Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La inspección a 650 servicios sociales busca la excelencia con más asesoría que multas

La inspección puntúa con 8,5 sobre 10 la atención de las residencias geriátricas navarras - En 2017 hubo 32 denuncias y se indagó a 84 perceptores de Renta Garantizada

Lola Cabasés Hita / Iñaki Porto - Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La atención a los recursos para personas mayores, en el punto de mira de la actividad inspectora.

La atención a los recursos para personas mayores, en el punto de mira de la actividad inspectora. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

La atención a los recursos para personas mayores, en el punto de mira de la actividad inspectora.

“La calidad de los servicios sociales navarros tiene un notable alto”

pamplona - El servicio de inspección de los servicios sociales de Navarra aboga por un sistema “más pedagógico que sancionador. Queremos ser más asesores que controladores, sin dejar lo del control ya que somos la autoridad en el ejercicio de nuestras funciones”, afirmó ayer el jefe de Inspección de Servicios Sociales de Navarra, Carmelo Ayerra Gurpegui, quien añadió que “no queremos que nos tengan miedo” y “sí contribuir a que la atención en los servicios sociales ponga a la persona en el centro del sistema”. La segunda jornada del I Encuentro Nacional de Inspección de Servicios Sociales que se celebra en Pamplona con asistencia de 80 inspectores de 15 comunidades autónomas estuvo centrada ayer en las residencias de las personas mayores y en la necesidad de abordar un cambio de modelo asistencial que permita dar el protagonismo a las personas usuarias. Precisamente la labor de la inspección para este año 2018 en Navarra incide en el control de que haya presencia adecuada y proporcional de personal en todas las franjas horarias en los centros asistenciales. Este encuentro de profesionales inaugurado el miércoles por Uxue Barkos tiene por objeto proporcionar un espacio de debate en el que compartir experiencias entre los profesionales de las distintas CCAA. “Navarra -apuntó Ayerra- tiene competencias de inspección en toda la cartera de servicios sociales, dirigidos al conjunto de la población (menores, mayores, etc) y en el departamento, al igual que en otras CCAA, estamos en un proceso de modificación de la normativa. Jamás se había hablado de que los inspectores e inspectoras fuesen expertos en ética, que la ética se incorporara a las inspecciones y ahora sí”. El servicio foral de inspección de servicios sociales lo integran un equipo de cinco personas, si bien cuenta con el apoyo de la Policía Foral, y de toda la red sanitaria, de servicios sociales y de otros departamentos del Gobierno de Navarra para poder comprobar que los servicios se prestan correctamente. Ayerra cifra en 650 los centros y servicios, públicos y privados, susceptibles de ser inspeccionados que prestan atención a más de 5.000 personas y lo que reivindica es ejercer también una labor asesora para mejorar la calidad. “Somos inspectores, eso no lo duda nadie, inspeccionamos y sancionamos, aunque nos cuesta sancionar. Sacamos muchas más tarjetas amarillas que roja directa”, aseguró Ayerra. reticentes a las multas elevadas El jefe del servicio también aludió a la necesidad de modificar algunos de los aspectos del régimen sancionador. “Por ejemplo, una falta grave está penalizada con multas de entre 12.001 y 60.000 euros. Si se trata de una residencia pequeña, esta sanción puede dar al traste con la viabilidad del centro. En otras comunidades establecen multas de 150 euros”. “Somos reticentes a poner estas multas pero que quede claro que si hay que ponerlas, las ponemos. Lo que si es cierto es que hemos pedido que se modifique la graduación de las faltas. Que nuestra labor sea más pedagógica y de asesoramiento”. 2017: 32 denuncias y 173 inspecciones Durante el año 2017, se incrementó sensiblemente el número de inspecciones realizadas respecto al año anterior. En concreto, el servicio de Inspecciones del departamento de Derechos Sociales recibió 32 denuncias (28 en 2016), de las que se archivaron 6, se realizaron otras 6 advertencias, 26 requerimientos, 19 recomendaciones de mejora;se abrió un expediente sancionador y hubo dos traslados a la Agencia Navarra de Autonomía de las Personas (ANADP). En cuanto a visitas ordinarias, el personal del servicio realizó 173 visitas (frente a 55 del año anterior), 40 de ellas a servicios de atención a menores 0-3 años en domicilios de personas cuidadoras y hubo 1 advertencia, 1 requerimiento, 1 recomendación y 6 ceses de actividad. Además se realizaron 133 visitas a centros residenciales, centros de día, estancias diurnas del área de mayores dependientes (12 en residencia) y centros de día y ocupacionales del área de discapacidad. Como resultado de estas comprobaciones, se emitieron 32 advertencias, 198 requerimientos, 136 recomendaciones y 8 traslados a la ANADP. Por otro lado, se tramitaron 103 expedientes de tramitación administrativa. Del mismo modo, los inspectores indagaron 84 casos de cobro de Renta Garantizada, de los que en 37 se acordó su extinción y 8 fueron suspendidos de prestación. Ayerra precisa respecto a la Renta Garantizada que desde el año pasado “ya no se hace un muestreo cogiendo un número de casos al azar, sino que son los servicios sociales de base los que nos indican que inspeccionemos si hay sospecha de incumplimiento de requisitos”. valoración positiva El equipo de inspección espera poder ampliar sus recursos humanos aunque, “es un tema de Personal”, indica Ayerra quien destaca que en esta legislatura han logrado afianzar las 3 plazas de inspectores, ya que antes estaba solo. En cuanto a los resultados de las inspecciones, el jefe del servicio comenta que los datos no son alarmantes. “Las reclamaciones principales en Navarra son de índole sanitario: caídas en los centros y tratos inadecuados a personas usuarias. No ha habido casos graves”. Aunque también hay incumplimientos de normativas. Hace unos años se cerró una residencia de ancianos. En lo que respecta al funcionamiento de los centros residenciales, Carmelo Ayerra asegura que “el grado de satisfacción es elevado. En este momento se puntúa 8,5 sobre 10 la calidad de los centros residenciales de Navarra, lo que no significa que no haya errores que, por supuesto, si los hay, hay que corregir. La situación de los centros es muy buena, pero queremos ser excelentes”, afirma el jefe del servicio de Inspección. Considera también que lo que se ha avanzado en los reglamentos de los centros, abriendo a la participación de usuarios y familias, ha supuesto notables mejoras en la atención. “La sociedad va por delante de la Administración y nos empuja a cambiar modelos. Hemos pasado de prohibir entrar en las habitaciones, en el comedor, en determinados espacios de visitas, a atender las demandas de las familias, como debe de ser. Familiares que quieren esta con su familiar de la residencia, darle de comer... Se ha ganado mucho con los consejos de participación, en los que las personas tienen que acostumbrarse a decir lo que quieren”. Los profesionales de la atención están cambiando el chip y ahora les toca a los inspectores, se comentaba ayer en este primer encuentro de CCAA, un nuevo modo de hacer no exento de dificultades. en corto El encuentro. Pamplona acoge desde este miércoles y hasta hoy en el Hotel Iruña Park a más de 80 profesionales de la inspección de los servicios sociales, llegados de todas las administraciones del estado (se han ausentado las CCAA de Andalucía, Madrid y Galicia). El I Encuentro, organizado por iniciativa navarra, pretende unir criterios y compartir actuaciones para mejorar el mecanismo encargado de garantizar una atención social de calidad. Hoy, denuncias y justicia. El papel de la Administración, su responsabilidad, en la calidad de los Servicios Sociales, de la mano de la directora gerente de la ANADP, Inés Francés;la de Justicia, cuyo orden contencioso-administrativo, resuelve los conflictos, que será explicado por la magistrada Ana Irurita, y la tarea de los defensores del pueblo, receptores de una buena parte de las reclamaciones ciudadanas en la materia, a cargo del defensor del pueblo de Navarra, Javier Enériz, protagonizan la jornada de hoy que será clausurada por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra. Inspección en Navarra. El equipo de inspección en Navarra lo integran cinco personas, a las que se suman Policía Foral y los servicios del Gobierno de Navarra. Cada año aprueba un plan de acción y para este se incide en la presencia proporcional de personal en los centros asistenciales en todas las franjas horarias. El asesoramiento a los centros está también en el eje del plan. Se comprueba este año la ocupación real y detallad de las residencias, la valoración de las personas dependientes haciendo hincapié en la veracidad de los datos. Además, de la Renta Garantizada y otros servicios. denuncias en 2017 32 El servicio de Inspecciones del departamento de Derechos Sociales recibió 32 denuncias (28 en 2016), de las que se archivaron 6, se realizaron otras 6 advertencias, 26 requerimientos, 19 recomendaciones de mejora;se abrió un expediente sancionador. El equipo realizó además 173 visitas (frente a 55 del año anterior), 40 de ellas a servicios de atención a menores 0-3 años en domicilios de personas cuidadoras y hubo 1 advertencia, 1 requerimiento, 1 recomendación y 6 ceses de actividad. Además se realizaron 133 visitas a centros residenciales y se inspeccionaron 84 casos de Renta Garantizada.