Mesa de Redacción

Lo bueno es ir cambiando

Por Alicia Ezker - Lunes, 11 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La vieja estación de Iruña inicia un nuevo viaje. Seguirá siendo un lugar de encuentro, de idas y venidas, un espacio con encanto en el centro de la ciudad que ha conseguido mantenerse en pie dejando atrás su aire decadente para renacer adaptado a los tiempos en un guiño a un modelo de ciudad donde prime la participación, lo alternativo, la economía solidaria y sostenible. Reciclar espacios es una buena forma de hacer ciudad convirtiendo en habitables edificios y locales que hoy ya no eran nada pero que antes fueron mucho. Ojalá todo en la vida se pudiera reciclar. Pero no siempre es fácil. La vieja estación de autobuses lo ha conseguido. Nunca ha dejado de ser un punto de encuentro y ahora se reabre para invitar a los ciudadanos y ciudadanas a construir juntos la ciudad que queremos. Repensar entre todos el presente y el futuro de nuestras calles, edificios, plazas... el lugar en el que nos socializamos. Es necesario que los barrios y el centro de la ciudad cuenten con espacios abiertos;lugares donde cualquiera pueda sentirse como en casa, en una ciudad amiga. Atrás queda el edificio gris, las instalaciones obsoletas, las horas de espera... atrás quedan los recuerdos de quienes viajaron desde esos andenes, inmortalizados para la historia en la película Secretos del Corazónde Montxo Armendariz. Todo cambia y lo bueno es poder ir cambiando.