Fallece a los 82 años la pintora navarra Isabel Baquedano

Maestra de muchos artistas navarros, su obra fue trascendental en la renovación de la pintura figurativa de los años setenta

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- La artista plástica Isabel Baquedano (Mendavia, 1936) falleció el miércoles en Madrid a los 82 años, según destacó el Museo Bellas Artes de Bilbao. Esta pintora, que se formó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y ejerció como profesora de dibujo desde 1957 en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona, nos deja una obra, de apariencia humilde, fue trascendental en la renovación de la pintura figurativa española de los años setenta.

Baquedano pertenece a la generación de pintores como Aquerreta o Morrás y, al igual que estos, ha sido maestra de muchas generaciones de pintores navarros que llevan su sello. La de Mendavia siempre se había manifestado como una pintora con un estilo aparentemente realista, aunque sus obras se caracterizan por la necesidad plástica de una imagen propia, donde combina la figura y el paisaje con un trasfondo plenamente humano. En sus obras deja claro su dominio del dibujo y el color a través de creaciones figurativas que superan el realismo para llegar a espacios de fantasía.

Comenzó su actividad expositiva en 1936 con la Galería Atril de Madrid y desde entonces ha participado en más de cincuenta exposiciones individuales y colectivas, entre las que destaca su participación en la feria de Arco. De hecho, Baquedano fue una de las artistas con las que contó el Museo de Navarra para la muestra Reflexión/Inflexión: presencia de las mujeres en el Museo de Navarra en 2016. En ese momento, esta artista, que pocas veces aparecía en eventos públicos, dijo que “realizar una obra es algo innato”. Asimismo, consideró que tanto el proceso creativo como la obra final “son la misma cosa, no hay proceso creativo sin pensar en el final”. “El arte va apareciendo, yo no pienso en el final, pero lo único que quiero es que cuando llegue ese final pueda considerar que es válido”, añadió. Aunque indicó que en su trayectoria las ayudas y los premios hubieran tenido un papel “nulo”, sí afirmó que “las galerías” le habían ayudado, pero porque “también están interesadas”.

Entre las colecciones que poseen obra suya figuran el Museo de Navarra, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, la Fundación Coca Cola o el Museo Bellas Artes de Bilbao, entre otros. - D.N.