La travesía tuvo recorridos de 52 y 39 km

Fiesta de la BTT en Altsasu

507 ‘BIKERS’ | La 23ª edición de la travesía no competitiva tuvo recorridos de 52 y 39 kilómetros

Nerea Mazkiaran - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La salida fue a las nueve de la mañana desde la plaza en dirección a Olazti.

La salida fue a las nueve de la mañana desde la plaza en dirección a Olazti. (NEREA MAZKIARAN)

Galería Noticia

La salida fue a las nueve de la mañana desde la plaza en dirección a Olazti.

altsasu- Con una mañana espléndida 507 bikers disfrutaron de la bici por el entorno privilegiado de Altsasu. Y es que ayer era la Travesía BTT de Altsasu, veterana prueba organizada por Barranka Txirrindulari Taldea que ya va por su 23ª edición. Al igual que estos tres últimos años había dos opciones, uno de 52 km y otro más corto de 39 km. La mayoría, 345, eligieron la primera. Dado que hay donde elegir, esta prueba no competitiva siempre trae cambios. En esta ocasión se adentró sobre todo en los montes de Altzania. Así, arrancó en la plaza destino Olazti hasta el cruce de Auntzetxe, desde donde se dirigió hacia la cantera de Orobe, pantano de Urdalur y subir a Beunde. El siguiente desafío estaba en la subida de Irumuga, desde donde se bajó a Sorozarreta para continuar por Beikolar hasta San Pedro y volver a Altsasu por Basoitxi.

El recorrido corto era parecido aunque se tomaron algunos atajos y se adentró en Zapardi para continuar hasta el pantano sin subir a Irumuga. La vuelta a la plaza fue por Basomutur. Para recuperar fuerzas hubo seis puntos de avituallamiento.

Esta prueba no competitiva es cita obligada para numerosos aficionados a la bicicleta de montaña. Es el caso de la cuadrilla de Txalupa Txirrindulari Taldea, de San Sebastián, un grupo de 22 aficionados habituales a esta cita. “Llevaré viniendo desde el año 2000”, apuntó Víctor Basante, uno de los más veteranos. “Aunque era muy bonito, el recorrido de este año nos ha gustado menos porque había más pistas”, coincidían la mayoría. También en que es una prueba muy bien organizada y para disfrutar.

Desde Barranka TT, su presidente, Felipe Troyano, se mostraba contento de que toda hubiera salido sobre ruedas, sin ningún percance reseñable además de la meteorología, con una mañana radiante cuando había previsiones de lluvia. No obstante, la noche anterior cayó un gran chaparrón que dejó grandes balsas de agua en algunos tramos y también barro.

Esta prueba comenzó su andadura en 1996 con 357 participantes, cantidad que fue creciendo año a año, batiendo el récord en 2006 con 1.302 bikers. Estos últimos seis años el número ha oscilado entre 500-600 participantes. “Es una cifra cómoda para la organización”, observó Troyano. Ayer Barranka TT movilizó en torno a 70 personas entre cruces, avituallamientos y otras tareas.

etiquetas: altsasu, btt