilo, que para andar en bici hoy en día te hace falta de todo menos bici. Lógicamente había cierto humor en su comentario, pero la realidad quizá nos lleve por ese camino.

La tecnología se ha adentrado tanto en el mundo del deporte que la esencia del propio deporte incluso pasa desapercibida. Un buen móvil que te sepa decir los perfiles, la capacidad de sufrimiento o la posibilidad de tormentas es vital. También unas buenas gafas con rayos ultranosequé o por supuesto para andar en bici necesitas tu prueba de esfuerzo eh.

Poco podemos hablar los del fútbol, posiblemente después de la Fórmula 1 que juega otra liga, ahora seamos el deporte con más interés por estar a la requeteúltima.

La FIFA, que puede parecer muy adelantada, lleva un retraso importante con respecto a otras federaciones. La inclusión del VAR (videoarbitraje) que ahora veremos nosotros ya luce desde hace tiempo en otros deportes. Sin embargo los clubes o sobre todo entidades privadas están haciendo estragos los mercados con las nuevas tecnologías que van llegando al poderoso futbol.

Desde miles de ordenadores se quieren hacer equipos perfectos, se quieren hacer jugadores perfectos, se quiere saber todo de todo para que los equipos ganen el domingo.

Ya se oye hablar de ropa inteligente para deportistas y yo me alegro un montón. Pero por favor, hagamos deportistas y futbolistas inteligentes aunque la ropa sea del montón. Suerte que mis amigos lo son.

El autor es técnico deportivo superior

Últimas Noticias Multimedia