A la contra

Los escritores

Por Jorge Nagore - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Escribir y ser escritor son dos cosas diferentes. Yo escribo pero no soy escritor, de la misma manera que cocino todos los días pero no soy cocinero. He escrito algún libro, pero no por eso soy escritor. Otros no han escrito ningún libro y lo son, basta con que escriban un cuento o algo para darse cuenta de que lo son. Luego está el tema de si buen o mal escritor, que es otro escalón. Ser escritor está sobrevalorado, mucho, aunque yo adore a unos cuantos y cuantas y les besaría por lo que nos dieron y nos dan. Pero hay una idiotez severa en este tema, casi una obsesión enfermiza en quien se quiere considerar a sí mismo escritor o escritora, cuando lo que escribes apenas pasa un análisis de texto de Lenguaje de 6º de Infantil o no transmite nada. Por supuesto, hay escritores y escritoras maravillosas y es también maravilloso que haya miles de personas que hayan escrito libros y que honradamente se consideren escritoras y escritores, sin pedanterías ni tontadas, pero eso no les convierte en escritoras o escritores. No creo que haya por ejemplo más de 50, 80, 100 escritoras y escritores vivos en España ahora mismo que merezcan de verdad el calificativo. No lo sé, tampoco. Lo que no hay es miles. Ni aquí ni en ninguna parte. Y eso está bien, no pasa nada, siempre ha sido así, del mismo modo que no hay miles de directores de cine o miles de compositores de canciones. Gente que hace películas y que hace canciones, sí, pero el sustantivo es otra cosa. No he leído a Huerta, así que no sé si lo que produce es o no pasable, bueno o directamente mierda, pero soy de los que cree que salvo si eres Rulfo o Kennedy Toole se necesitan mínimo entre 5 o 10 libros para ponerte a ti mismo la etiqueta de escritor, una chapa que se coloca más gente de la cuenta. Está muy sobrevalorado, ya digo, como si serlo fuese subir en un escalón no sé hacia dónde. No sé, misterios de la sociedad.