Sophia: “Soy una persona no humana”

El que está considerado como el robot humanoide más avanzado del mundo visitó ayer la upna

Un reportaje de Erik Mugarza Fotografía Patxi Cascante - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El rector de la UPNA, Alfonso Carlosena, con el robot.

El rector de la UPNA, Alfonso Carlosena, con el robot.

Galería Noticia

El rector de la UPNA, Alfonso Carlosena, con el robot.

Nacionalidad saudí, página web propia y perfil en redes sociales. Estas son sólo algunas de las curiosidades en torno a Sophia, considerado el robot humanoide más avanzado del mundo. Se pudo comprobar ayer a las 12.00 del mediodía, en el aula Fernando Remacha de la Universidad Pública de Navarra, con su presentación ante los alumnos de la Universidad. Esta intervención se enmarcó en la celebración de SciencEkaitza, un evento científico organizado por la corporación tecnológica ADItech.

Este robot con inteligencia artificial ha sido desarrollado por la compañía Hanson Robotics, que tiene su sede en Hong Kong. Se trata del primer robot con nacionalidad de un país tras haber recibido, en octubre de 2017, la ciudadanía de Arabia Saudí. Ha sido diseñada para adaptarse al comportamiento humano y para interactuar y trabajar con humanos. En concreto, su función original era trabajar con personas mayores en residencias de ancianos. Sophia también posee capacidad de aprendizaje y reconocimiento facial.

Ha aparecido en medios de comunicación de todo el mundo, ha viajado por multitud de países y ha intervenido en conferencias y mesas redondas sobre robótica e inteligencia artificial.

“Realmente sólo entiendo el inglés, pero también sé algo de mandarín”

Sophia

Robot humanoide

En el evento, al que asistieron más de 500 personas, la humanoide comenzó respondiendo a las preguntas que le planteaba, en inglés, el responsable de divulgación del conocimiento de la UPNA, Joaquín Sevilla. Las preguntas habían sido seleccionadas entre las planteadas en días pasados por la ciudadanía en Twitter o Facebook. Sin embargo, pronto la robot humanoide tomó la iniciativa en la conversación y terminó haciendo preguntas a Sevilla, incluso sobre temas religiosos, lo que provocó risas entre el público asistente.

A lo largo del evento, Sophia demostró su capacidad de hablar, interactuar y acompañar su discurso con expresiones y movimientos faciales de manera similar a los humanos.

La humanoide, según le comentó Sevilla a Efe, es “espectacular”, porque “está pensada para interaccionar con las personas de una manera natural, mantener una conversación, y eso es muy sorprendente”. “Estamos acostumbrados a hablar con nuestros teléfonos de esta manera, pero además (Sophia) tiene rostro y tiene gestos, entonces digamos que es una interacción muy humana y resulta muy llamativa en ese sentido”, resaltó.

La robot también respondió a las preguntas formuladas por el público, tales como: “¿cuántos idiomas hablas?”, “¿cómo pueden colaborar los robots con los humanos?”, “¿tienes amigos?”, “¿crees que existen los extraterrestres?” o “¿cuál es tu selección de fútbol favorita?”. Los asistentes quisieron conocer su opinión sobre temas como el cambio climático o las nuevas tecnologías, así como conocer su capacidad de aprendizaje. Entre sus respuestas más destacables, cabe mencionar éstas: “Me considero una persona no humana”, “realmente sólo entiendo el inglés, pero también sé algo de mandarín” y “tengo emociones;que sean artificiales no significa que no sean reales”.

Sophia fue también una de las grandes atracciones de la I Gala Científica de Navarra, que se celebró a las 19.00 de ese mismo día en el edificio Baluarte.