Visita de alto vuelo

El rey y el presidente de mtorres plantan un magnolio, posan con la plantilla y asisten a una exhibición de los participantes en la ‘first lego league’

Un reportaje de S. Zabaleta Echarte Fotografía Patxi Cascante - Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Felipe VI y Uxue Barkos dialogan con Manuel Torres y Manu Motilva, en la máquina Torresfiberlayup.

Felipe VI y Uxue Barkos dialogan con Manuel Torres y Manu Motilva, en la máquina Torresfiberlayup.

Galería Noticia

Felipe VI y Uxue Barkos dialogan con Manuel Torres y Manu Motilva, en la máquina Torresfiberlayup.Santiago Molinero, Uxue Barkos, Carmen Alba, Manuel Torres y Felipe VI, delante del avión Torreswing.José Manuel González, Manuel Torres, Marta Alzu, Felipe VI, Cecilia Aragón, Leire González y Patricia Chivite. 1º fila: Irene Errasti, Iñaki Flores, Irati Albero, Jorge Yuste y Daniel Echalecu.

“esta es la reina de mi casa”, señaló Manuel Torres, fundador de la compañía aeronáutica, a su esposa, Amparo Lusarreta, antes de que el rey Felipe VI le estrechara la mano. Presentación que suscitó las carcajadas entre los presentes en el pasamanos, incluidas las del monarca que viajó hasta Pamplona sin su esposa Letizia. Torres continuó con el mismo guión para su hija. “Esta es la segunda reina: Yolanda Torres, vicepresidenta de la compañía”, indicó.

El fundador de la empresa aeronáutica quiso plasmar la amistad con la monarquía a través de la plantación de un magnolio en los exteriores de las instalaciones de Torres de Elorz. “El árbol robusto puede alcanzar una altura de casi 30 metros y el cáliz de su flor posee un trío de sépalos que emulan a la flor de lis, símbolo heráldico de la casa de los Borbones”, detalló la compañía en una nota. Manuel Torres comunicó a Felipe VI que cada año en primavera las primeras magnolias que florezcan serán enviadas como obsequio a la Casa Real.

Ambos se acercaron hasta el árbol para representar la lealtad que se confieren echando dos paladas de tierra a la cavidad en la que se había plantado el magnolio. Junto a esta especie, se instaló una placa en un monolito, con la siguiente inscripción: “MTorres. Su majestad el rey (sin incluir su nombre) plantó este magnolio con motivo de su visita a las instalaciones de MTorres, Diseños Industriales SAU, el 13 de junio de 2018”.

Tras este acto emotivo, el presidente de la compañía quiso enseñar al grupo de invitados la primera máquina que vendió Manuel Torres a Papelera Navarra: un empalmador, que está expuesto en el exterior de la empresa. En ese momento de la visita, el fundador de la compañía se remontó a los orígenes de su trayectoria profesional, que escucharon el rey, la presidenta Uxue Barkos, el vicepresidente Manu Ayerdi y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Ese breve guiño al sector del papel sirvió para que el personal rezagado pudiera unirse al resto de compañeros que aguardaban en una pequeña grada supletoria la llegada del monarca y autoridades para realizar la foto oficial.

Manuel Torres también quiso mostrar al rey el proyecto de educación en valores para edades tempranas que él impulsó. Esta iniciativa conlleva la participación de hijos e hijas del personal de la plantilla en varios equipos de la First Lego League.Daniel Echalecu, de 13 años;Jorge Yuste, de 12 años;Irati Albero, de diez años;Iñaki Flores, de 11 años;Irene Errasti, de diez años;y Cecilia Aragón y Marta Alzu, de 15 años, mostraron al rey el robot diseñado este año, con piezas lego para una gestión inteligente del agua, enmarcado en el proyecto Hydrodinamics.En este desafío compiten 25.000 equipos de entre 10 y 16 años de todo el mundo cada año. Los siete elegidos, integrantes del equipo Mechatronic Ants de MTorres, contaron a Felipe VI que comienzan en septiembre y todos los sábados trabajan en equipo entre las 10.00 y 14.00 horas. “Cuando se aproxima la competición, el horario se prolonga hasta las 17.00 horas y los domingos, desde las 10.00 a las 14.00 horas”, especificó Daniel Echalecu.

Felipe VI aplaudió la exhibición que hicieron con el robot y les preguntó tres cuestiones: si han pensado estudiar alguna profesión vinculada a la ingeniería, qué aprenden con esta iniciativa y si esta actividad les convalida con alguna asignatura del colegio. Cecilia Aragón remarcó que les ayuda a “trabajar en equipo, a saber reponerse ante los errores y a fomentar la solidaridad para mejorar la sociedad”. Los siete aprovecharon la presencia del rey para entregarle de la mano de Irene Errasti dos polos y dos gorras con el escudo del equipo Mechatronic Ants, con los nombres de Leonor y Sofía, un obsequio para las infantas. La jornada concluyó con un cóctel al que acudieron cien empleados, en la que Manuel Torres brindó por esta visita de alto vuelo.