triatlón

El Club Montañero Estella celebró la fiesta finalista en Larraiza

El programa incluyó una acampada txiki de víspera y subida al refugio y comida el domingo

maite gonzález - Sábado, 9 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Mariola Urabayen, a la izquierda, en el podio del Triatlón Aritzaleku.

Mariola Urabayen, a la izquierda, en el podio del Triatlón Aritzaleku. (Foto: cedida)

Galería Noticia

Mariola Urabayen, a la izquierda, en el podio del Triatlón Aritzaleku.Montañeros y montañeras adultos y txikis recibieron medallas por practicar esta actividad.La fiesta incluyó distintas actividades, como ‘herri kirolak’.

estella-lizarra. El Club Montañero Estella-Lizarrako Mendizale Elkartea celebró el domingo la fiesta finalista en el refugio de Larraiza, una cita anual que reúne a los y las montañeras que comparten un día de hermandad. La jornada discurrió con una agradable climatología e incluyó subida de los y las participantes hasta el refugio de Larraiza, así como actividades durante toda la mañana y comida popular a mediodía.

Buena parte de los asistentes se citaron a primera hora de la mañana en el Monasterio de Iranzu para ascender desde allí a Larraiza por una bella ruta de montaña. Una vez allí, los y las integrantes del club tenían todo preparado para disfrutar del día.

Así, la fiesta finalista del Club Montañero Estella-Lizarrako Mendizale Elkartea incluyó primero un almuerzo popular. Después, los niños y niñas pudieron disfrutar de piñatas y también hubo herri kirolak, con soka tira entre pequeños y mayores, por ejemplo.

Hacia media mañana se recordó a los montañeros ausentes y se entregaron las medallas a las y los montañeros en reconocimiento a la práctica de esta afición durante todo el año. Tanto adultos como niños y niñas recibieron con ilusión estas medallas. Con este acto se animó a seguir en el monte. Para finalizar, se bailó un aurresku amenizado por txistularis. A mediodía, buena parte de los y las asistentes compartieron una comida popular a base de ensaladas, calderete y postre. Toda la jornada estuvo amenizada con música. Después de comer y a lo largo de la tarde los montañeros fueron descendiendo desde el refugio de Larraiza para regresar a sus casas.

acampada nocturnaComo paso previo a esta fiesta finalista del Club Montañero, el colectivo organizó de víspera una jornada de escalada y acampada para los y las txikis. Así, acompañados de integrantes del Club Montañero, un animado grupo de niños y niñas participó el sábado por la mañana de unas horas de escalada en las peñas de Erául. Desde allí, por la tarde ascendieron al refugio de Larraiza, donde cenaron y pasaron la noche. Tras amanecer allí, el domingo disfrutaron de la fiesta finalista, a la que se sumaron sus familiares.