Bienvenidos a Geltoki

La antigua estación de autobuses ya no es la antigua estación de autobuses.
El lugar se inauguró ayer como un punto de encuentro para la difusión de la economía solidaria, la soberanía alimentaria y la cultura alternativa

Un reportaje de Mikel Bernués | Fotografías Mikel Saiz - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Brindis “porque soñemos juntos” en la taberna de Geltoki, muy concurrida ayer y con el aliciente extra de que el comer y el beber salieron gratis.

Brindis “porque soñemos juntos” en la taberna de Geltoki, muy concurrida ayer y con el aliciente extra de que el comer y el beber salieron gratis. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Brindis “porque soñemos juntos” en la taberna de Geltoki, muy concurrida ayer y con el aliciente extra de que el comer y el beber salieron gratis.Música para animar el paseo por las instalaciones renovadas de la estación de autobuses.Los primeros curiosos y clientes, en la tienda de artesanía.Los niños y niñas no tardaron ayer en adueñarse del espacio equipado como ludoteca.Alimentos ecológicos y de casa en el mercado social de Geltoki.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

las taquillas de la Estellesa y la Montañesa se han convertido en una tienda de alimentación con productos ecológicos y de casa, en el txoko donde la Baztanesa y la Veloz Sangüesina dispensaban sus boletos ahora se vende artesanía, lo que fue la Roncalesa es una ludoteca, la taquilla número cuatro de Conda es un espacio para la promoción de la economía solidaria, etc...

La antigua estación de autobuses de Pamplona ya no es la antigua estación de autobuses de Pamplona porque el lugar vivió ayer un nuevo bautismo. Ahora se llama Geltoki Iruña, un punto de encuentro en el centro de la ciudad para asociaciones y la vecindad en general en el que tienen cabida, en el orden que a cada cual le venga en gana, la economía solidaria, la soberanía alimenticia y la cultura alternativa.

El acto inaugural despertó buenas dosis de curiosidad, contó con música, poesía o el aurresku de rigor. Y se brindó y se comió mucho y bien para celebrar el aterrizaje en tierra de un proyecto que llevaba ya siete años en la cabeza de alguno. Ha costado, pero ya está.

“Estoy segura de que pronto será un punto de referencia en nuestra ciudad”, expresó la concejala de Economía Local Sostenible Patricia Perales (EH Bildu), sobre un espacio que siempre ha formado parte del “panorama sentimental” de pamploneses y navarras. ¿Quién no tiene una historia que contar de la que fue estación de autobuses?

Perales destacó además la importancia del trabajo en colaboración entre instituciones y colectivos. “Este Ayuntamiento quiere hacer una apuesta por recuperar estos espacios. Sabemos el tejido asociativo que tiene esta ciudad y nuestro papel tenía que ser ese, el de facilitar estos procesos para que hoy en día se conviertan en realidad”.

los objetivosPor su parte, el presidente de la asociación Geltoki Iruña Carlos Rey desgranó los objetivos que se plantean: “que sea un espacio de promoción y difusión de la economía solidaria, una economía que esté al servicio no solo de las personas sino de la sostenibilidad de la vida”, un proyecto “autosuficiente y autogestionado”, que “promocione la experiencia de generaciones anteriores que han tenido muy en cuenta una serie de valores próximos al ser humano, la artesanía, tipos de cultivo, reciclaje etc... que parece que se están perdiendo y queremos recuperar”. Un lugar “plural y abierto a todo tipo de personas que quieran compartir diferentes actividades”, y que al mismo tiempo “no monopolice la actividad que ya existe, sino que construya tejido social sin suplantar todo lo que se hace”.

“Y queremos que sea un proyecto comprometido con todas las necesidades sociales y ambientales que tiene el entorno, así como promocionar, apoyar y difundir y servir de plataforma para artistas y colectivos locales ajenos al circuito de arte convencional”.

Después de descubrir, siempre con la compañía de pequeños poemas de Javier Manjón, las distintas taquillas reconvertidas de Geltoki (hay bibliotecas, ludoteca, un mercado social de alimentos y artesanía, zonas para difundir la filosofía que el proyecto propugna o un espacio central que albergará desde charlas a proyecciones, teatro y toda la actividad cultural que caiga), la comitiva se trasladó a la taberna. Un lugar ideal para finalizar el paseo.

defensa “a capa y espada”Ahí tenían algo que decir el Consejo de Producción Agraria Ecológica de Navarra, el sindicato agrario EHNE-Nafarroa y la Asociación de Elaboradores de Alimentos Artesanos, que junto con REAS y Traperos de Emaús integran el grueso del proyecto. Edorta Lezáun (CPAEN) explicó que su intención es que “cojamos el carrito de la compra y pensemos tres veces en lo que echamos. Aquí os lo vamos a poner fácil y no vais a tener que pensar: los productos van a ser locales, ecológicos y de temporada”. E Imanol Ibero (EHNE), recalcó que “queremos transmitir que detrás de cada producto hay una lógica en la que creemos y que vamos a defender a capa y espada. Y esperamos que seáis aliados en este viaje”.

La apuesta está lanzada y desde la asociación “queremos que este viaje sea hacia otros modelos de pensar en la ciudad, pensar en las personas y en la ecología. Y queremos construir ese viaje colectivamente. La idea es que esto bulla de cantidad de iniciativas que se van a promover desde aquí. Os animamos a construir con nosotras y nosotros este espacio”, dijo Carlos Rey como invitación final. Bienvenidos a Geltoki.

las claves

“Queremos que este sea un viaje hacia otros modelos de pensar la ciudad”

carlos rey

Presidente de Geltoki

“Estoy segura de que pronto será un punto de referencia en nuestra ciudad”

patricia perales

Edil de Economía Local Sostenible

en corto

campaña de crowdfunding

Invertir en cultura. Para financiar parte del proyecto Geltoki, en concreto dotar de mobiliario a la zona central destinada a la cultura -mesas, sillas, proyectores, etc-, la asociación puso en marcha una campaña de micromecenazgo o crowdfunding que finaliza el próximo 30 de junio y a cambio, y en función de la aportación, ofrece recompensas como bonos de comida, semillas locales o artesanía. La plataforma en la que está alojada la campaña es ‘goteo.org’, desde la que se accede a través de su buscador a Geltoki. Al margen, del crowdfunding, todo el dinero que se genere en el mercado social del proyecto se reinvertirá en el propio Geltoki, bien para nutrir su parte cultural o para fomentar la contratación de personal.