Ley de Residuos: hacia la economía circular

Por Unai Hualde - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

hay conceptos a los que Europa dota desde hace tiempo de una gran importancia en su agenda política, social y económica. Uno de ellos es el concepto de la economía circular. Una Europa que utilice eficazmente los recursos es una de las siete iniciativas emblemáticas que forman parte de la estrategia Europa 2020 que pretende generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Actualmente es la principal estrategia de Europa para generar crecimiento y empleo, con el respaldo del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo.

Esta iniciativa emblemática pretende crear un marco político destinado a apoyar el cambio a una economía eficiente en el uso de los recursos y de baja emisión de carbono que nos ayude a entre otras cuestiones, combatir los nocivos efectos del cambio climático.

En Geroa Bai hace tiempo que somos conscientes que el sistema lineal de nuestra economía (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado unos límites significativos. Se empieza a vislumbrar, en efecto, el agotamiento de una serie de recursos naturales y de los combustibles fósiles.

En este sentido, desde nuestro grupo parlamentario estamos muy satisfechos del trabajo que se ha hecho esta legislatura en una materia como la política de residuos, que entendemos vital para el medio ambiente y para caminar hacia la economía circular.

Tampoco ha sido fácil en esta materia dar la vuelta a la herencia recibida, puesto que empezamos la legislatura con un plan de residuos, el que diseñó UPN, anulado por los tribunales, y un requerimiento de las instituciones europeas urgiendo a Navarra a tener un plan lo antes posible, so pena de perder financiación en todas aquellas medidas necesarias para materializarlo.

Ha sido el actual Gobierno el que se puso manos a la obra y cumplió para finales de 2016 y desarrolló en ese tiempo prudencial un nuevo Plan de Residuos muy ambicioso para el periodo 2017-2027, pionero y participativo. Vanguardista, desde ese punto de vista de caminar hacia la filosofía de la economía circular, de entender el residuo no como un desecho sino como un recurso susceptible de generar riqueza y valor. La economía verde, la nueva economía.

Ahora en Navarra, con la Ley de Residuos que aprobamos el pasado jueves, damos el primer paso legislativo para el desarrollo y aplicación de ese nuevo Plan que marca la hoja de ruta en materia de residuos en nuestra Comunidad hasta 2027. Queremos destacar el amplio proceso participativo que dio lugar a este proyecto de Ley Foral de Residuos y su fiscalidad y el esfuerzo realizado en este sentido desde el Departamento de Medio Ambiente el Gobierno Foral.

Cuando el Proyecto de Ley Foral se presentó al Parlamento a finales del pasado año el texto había sido objeto ya de más de 390 aportaciones o sugerencias dirigidas desde 76 entidades o particulares. Recibimos un texto en el cual está ampliamente extendida una opinión entre el gran número de agentes participantes en esta materia de residuos, instituciones, organizaciones ambientales, empresas, particulares y es que estamos ante una muy buena ley. Pionera en esta materia en muchos aspectos a nivel del Estado.

Esto es así a pesar de lo cual el texto, el Proyecto de Ley Foral de este Gobierno, fue enmendado a la totalidad por el tripartito de la oposición, incurriendo en muchas ocasiones, fundamentalmente PP y PSN, en flagrantes contradicciones con la filosofía y la posición que en esta materia de leyes de residuos y medidas para alcanzar la economía circular están manteniendo estos mismos partidos en otras comunidades autónomas donde gobiernan o en el propio Estado.

Con esta ley estamos cumpliendo en Navarra con legislación básica estatal, estamos cumpliendo con directivas y normativas de la Unión Europea y estamos caminando hacia los objetivos que se marcan desde estas instancias pero, eso sí, siendo ambiciosos en las medidas porque creemos que hay que ser audaces para alcanzarlos. Que nadie dude que Navarra va a caminar hacia la reducción de residuos, su reutilización y el reciclaje desincentivando el vertido y la incineración en coherencia con la llamada pirámide o jerarquía de residuos.

Porque la economía circular o la lucha contra el cambio climático no deben quedarse en un papel como objetivos vacíos, huecos, de los que nos olvidemos después de las jornadas o las conferencias en los que los responsables institucionales de Navarra adoptan compromisos. Hay que creerse esos objetivos y poner las medidas necesarias para cumplirlos. Y esta ley va de eso.

Eso sí, desafortunadamente UPN y PP se han situado en el no en la aprobación de esta ley. Y también el PSN que parece que, a pesar del nuevo contexto político en el Estado, no se recicla a día de hoy en Navarra y sigue en la línea de verter toneladas de basura sobre esta ley y otras iniciativas pioneras, avanzadas y progresistas del cuatripartito.

El autor es portavoz de Medio Ambiente del Grupo Parlamentario de Geroa Bai

Últimas Noticias Multimedia