ELA denuncia que la brecha salarial se debe “al injusto reparto del trabajo”

El sindicato presenta 25 medidas que entregará al Ejecutivo foral y al Parlamento

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- ELA presentó ayer un informe en el que se analizan las causas y posibles formas de reducir la brecha salarial entre mujeres y hombres, del 28,41% en Navarra, que incluye 25 medidas que ha instado al Gobierno foral a poner en marcha por entender que es “hora de pasar a la acción”.

Así lo manifestaron en conferencia de prensa las responsables de género de este sindicato, María Balda y Leire Txakartegi, quienes avanzaron que el documento se hará llegar al Gobierno y también se explicará en una comparecencia en el Parlamento foral, aunque adelantaron que una de las “claves” de la brecha salarial está en la diferente valoración de los trabajos, minusvalorados los más feminizados y, por ello, peor pagados y con más precarias condiciones.

María Balda expuso la “gravedad” de una situación que constata que en Navarra las mujeres ganan 8.164 euros menos al año que los hombres (28,41 %), un “problema político” cuyo origen está “en la propia organización del sistema capitalista y heteropatriarcal y el injusto reparto del trabajo”.

“Las mujeres ganan 8.164 euros menos al año que los hombres en Navarra”

maría balda

Responsable de género en ELA

Al respecto, advirtió que fundamentalmente son las mujeres quienes asumen los trabajos de cuidados, que no son reconocidos ni social ni económicamente, ya que a los menores salarios se suma una mayor precariedad en los contratos (más contratos eventuales y jornadas parciales), y una minusvaloración de las tareas que vinculan a los hombres las categorías con más pluses, así como el predominio masculino en los puestos más altos.

Las reformas laborales de los últimos años “han empeorado las condiciones de todos los trabajadores, pero especialmente las de las mujeres”, aseguró para lamentar el deterioro facilitado por las subcontratas y por la estatalización de la negociación colectiva. Con todo ello, Txakartegi resumió las 25 propuestas de ELA, que en la línea de la demanda social evidenciada en el último 8 de marzo, trasladarán al Gobierno foral para su puesta en marcha, que abogan por unos presupuestos y políticas públicas “feministas”, y por la reducción de la precariedad laboral que afecta especialmente a las mujeres.

salario de 1.200 eurosEn la Administración, instó a implantar medidas de conciliación adecuadas, horarios flexibles, equiparación de permisos de paternidad y maternidad, un salario mínimo de 1.200 euros, garantía de condiciones iguales y aplicación de la Ley de Contratos Públicos.

Abogaron por el reconocimiento de los cuidados a dependientes como un servicio público “de calidad, gratuito y universal”, y lamentaron que el Parlamento foral no haya admitido la ILP impulsada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria que regulaba un sistema público de protección social de calidad, con el aumento de la Renta Garantizada y otras mejoras como la de garantizar el derecho a la vivienda. Preguntadas por el Gobierno de Sánchez, formado mayoritariamente por ministras, dijeron que “es un gesto” que supone un cambio, pero emplazaron a que el Ejecutivo estatal ponga en marcha “políticas en consonancia”, algo en lo que advirtieron “no tener muchas expectativas”. - E.P.

Últimas Noticias Multimedia