Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Lourdes Bermejo gerontóloga asesora de lares

“Un centro residencial, además de limpio y adaptado, es un lugar de vida de personas”

Lourdes Bermejo trabaja con 18 residencias geriátricas de Lares en una atención más flexible, centrado en la persona

Viernes, 8 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Francesca Cerdo i Pasqual (Fundación Matia) escucha a Lourdes Bermejo en su intervención.

Francesca Cerdo i Pasqual (Fundación Matia) escucha a Lourdes Bermejo en su intervención. (Foto: Iñaki Porto)

Galería Noticia

Francesca Cerdo i Pasqual (Fundación Matia) escucha a Lourdes Bermejo en su intervención.

pamplona- Doctora en Ciencias de la Educación y Gerontóloga, Lourdes Bermejo intervino ayer en el I Encuentro Nacional de Inspección de los Servicios Sociales para explicar cómo se ve a la inspección desde el modelo de atención integral centrada en la persona. La experta no ocultó que se les sigue viendo con cierto temor y apeló a la necesidad de que se impliquen en el nuevo modelo de atención a la persona, un modelo de atención más flexible y de respeto de derechos.

Lourdes Bermejo ha participado esta semana también en la estrategia planteada por Lares Navarra, asociación que agrupa a 39 residencias de Navarra de las que 18 se han involucrado en un proceso de cambio. Bermejo realiza con el personal de estas residencias un programa de asesoramiento y acompañamiento, de buenas prácticas, centrado en la persona.

“Lo que necesitan las personas mayores para vivir bien su vejez no es lo mismo ahora que hace 20 años, en el sentido de que no solo necesitan estar bien cuidadas y tener sus necesidades básicas cubiertas, que lo damos por hecho, sino tener escenarios de relación, de participación ciudadana, de control de sí mismas, de tomar decisiones, de sentirse realizadas, de hacer cosas que les interesan aunque tengan limitadas sus capacidades;lo que llamamos el modelo centrado en la persona que cuida más los derechos fundamentales de las personas en situación de fragilidad, dependencia o discapacidad”.

“La Casa de Misercordia de Pamplona es un resort;como una gran ciudad con 5 o 6 residencias”

Lourdes Bermejo

Gerontóloga

llamada a los inspectoresDefiende Lourdes Bermejo que “parte del sector estamos avanzando mucho en esta visión, que implica también cambios estructurales, físicos, para hacer los centros más flexibles a los criterios de las personas que viven en ellos. Y ahora, lo que necesitamos es que la inspección conozca qué estamos haciendo;que se empape y se forme;que un centro además de limpio y adaptado, es un lugar de vida de personas”.

Ayer habló de las unidades de convivencia, una realidad para la que hay que mirar a Europa donde hace 30 años que no se construyen residencias de la envergadura de las que se hacen aquí.

Defiende que estas unidades de convivencia se pueden adaptar a las residencias convencionales. Esta semana ha estado en la Casa de Misericordia de Pamplona, “un resort en el sentido de que es como una gran ciudad, que alberga cinco o seis residencias. Estoy convencida de que si tuvieran recursos, podrían hacer un pilotaje de vivienda compartida con apoyos, que es la unidad de convivencia”.

Bermejo volverá en seis meses o un año para continuar la formación de profesionales, unas 72 personas, que pondrán en marcha estas iniciativas. “Lares Navarra está siendo pionera en España en este cambio de modelo”. Una iniciativa ante la que los profesionales han mostrado “gran receptibilidad. Ven dificultades porque es un cambio difícil que requiere tiempo y, sobre todo, la implicación y convencimiento de las familias de las personas usuarias. “A veces la hija, el hijo quieren que la madre haga rehabilitación y a ella no le interesa, no le apetece, prefiere hacer otra cosa. Hay conflicto de intereses cuando, en realidad, la persona no pide nada incoherente. Simplemente quiere seguir siendo ella. Podrá estar incapacitada, pero si no le gustan los plátanos, no le gustan. Las limitaciones, a veces, no vienen de los equipos”. - L.C.H.