EL consejero delegado asume la presidencia

El Corte Inglés destituye a Dimas Gimeno y nombra a Jesús Nuño de la Rosa nuevo presidente

EFE - Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 13:10h

Jesús Nuño de la Rosa es el nuevo presidente de El Corte Inglés.

Jesús Nuño de la Rosa es el nuevo presidente de El Corte Inglés. (El Corte Inglés)

Galería Noticia

Jesús Nuño de la Rosa es el nuevo presidente de El Corte Inglés.

MADRID. El consejo de administración de El Corte Inglés ha destituido hoy a Dimas Gimeno como presidente del grupo y ha nombrado en su sustitución a Jesús Nuño de la Rosa, que tendrá calidad de ejecutivo y con cuyo nombramiento se persigue avanzar en la profesionalización de la gestión de la compañía.

Nuño de la Rosa era uno de los dos consejeros delegados con los que contaba el grupo desde finales del año pasado, cuando Gimeno fue despojado de sus funciones ejecutivas, y con su nombramiento se persigue "la vuelta a la unidad y la normalidad" tras meses de enfrentamiento público, han informado hoy a Efe fuentes de El Corte Inglés.

"Se trata de una persona de destacada solvencia, convirtió a la Agencia de Viajes de El Corte Inglés en la primera agencia de viajes de España, es un hombre de consenso y ha llevado a cabo la refinanciación del grupo", han subrayado las mismas fuentes.

Nuño de la Rosa, cuyo nombramiento ha sido aprobado por la unanimidad de los consejeros presentes, formaba parte, junto al otro consejero delegado del grupo, Víctor del Pozo, del equipo de confianza de Isidoro Álvarez, quien, no obstante, preparó durante años a Gimeno, que no ha asistido al consejo que lo ha cesado, para relevarlo.

Con el nombramiento de Nuño de la Rosa como presidente ejecutivo y el mantenimiento de Del Pozo como consejero delegado, dos personas que conocen muy bien el negocio, sigue avanzando en la profesionalización de su gestión, han añadido desde El Corte Inglés.

Antes de la celebración del consejo de hoy, la destitución de Gimeno la apoyan siete de los diez consejeros: Del Pozo, Nuño de la Rosa, los históricos Lasaga y Carlos Martínez Echevarría, las hermanas Marta y Cristina Álvarez y Paloma García (Cartera Mancor), representada en el consejo por Paloma García Peña.

Nuño de la Rosa se convierte así en el primer presidente del grupo no vinculado a las familias fundadoras de El Corte Inglés, que en sus más de 75 años de historia ha estado presidido por César Rodríguez, Ramón Areces, Isidoro Álvarez y Dimas Gimeno, pasando la presidencia de tíos a sobrinos.

Por su parte, Gimeno, que ha avanzado que impugnará su cese, pasará a ser el primer presidente que es apartado del cargo, pues todos sus predecesores permanecieron al frente de El Corte Inglés hasta su fallecimiento.

Su cese llega tras meses de tensión con sus primas, Marta y Cristina Álvarez, hijas adoptivas del expresidente Isidoro Álvarez, quien fue el que decidió dejarlo al frente de El Corte Inglés.

Tras años preparándose para el cargo, Gimeno accedió a la presidencia tras la muerte de Álvarez, en septiembre de 2014, y dirigió la compañía hasta octubre de 2015, cuando, por unanimidad, el consejo le quitó las funciones ejecutivas para repartirlas entre dos ejecutivos de larga trayectoria en el grupo, Del Pozo y Nuño de la Rosa.

Desde entonces, Del Pozo se encarga de dirigir todo lo relacionado con el área de comercio, mientras que Nuño de la Rosa capitaneaba el resto de negocios, como viajes, informática o seguros.

Tras ser despojado de los poderes ejecutivos, Gimeno reclamó que se definieran sus funciones y aumentó su presencia en actos públicos con un discurso centrado, principalmente, en una "cruzada" contra las grandes plataformas de comercio electrónico, como Amazon.

Además, pidió auditar los Servicios de Seguridad por las presuntas irregularidades cometidas por uno de sus responsables en la concesión de contratos a empresas de familiares, actuación que, según sus allegados, es la que ha desencadenado su destitución.

En paralelo, entre 2014 y 2015, las hermanas Álvarez entraron en el consejo de administración de la compañía y en el patronato de la Fundación Ramón Areces, máximo accionista de El Corte Inglés y cuya presidencia recaló en Florencio Lasaga tras la muerte de Álvarez, rompiéndose así la tradición de que estuviera presidida por el presidente del grupo.