La banca es el único sector que pierde empleo en el último año

La banca recorta otros 67 empleos en el último año y ha perdido ya uno de cada tres desde que comenzó la crisis
Industria, sanidad, servicios sociales y educación, motores del empleo en 2018

Juan Ángel Monreal | Patxi Cascante - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La caída del Popular se ha saldado con la adquisición del Santander y con recortes de plantilla.

La caída del Popular se ha saldado con la adquisición del Santander y con recortes de plantilla. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

La caída del Popular se ha saldado con la adquisición del Santander y con recortes de plantilla.

PAMPLONA- Es uno de los sectores mejor pagados. Pero también uno donde los trabajadores soportan una mayor presión comercial. Y, según los datos de la Seguridad Social, también uno de los pocos, por no decir el único, que sigue destruyendo empleo como si la crisis no hubiese quedado atrás. Las finanzas siguen transformándose, la red de oficinas bancarias disminuye trimestre a trimestre y las plantillas totales se reducen como única vía para contener los gastos y mejorar los márgenes con los tipos de interés a cero.

Apenas un centenar de metros separan en la avenida de Carlos III las oficinas del Santander y el Popular. Son un símbolo. Ubicadas en una de las mejores zonas de Pamplona, de momento se mantienen las dos abiertas, pero los trabajadores son conscientes de lo que se avecina. Santander se ha distinguido a lo largo de las últimas décadas por cuidar la eficiencia (el porcentaje de gastos respecto al margen ordinario) y nadie descarta más salidas, si bien de momento el objetivo es que los trabajadores vayan compartiendo las sucursales.

En Navarra, el sector financiero ha perdido desde 2008 una tercera parte de sus asalariados. Y cerró 2017 con poco más de 2.300 trabajadores, frente a los casi 3.400 con los que contaba hace apenas una década. El descenso, especialmente intenso entre 2011 y 2015, se ha frenado algo en los últimos ejercicios (en 2017 se perdieron exactamente 65 empleos), pero la banca sigue contratando menos nuevos trabajadores de los que prescinde. En toda España, las entidades de crédito oficial y los establecimientos financieros de crédito (EFC) contaban con 192.626 empleados al cierre del pasado año, frente a los 194.283 de 2016.

Y la tendencia no parece que se vaya a revertir en un futuro próximo, si bien Comisiones Obreras advertía hace unas semanas de que cada trabajador de banca en España tiene que atender “al doble de clientes” que un homólogo alemán. Una situación que se traduce en la prolongación de las jornadas para los empleados. Así, según las últimas cifras disponibles del Banco Central Europeo (BCE), cada empleado de banca española tiene que tratar, de media, con 249 clientes, mientras que la media europea alcanza los 174. En Alemania, se queda en 131.

mejoría generalLa evolución del sector financiero supone una excepción en la lista de actividades de la Seguridad Social. Tanto si se analizan las 99 en las que se desglosa la Contabilidad Nacional como en la serie mensual de 20 actividades. En un momento de mejorías generalizadas, con casi 10.000 nuevos puestos de trabajo en Navarra en el último año y cerca de 600.000 en España, se trata de la única actividad en la que el empleo se reduce en el último años. Lo hace, eso sí, en apenas una persona, si bien este mínimo descenso se debe a que en ella se incluyen otro tipo de actividades, como las de seguros.

En el resto, los datos que muestra Navarra son de un crecimiento de empleo especialmente vigoroso en actividades de valor añadido como la industria, que ha ganado 3.070 cotizantes en un año, lo que supone un crecimiento cercano al 4,7%, superior a la media de creación de empleo en el último año, que ronda, según los datos de mayo, el 3,6%. Dentro de la industria, son el metal (688 empleos más en 2017) la agroalimentación (195 más) y la farmacéutica algunas de las actividades que a mayor velocidad crean empleo.

Crecimientos también por encima de la media registran actividades como las educativas, las sanitarias y aquellas que se encuentran ligadas al ocio. Todas se han convertido, en los últimos años, en motores de empleo. En términos porcentuales son los servicios auxiliares y administrativos los que más crecen, con un incremento cercano al 7% entre mayor de 2018 y mayo de 2017.

apunte

El empleo avanza un 3,6% anual. Navarra figura entre las comunidades en las que más rápido crece el empleo en el último año, a pesar de ser la que menos desempleo tiene.

2017-2018

Sector Incremento empleo

Agricultura +2

Industria +3.050

Construcción +562

Comercio y talleres +275

Logística +440

Hostelería +567

Comunicaciones +98

Finanzas y seguros -1

Inmobiliaria +31

Act. Profesionales y Técnicas +205

Act. Administrativas +1.296

Adm. Pública y Defensa +399

Educación +856

Sanidad, servicios sociales +1.551

Arte, ocio +348

apunte

las direcciones territoriales

Reducción. No se trata solo del volumen de empleo perdido, que supera el 30%. La concentración bancaria y, sobre todo, la desaparición de Caja Navarra, se ha traducido en un recorte drástico en el personal directivo bancario que trabaja en la Comunidad Foral, esto es, alrededor de medio millar de personas. En la actualidad, se mantiene la dirección territorial de CaixaBank y la de Laboral Kutxa. Y solo unos servicios centrales, los de Caja Rural, la única entidad que mantiene su sede en la Comunidad Foral. En estos años ha desaparecido la dirección territorial del Santander, que fue trasladada a Zaragoza y cuyo último responsable se ha incorporado recientemente a CaixaBank con responsabilidad en banca privada. La caída del Banco Popular, que absorbió en su momento el Vasconia, que siguió cotizando hasta hace poco mas de una década, ha supuesto también el desmantelamiento práctico de la sede ubicada junto al parque de Yamaguchi. - D.N.