La Rochapea se pone en danza

Por sexto año, los grupos Oberena, Ortzadar, Duguna, Muthiko y Basakaitz invadieron ayer las fiestas

Miren Yoldi - Domingo, 10 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Dantzaris durante la actuación del encuentro en el frontón.

Dantzaris durante la actuación del encuentro en el frontón. (ORTZADAR EUSKAL FOLKLORE ELKARTEA)

Galería Noticia

Dantzaris durante la actuación del encuentro en el frontón.

pamplona- La Rochapea vivió ayer un día festivo pasado por agua, que impidió las kalejiras programadas por el barrio, pero no pudo frenar la magnífica demostración de los bailes de nuestra tierra, que se trasladó al frontón.

Allí se pudo ver una versión del Ingurutxo de Auritz ofrecida por Oberena Dantza Taldea, el Carnaval de Lapurdi de la mano de Ortzadar Euskal Folklore Elkartea, el Paloteado de Cortes ejecutado por Basakaitz Dantza Taldea, Duguna Iruñeko Dantzariak tocó y bailó la Ezpatadantza de San Fermín de Aldapa y Muthiko Dantza Taldea interpretó la Ezpatadantza de Lesaka e Igitaidantza. Al final, todos los grupos juntos y el público más animado bailaron una jota, una porrusalda y un jauzi.

Todos y cada uno de los grupos aportó una valoración muy positiva de este tipo de encuentros. Sergio Espuelas, delegado de Oberena Dantza Taldea, dijo que a parte de dar energía para seguir trabajando, es una forma de “mantener la identidad de un país y seguir las costumbres”. Labrit Eguillor, de Muthiko, destacó el hecho de la “visibilización” que aportan este tipo de actos.

Cabe destacar de cada grupo su valor diferencial. Muthiko, por ejemplo, es el primer grupo que se fundó en Iruña, seguido por Oberena. El grupo de Iribas Basakaitz, es el más veterano en cuestión de edad, lleva juntos más de veinte años. En Ortzadar intentan que los trajes que visten sean iguales a los que se llevaban antiguamente, y además, procuran practicar los bailes que se están olvidando, acuden a los pueblos para aprenderlos y que no se pierda la cultura vasca. Duguna creó una dantza propia de Iruña, con motivo de San Fermín Txikito.

Para ellos la dantza es su pasión, tal y como añadió Marian Balda de Basakaitz, “la dantza nos encanta y recibamos ayudas o no seguiremos bailando”.

etiquetas: danza, rochapea

Últimas Noticias Multimedia