Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El exduque elegirá cárcel pero Interior tiene la última palabra por criterios organizativos

Urdangarin podría tener permisos penitenciarios en año y medio si es clasificado como preso de segundo grado

Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Instituciones Penitenciarias esperará a que Iñaki Urdangarin se persone en una cárcel de su elección y después decidirá si cumple condena en ese centro o es trasladado a otro de acuerdo a sus criterios organizativos. Según fuentes penitenciarias citadas por El Periódico, se baraja que el marido de la infanta Cristina opte por una cárcel en Catalunya, por la prisión de Mahón (Menorca) o la alavesa de Zaballa.

Estas fuentes argumentaban que la razón para apostar por un centro catalán es el arraigo del condenado por Barcelona, precisamente su último lugar de residencia declarado durante la instrucción del caso antes de trasladarse a Washington y después a Ginebra (Suiza). En la capital catalana cuenta además con amistades que le podrían proporcionar un puesto de trabajo de cara a lograr el tercer grado penitenciario. Ese es el caso también de la prisión de Menorca, debido a su círculo de conocidos en la isla. Además, la cárcel menorquina es una de las menos ocupadas del Estado.

La opción de Zaballa, pese a situarse más cerca de su familia, pierde peso por ser lugar de reclusión de expresos de ETA. Se trata de una cárcel moderna, poco conflictiva, con doce módulos y 720 estancias en las que normalmente conviven dos reclusos por celda. El centro cuenta con amplios espacios sanitarios y deportivos, numerosos talleres y una capacidad de unas 2.000 personas entre presos y funcionarios.

Lo normal es que Iñaki Urdangarin fuera clasificado en segundo grado, lo que le permitiría acceder a permisos ordinarios de salida de la cárcel una vez cumplida la cuarta parte de la pena, es decir, al año y medio desde su ingreso en prisión - D.N.