Alaska y Mario vuelven a sus orígenes en un programa con “alma y verdad”

Regresan el 10 de junio a MTV, Comedy Central y Paramount Network con la quinta temporada

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Alaska y Mario Vaquerizo, en una imagen promocional.

Alaska y Mario Vaquerizo, en una imagen promocional. (MTV)

Galería Noticia

Alaska y Mario Vaquerizo, en una imagen promocional.

Madrid- Alaska y Mario Vaquerizo regresan el 10 de junio a MTV, Comedy Central y Paramount Network con la quinta temporada del programa en el que muestran su vida “tal cual” a los espectadores, en la que viajarán a sus orígenes, desde el barrio de Vicálvaro de él al México de Olvido.

Será por tanto un “programa con alma” y, como siempre, han asegurado hoy durante su presentación, grabado actuando como si las cámaras no estuvieran. “Ése es el éxito, transmitir la verdad. No hacemos nada que no hagamos habitualmente, no hay nada forzado y nunca hemos hecho nada que no quisiéramos”.

Solo Mario, que reconoce que padece “incontinencia verbal” tiene que cortarse “con los tacos” y con “no enseñar la marca de cerveza” que habitualmente le acompaña, su fuente de “vitamina B, porque la A la tengo con Alaska y la C con naranjas”, bromeó.

Aunque llevará por título El huracán mexicano, porque mientras decoran su estrenada Casa Bibiana organizan unas vacaciones al país de Olvido Gara, también viajarán a la infancia de su pareja, como cuando visitan la escuela en la que estudió en compañía de su antigua directora.

un nuevo escenarioUn partido del Atlético en el Wanda Metropolitano, la actualización del mítico tema de Alaska Huracán mexicano o la elección de vestuario para un concierto de las Nancys Rubias darán paso en los próximos capítulos a un nuevo escenario, México, donde tendrán como guía de su capital a Ana Torroja, se quedarán sin aliento subiendo a las pirámides de Xochimilco, se probarán vestidos de “quinceañeras” y bailarán en la sala de fiesta Spartacus.

Como es habitual, por el programa pasarán conocidos amigos de la pareja, como Pedro Almodóvar, Bibiana Fernández, los Javis, la familia Flores, Manuel Bandera o las hijas de Bimba Bosé.

Éste último encuentro o el momento en el que eligen qué cuadros de su amigo David Delfín cuelgan en su nueva casa provocarán las lágrimas de Mario Vaquerizo, quien advirtió de que ha llorado “mucho” en esta edición, “por emoción y por tristeza”.

Pero la mayoría de los momentos serán de diversión y alegría, especialmente en México, un país que Vaquerizo ha redescubierto para encontrar que su pareja tuvo allí “una infancia maravillosa gracias a sus padres”.

De México le ha enamorado su “buena vibra”, su cultura, los mariachis, con la indumentaria “más sexy del mundo” y, en general, la “actitud de un país que es capaz de reírse de todo, hasta de la muerte”.

A ambos les encanta la “cultura del reality”, aunque se le tache de “telebasura”, y confían en que haya más temporadas de un proyecto que iniciaron en 2011 y les permite continuar con sus carreras, ya que Mario Vaquerizo debutará próximamente como concursante de MasterChef Celebrity y está de gira con las Nancys Rubias mientras prepara la producción del nuevo disco de Fangoria, que verá la luz en febrero de 2019. - Efe

etiquetas: programa, alaska, mario

Últimas Noticias Multimedia