Rato volverá al banquillo por la salida a bolsa de Bankia

El juicio al expresidente del banco, y exvicepresidente de Aznar, y otras 33 personas arrancará el 26 de noviembre

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

madrid-La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado fijar el 26 de noviembre de este año como fecha de arranque del juicio por la salida a Bolsa de Bankia, que sentará en el banquillo de los acusados al expresidente de la entidad y exvicepresidente del Gobierno con Aznar, Rodrigo Rato, y a otras 33 personas más procesadas en la causa. La vista está prevista que se prolongue hasta junio de 2019, según el auto de la Audiencia Nacional.

La instrucción se inició en 2012, y tras seis años de pesquisas se sentarán en el banquillo una treintena de exconsejeros y antiguos directivos del grupo, entre ellos su primer presidente, Rodrigo Rato, para quien la Fiscalía pide cinco años de prisión por presunta estafa en la salida a bolsa.

De acuerdo con el auto de los magistrados, las sesiones se celebrarán en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) y están fijadas hasta el mes de junio del año que viene. Se da la circunstancia de que la presidenta del tribunal, la magistrada Ángela Murillo, ya enjuició el caso de las tarjetas black, pieza separada de la causa Bankia.

Así, se sentarán en el banquillo de los acusados por delitos de falsedad en las cuentas anuales de los ejercicios de esos años y fraude de inversores, un total de 31 personas físicas y 3 jurídicas, que son Bankia, Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y la auditora Deloitte. El tribunal acuerda la inclusión en el procedimiento de 12 acusaciones particulares -entre ellas la Abogacía del Estado- y dos populares, que ejercerán, al igual que en la vista de las tarjetas black, la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) y la Confederación General del Trabajo (CGT).

El magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu fijó el pasado mes de noviembre la apertura de juicio oral tras haber recabado en cinco años de investigación, “indicios racionales” que demuestran que los administradores de Bankia aprobaron unas cuentas maquilladas sobre las entidades que administraban y que no reflejaban la verdadera situación de la misma.

perjuicio para los accionistasEl fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, ejerció la acusación contra Rato, para el que pide cinco años de cárcel;el exvicepresidente José Luis Oliva para el que pide cuatro años;y contra los exconsejeros José Manuel Norniella y Francisco Verdú Pons para quienes pide tres años y dos años y siete meses, respectivamente.

En su escrito de acusación, el fiscal expuso que la excúpula de la entidad que preside Ignacio Goirigolzarri es la culpable en este procedimiento por no reflejar la imagen fiel de la entidad con el fin de obtener “a toda costa” los fondos necesarios para cubrir las exigencias de capital.

Sin embargo, en un primer momento el juez instructor y luego la Sala consideraron igualmente responsable de los hechos a otros vocales, administradores y consejeros del banco por “no actuar para evitar” que se remitieran los estados financieros individuales y consolidados correspondientes a los ejercicios 2010 y siguiente “con el consiguiente perjuicio tanto para los que posteriormente suscribieron acciones de la mercantil cotizada, como para el Estado”.

Los acusados son los exdirectivos de Bankia Rodrigo Rato, José Luis Olivas, Francisco Pons Alcoy, Francisco Verdú Pons, Miguel Ángel Soria Navarro, Ildefonso Sánchez Barcoj y Sergio Durá Mañas.

Además de los exconsejeros de la entidad: Arturo Fernández, Javier López Madrid (también investigado en las causas de Lezo y Púnica), Antonio Tirado Jiménez, Antonio Ibáñez González, Araceli Mora Enguidanos, Francisco Juan Ros García, José Antonio Moral Santín, José Manuel Serra Peris, José Manuel Fernández Norniella,Pedro Bedía, Rafael Ferrando, Jorge Gómez, Agustín González, Remigio Pellicer, Mercedes Rojo, Ricardo Romero de Tejada, José Manuel Suárez, Ángel Daniel Villanueva, José Rafael García Fuster, Ángel Acebes, Francisco Baquero, Jesús Pedroche, José María de la Riva, Estanislao Rodríguez Ponga y Francisco Celma, este último por ser la persona de Deloitte que auditó las cuentas. - E.P/Efe