Sanfermines del 78, un acto de justicia y reparación para la ciudad 40 años después

El Gayarre escenificó la entrega del dictamen de la Comisión de la Verdad
Familiares, peñas, Consistorio y expertos piden la reapertura de los sumarios y abogan por una querella criminal

Mikel Bernués | Javier Bergasa - Sábado, 9 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Familiares de Joseba Barandiaran, asesinado en Donostia en una manifestación en protesta por la muerte de Germán, fueron homenajeados ayer.

Familiares de Joseba Barandiaran, asesinado en Donostia en una manifestación en protesta por la muerte de Germán, fueron homenajeados ayer. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Familiares de Joseba Barandiaran, asesinado en Donostia en una manifestación en protesta por la muerte de Germán, fueron homenajeados ayer.Josu Chueca, Amaia Kowasch, Nerea Pérez, Jacinto Lara, Pepe Uruñuela y Begoña Zabala, integrantes del grupo de trabajo que ha elaborado el informe técnico documental sobre Sanfermines del 78, tras la entrega del dictamen al alcalde Joseba Asiron.Asiron abraza a Fermín Rodríguez, hermano de Germán, durante el acto oficial en el que entregó a los familiares un ramo de flores.Txaro Pardo (Peñas), José Ramón Pérez de Mendizábal (herido de bala en la plaza), la moderadora Pili Yoldi, Jacinto Martínez (concejal por el tercio familiar en 1973) y Pepe Uruñuela (abogado que llevó varias causas sobre los hechos), en la mesa redonda.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- “¿Qué? ¿Quién? ¿Por qué?”. Las tres preguntas proyectadas en el escenario del Teatro Gayarre, repetidas con insistencia desde hace demasiado tiempo, encontraron ayer sus primeras respuestas. Pamplona celebró la presentación pública del dictamen del grupo de trabajo sobre los sucesos de Sanfermines de 1978. Un acto para arrojar luz. “40 años, la hora de la verdad”, se leía un poquito más abajo en la misma proyección.

A la imagen le sucedieron después ruidos de sirenas y de balas. Muchas balas -se contaron más de un centenar de proyectiles, 5.000 pelotas de goma y 2.000 botes de humo lacrimógeno- en un pequeño documental encargado por el Ayuntamiento que puso en situación a los asistentes que ocupaban tres cuartas partes del patio de butacas. Las mismas balas que a las 22.20 horas del 8 de julio acabaron con la vida de Germán Rodríguez en la confluencia de las avenidas Carlos III y Roncesvalles.

“Este acto pretende corregir una deuda que tenía el Ayuntamiento desde aquellos infaustos Sanfermines. Hoy es un día histórico porque por primera vez la institución que actualmente presido cumple lo que debería haber cumplido hace ya 40 años. 40 años de silencio, 40 años de indignación. 40 años de lucha por recuperar una memoria que se ha querido silenciar bajo el pesado manto de la impunidad”, expresó el alcalde Joseba Asiron en su intervención.

“Pamplona fue víctima aquel 8 de julio de un ataque injustificado, un agravio a la ciudad y a sus habitantes que no ha sido reconocido ni juzgado”, continuó el primer edil, que agradeció el incansable trabajo de las asociaciones “que nos han llevado hasta aquí”, y la labor del equipo investigador, con su posterior dictamen que “nos da importantes claves sobre lo que sucedió y cómo actuar de ahora en adelante”. Asiron quiso acordarse expresamente de Germán y de Joseba Barandiaran, asesinado días después en una manifestación en Donostia -con los familiares de ambos presentes en el acto-, y aprovechó para colar en su honor unos versos de Silvio Rodríguez: “Esos dos caminantes con idéntica suerte ya se han hecho gigantes, ya burlaron la muerte”.

la comisión de la verdadActo seguido se procedió a la entrega del dictamen. El informe técnico documental, elaborado a instancias del Ayuntamiento de Pamplona por Emilio Majuelo y Juan Carlos García, de la UPNA, y en cuyo grupo de trabajo participaron junto con Josu Chueca, Pedro Ibarra, Amaia Kowasch, Pepe Uruñuela, Begoña Zabala, Jacinto Lara y Nerea Pérez. Estos dos últimos quisieron responder al qué y al quién (el porqué es más difícil de entender) y explicaron la metodología y detalles de su trabajo.

“Los sucesos consistieron básicamente en una actuación policial sumamente violenta, brutal y salvaje contra la ciudadanía de Pamplona en su conjunto”, argumentaron, y explicaron que el dictamen recoge hechos relevantes en ese período convulso para contextualizar lo que aquí sucedió, como los estados de excepción de 1975 en el País Vasco, los fusilamientos del 27 de septiembre de ese año, las huelgas de 1976 con sus consiguientes represiones, la masacre de Vitoria, Montejurra, Santurtzi...

En ese contexto, y tras lo sucedido en Pamplona, se incoaron cinco procesos judiciales, “todos archivados sin una investigación exhaustiva y sin que se procesara ni condenara a ninguno de los responsables de las graves violaciones punibles de derechos humanos que se cometieron”, consideraron.

¿quién?Después de asegurar que el análisis de la documentación evidencia “la nula voluntad” investigadora de la justicia y la “obstaculización constante” de los organismos policiales, Pérez y Lara pusieron nombre y apellido a los culpables, citando al que fuera ministro de Interior Rodolfo Martín Villa como máximo responsable.

“Desde el grupo de trabajo consideramos fundamental solicitar la reapertura de los sumarios”, expresaron también, así como la identificación y declaración de los intervinientes. “Pensamos que podría ser mediante la presentación de una querella criminal que se interpusiera por el propio Ayuntamiento, a quien consideramos legitimado”, querella que podría tramitarse de forma conjunta con familiares o víctimas.

carta y mesa redondaEl momento más emotivo de la tarde llegó justo después, cuando un actor recitó a viva voz la carta de Fermín a su hermano Germán que reproducimos íntegramente bajo estas líneas, pidiendo de antemano perdón por posibles errores en la transcripción. El Gayarre respondió con un sentido aplauso, y Joseba Asiron, y por extensión toda la ciudad, homenajeó después a las familias de Germán y Joseba con sendos ramos de flores. Una mesa redonda con distintos protagonistas de aquellos sucesos -desde las peñas a la política, pasando por un herido de bala o el abogado cuyo despacho llevó varios casos al respecto- y una actuación musical pusieron el broche a un acto que contó con una nutrida representación institucional, con la consejera de Interior Beaumont, la eurodiputada Izaskun Bilbao, parlamentarios y miembros de la Corporación.

“No hay mejor homenaje para víctimas, familiares y ciudadanía que ofrecer justicia y revertir una situación de impunidad largamente mantenida ante crímenes tan sumamente graves”, apostillaron Pérez y Jara en su intervención.

Últimas Noticias Multimedia