Participación y urbanismo

manuela carmena y joan clos hablan en un encuentro sobre el gobierno de las ciudades y su evolución

Un reportaje de Amaia Rodríguez Oroz Fotografía Iñaki Porto - Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Joan Clos, exalcalde de Barcelona y exdirector ejecutivo de ONU-Habitat.

Joan Clos, exalcalde de Barcelona y exdirector ejecutivo de ONU-Habitat. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Joan Clos, exalcalde de Barcelona y exdirector ejecutivo de ONU-Habitat.La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

“En los últimos años, hemos asistido a un cambio sociológico asociado a la urbanización” “En la sinfonía que es una ciudad deben estar todos los elementos para que esta funcione”

“El gobierno de las ciudades es el gobierno de las personas y, por este motivo, su participación en todas las tomas de decisiones es necesario y fundamental”. Con esta contundente frase empezó ayer su discurso en el V Congreso Internacional de Arquitectura y Sociedad la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Una reflexión que se produjo en el diálogo que mantuvo con el exalcalde de Barcelona, Joan Clos. Este, por su parte, desgranó la tendencia mundial a la urbanización y sostuvo que el modelo de urbanización de Europa ha sido el “deseado” y el que se exportó a las colonias europeas.

La alcaldesa y Premio Manuel Irujo 2008 fue la encargada de abrir esta sesión, en la cual subrayó que “hay una doble tendencia que existía hace muchos años y lo sigue haciendo ahora, que es la necesidad de elección y de estructurar la sociedad”. En este sentido, habló de la primera organización vecinal fundada en Madrid, concretamente en el barrio Orcasitas, con cuyos miembros se reunió recientemente y los cuales “son una muestra de cómo hicimos Madrid”. Una asociación, dijo, que fue clave para dar respuesta a esa necesidad de “sentirse parte de algo” y de “perder miedo al vecino”. “Así es como se construye una ciudad”, sostuvo, para añadir que es en la urbe donde el alcalde “ejerce el papel de director de orquesta”, donde “deben estar todos los elementos que componen esa sinfonía que es la ciudad para que funcione”.

En este sentido, remarcó la necesidad de dejar de un lado las políticas verticales para pasar a hacer una política horizontal “donde los valores fundamentales sean tales como la participación, la solidaridad, la transparencia o el feminismo”. Y para poner esto en marcha, señaló, existen plataformas “que están resultando muy exitosas” como Decide Madrid (con 400.000 personas inscritas), la cual muestra “que las personas quieren participar en la toma de decisiones”. “Es posible crear una política donde la participación sea real;es posible y tenemos que ser optimistas con esto. ¡Que viva la ciudad!”, exclamó.

Prueba de esto, señaló, son unos encuentros que la alcaldesa de Madrid realiza una vez al mes con los vecinos de un determinado barrio. “Cuando me reúno con ellos, lo único que les digo es que voy para escucharles;y con su participación podemos sacar unas 40 o 50 propuestas en cada reunión”, indicó. En una de ellas, contó, una mujer le dijo que no podía poner persianas por fuera de las ventanas porque así lo regulaba el Plan General, un problema al que se dio solución año y medio después. “No podemos tardar tanto en resolver estos problemas y tenemos que dejar de hacer planes generales para empezar a hacer iniciativas más actuales”, algo que solo se conseguirá “mediante consenso”. “Si no hay consenso general, la ciudad se paraliza”, concluyó.

Perspectiva global

“El anticonceptivo más efectivo es el desarrollo”

El exalcalde de Barcelona y ministro de Industria, Turismo y Comercio del Estado entre 2006 y 2008, Joan Clos, realizó un análisis de la evolución social en los diferentes continentes según su grado de urbanización. En este sentido, señaló que en los últimos años “estamos asistiendo a un cambio sociológico asociado a la urbanización”, concretamente la de China. “Durante los últimos 40 años, esta parte del mundo ha experimentado el mayor crecimiento relativo en cuanto a urbanización”, un hecho que, no obstante, está asociado a un decrecimiento de la tasa de crecimiento demográfico. “Todos sabemos que el anticonceptivo más útil es el desarrollo”, afirmó. Esta realidad de Oriente ha hecho, señaló, que el poder mundial se desplace hacia el Pacífico.

Por esto, apuntó que China y otros países asiáticos han sido capaces de “urbanizarse y avanzar en prosperidad” y que el modelo de urbanización de Europa ha sido durante mucho tiempo el “deseado” y el que se exportó a las colonias europeas. Clos, que ostentó la presidencia de la Asociación Mundial de Ciudades y Autoridades Locales, afirmó sobre Latinoamérica que se trata de un continente de baja densidad poblacional, caracterizado por tres o cuatro núcleos de urbanización, como Brasil, Argentina o Perú y, al respecto, apuntó que este continente “no ha sacado valor económico de su urbanización”, una circunstancia que achacó, entre otros motivos, a la “debilidad” de sus instituciones.

Por último, señaló que “África es nuestra frontera, nuestro continente vecino”, y es por eso que “Europa debería tener una política africana”, con el fin de ayudar a su desarrollo y su consiguiente “industrialización”.