Simona Halep gana su primer Grand Slam. El rey y el príncipe

Roland Garros Nadal busca su 11º título ante Thiem, que le batió hace un mes (15.00h, ‘Dmax’)

Antonio Torres del Cerro - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Nadal, en su duelo de semifinales ante Del Potro.

Nadal, en su duelo de semifinales ante Del Potro.

Galería Noticia

Nadal, en su duelo de semifinales ante Del Potro.Thiem devuelve una pelota ante Cecchinato. Fotos: Efe

París- Rafael Nadal, el indiscutible rey de la tierra batida, y Dominic Thiem, considerado su heredero en esa superficie, pelean hoy (15.00 horas, Dmaxy Eurosport) por levantar la Copa de los Mosqueteros de Roland Garros, que sería la undécima para el español y la primera para el austríaco.

Siete años y medio separan a Nadal, que acaba de cumplir 32, y a Thiem, que hace 25 en septiembre, aunque a los dos les une su voracidad en la arcilla. La tremenda temporada de ambos en esa superficie habla por sí sola.

El español, número uno mundial, tiene 25 partidos ganados y una sola derrota en la gira en arcilla, precisamente ante el austríaco en los cuartos de final del Mutua Madrid Open (7-5 y 6-3), hace poco más de un mes.

Thiem, tenista de golpes demoledores y rápido de piernas, parece ser el único que en los dos últimos años ha hallado la criptonita para desactivar a Nadal en la arcilla.

El jugador de Wiener Neustadt, quien este año tiene en la tierra batida 28 encuentros ganados y dos derrotas, le venció también hace cerca de un año en los cuartos de final de Roma.

Sin embargo, el español suma más títulos que su rival del domingo: Montecarlo, Roma y Barcelona, frente a Lyon y Buenos Aires. También juega a favor de Nadal su fiabilidad en las finales. Las otras diez que disputó en la cancha Philippe Chatrier las ganó, la última de ellas el pasado año 2017 ante el suizo Stan Wawrinka.

“Es un día para estar felices. Son once veces de estar en una final como Roland Garros (...) Parece que es lo lógico, pero no lo es, no quiero que así lo sea”, manifestó el tenista balear nada más sellar su pase a la decisión de la arcilla parisina.

Los números del mallorquín en el torneo de tierra batida por excelencia asustan, pues cuenta con 85 encuentros vencidos y solo dos perdidos, uno ante el sueco Robin Söderling en los octavos de 2009 y otro ante Novak Dkojovic en los cuartos de 2015.

Nadal busca agrandar su ya exuberante palmarés de 78 títulos, 16 de ellos Grand Slam, entre los que figuran 10 Copas de los Mosqueteros (2005, 2006, 2007, 2008, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2017), más que ningún otro tenista en la historia y a mucha distancia del segundo, el extenista sueco Björn Borg, quien acumula seis.

Asimismo, un triunfo hoy le daría su 17º Grand Slam y se acercaría a los 20 del suizo Roger Federer. Igualaría de paso el récord de la australiana Margaret Court, quien también se alzó con once grandes de un mismo torneo (Open de Australia entre 1960 y 1973).

Si Nadal representa la jerarquía, Thiem encarna la revolución. El austríaco (10 títulos en su haber, todos menores) está empeñado en destronar al español, contra el que perdió en las semifinales de Roland Garros de 2017.

“Sé como jugar contra él. Tengo un plan. Intentaré todo para que mi plan funcione aquí también y no solo en Madrid o Roma”, avisó el aspirante, debutante en la final de un Grand Slam.

Thiem quiere reeditar los pasos de su compatriota Thomas Muster, quien desde 1995 figura como el único austríaco que ha ganado la Copa de los Mosqueteros.

Para llegar a la final, el cuadro fue más amable para Nadal, quien apeó al italiano Simone Bolelli (130º del mundo);al argentino Guido Pella (78º);al francés Richard Gasquet (32º);al alemán Maximiliam Marterer (70º), al argentino Diego Schwartzman (11º y único capaz de ganarle un set) y al también argentino Juan Martín del Potro (6º).

Por su parte, Thiem superó a al bielorruso Iliá Ivashka (119º), el griego Stefanos Tsitsipas (39º), el italiano Matteo Berrettini (96º), el japonés Kei Nishikori (21º), el alemán Alexander Zverev (3º) y el italiano Marco Cecchinato (72º).

las claves

final femenina.La rumana Simona Halep, número uno del mundo, ganó ayer su primer título de Grand Slam al doblegar en la final femenina a la estadounidense Sloane Stephens, última campeona del Abierto de EEUU, por 3-6, 6-4 y 6-1. La rumana, de 26 años, había perdido las finales de Roland Garros de 2014 y 2017 y la del Abierto de Australia de 2018, y ayer se consagró por fin en un gran torneo, pese a que el encuentro se le puso muy cuesta arriba al perder el primer set y situarse con un 0-2 en contra en el segundo.

Últimas Noticias Multimedia