No habrá cortes de tráfico ni problemas de acceso a portales

Los trabajos comenzarán después de los Sanfermines y estarán acabados antes de acabar el año

El corredor se hará por fases, comenzando por Irunlarrea, y la afección para los vecinos será escasa

Kepa García | Itxaso Mitxitorena | Javier Bergasa - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los concejales Armando Cuenca y Joxe Abaurrea, junto a Cristina Arregui, directora de Proyectos y Conservación.

Los concejales Armando Cuenca y Joxe Abaurrea, junto a Cristina Arregui, directora de Proyectos y Conservación.

Galería Noticia

Los concejales Armando Cuenca y Joxe Abaurrea, junto a Cristina Arregui, directora de Proyectos y Conservación.

PAMPLONA.- Cumpliendo los plazos establecidos, a final de mes comenzarán los trabajos para habilitar el corredor sostenible de la avenida de Pío XII, uno de los proyectos emblemáticos de la legislatura junto al Plan de Amabilización, con los que el cuatripartito quiere recuperar el tiempo perdido que Pamplona presenta en materia de movilidad. La Junta de Gobierno Local adjudicó ayer los trabajos a Obras Especiales Edificación e Infraestructuras por un importe de 1.595.072 euros, un plazo de ejecución de 180 días naturales y un periodo de garantía de 3 años.

El nuevo corredor de Pío XII forma parte de un proyecto más amplio, que permitirá antes de que acabe el año habilitar una conexión de carril bici con el centro y el eje norte-sur, donde los peatones, ciclistas y usuarios del transporte público tendrán prioridad sobre el turismo, en la línea de lo marcan las políticas comunitarias actuales.

Se hará por fases y los efectos serán mínimos. Salvo algún momento puntual, los trabajos no requerirán cortes de tráfico, no afectarán al acceso a portales, comercios o garajes ni se modificarán los recorridos o paradas de las villavesas. A medida que se vaya actuando en cada una de las fases se irán habilitando las zonas rojas de aparcamiento previstas en las cercanías.

En la última semana de junio comenzará el replanteo de la obra y el acopio de materiales en las diferentes zonas de actuación, aunque no será hasta el 16 de julio cuando entren en funcionamiento las máquinas. Tal y como se observan en los gráficos que ilustran esta información, los trabajos se iniciarán en el primer tramo de Pío XII (calle Irunlarrea-avenida de Navarra) y en la intersección con la calle La Rioja y la calle Iturrama (tramo 4), aprovechando la menor densidad de tráfico y peatones en esas fechas.

En agosto acabarán estas obras y comenzarán en las intersecciones con las avenidas de Navarra (tramo 2) y de Sancho el Fuerte (tramo 6). En la primera quincena de septiembre finalizarán los trabajos en el tramo 2 y en la segunda quincena en Sancho el Fuerte. De forma paralela se actuará en el tramo comprendido entre las avenidas de Navarra y La Rioja (tramo 3), entre esta última y Sancho el Fuerte (tramo 5) y en la intersección con Monasterio de Urdax (tramo 8) para concluir los trabajos en octubre. En este mes, las obras llegarán al tramo entre Sancho el Fuerte y Monasterio de Urdax (tramo 7), Monasterio de Urdax y Vuelta del Castillo (tramo 9) y Vuelta del Castillo (tramo 10).

Por último, en noviembre habrán concluido los trabajos empezados en octubre y se acometerán las tres últimas zonas entre la vuelta del Castillo y Navas de Tolosa, hasta llegar al Bosquecillo. Así, para final de año habrán concluido las obras en toda la avenida.

Cuando estén acabadas, los carriles rodados por cada sentido de circulación se habrán reducido de tres a dos. El transporte público circulará prioritariamente por el carril exterior, donde hará sus paradas sin apartadero. El carril central de cada lado, junto a la mediana, será de uso básicamente para el vehículo privado motorizado, que también podrá utilizar los carriles más exteriores, pero subordinado al transporte público y sus paradas.

Se ampliarán los espacios para los peatones y se habilitarán carriles-bici segregados en los dos lados de la avenida sumando 3 kilómetros nuevos. En la calzada se eliminará la banda de aparcamientos en ambos sentidos que se convertirá en espacio para acoger tanto el carril bici como las nuevas zonas de ganancia peatonal. El carril de la calzada más cercano a las aceras pasará a tener carácter multifuncional y acogerá la plataforma de espera para las personas usuarias de transporte público, el área de contenedores de residuos sólidos urbanos, las plazas de aparcamiento para personas con minusvalías o la zona de carga y descarga. En las intersecciones de Sancho el Fuerte, Iturrama y avenida de Navarra se dibujará un espacio de prioridad semafórica para permitir que el transporte público reinicie la marcha antes que los turismos.

recorrido complicadoEl camino para llegar a este punto no ha sido fácil. A las primeras diferencias entre los socios de gobierno por el modelo del corredor, se unieron después los grupos de la oposición con continuas iniciativas contra el proyecto -UPN emitió ayer mismo una nota criticando el inicio de las obras- y finalmente algunos comerciantes, que junto a un grupo de vecinos impulsaron una plataforma para pedir parar el proyecto.

Las diferencias internas quedaron solventadas hace tiempo, como ayer se pudo comprobar. El concejal delegado de Movilidad Armando Cuenca -que inicialmente defendió una opción diferente a la que se va a ejecutar- fue el primero en la rueda de prensa en defender el corredor y reconocer el esfuerzo que ha supuesto, destacando la importancia de cambiar los hábitos de movilidad en la ciudad.

Con respecto a las iniciativas que quieren detener el proyecto, el concejal Joxe Abaurrea se refirió al recurso presentado por la plataforma vecinal de Pío XII ante el Tribunal Administrativo de Navarra, sobre el que comentó que carece de base argumental y que no puede paralizar las obras al tratarse de una competencia exclusiva de los juzgados de lo contencioso administrativo.

Cristina Arregui, directora de Proyectos y Conservación Urbana, fue la encargada de detallar el desarrollo de las obras. Comentó que para solventar dudas sobre las obras se habilitará una caseta a pie de obra de atención ciudadana y se pondrán en marcha tres campañas informativas de buzoneo por la zona.

participación

Comerciantes y colegios. A partir de la próxima semana y hasta finales de mes habrá reuniones sectoriales centradas en las afecciones específicas, Comerciantes, hosteleros y negocios ubicados en el futuro corredor sostenible serán los primeros en participar de estos encuentros. La segunda reunión está planteada para abordar el tema de los accesos a los centros escolares situados en las inmediaciones.

Últimas Noticias Multimedia