El taller de corte y confección se afianza en Tafalla

Cerca de 40 mujeres han participado en un curso que crece cada año, y que culminó con una muestra

Jueves, 14 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Algunas de las mujeres que han participado en el curso.

Algunas de las mujeres que han participado en el curso. (CARMELO ARMENDÁRIZ)

Galería Noticia

Algunas de las mujeres que han participado en el curso.

tafalla- Después de ocho meses de trabajo y de aprendizaje, con muchas horas de dedicación utilizando carretes de hilos, madejas de lana, las agujas y las tijeras, las cerca de 35 mujeres que han asistido al Taller de Corte y Confección han puesto el broche a su actividad con una exposición en la que han reunido una amplia selección de sus productos. La muestra se pudo disfrutar la semana pasada y fue visitada por decenas de personas.

Este taller, que en una nueva edición se ha venido impartiendo en una de las salas del Centro Cívico de Tafalla, ha estado dirigido por las monitoras Mª Ángeles del Hoyo y Mª Pilar Gurpegui, con 16 y 8 años de experiencia, respectivamente, y ha formado parte del programa de actividades que promueve la Asociación de Jubilados y Pensionistas San Sebastián.

Las monitoras explicaron que “el curso ha resultado muy satisfactorio. Aunque todas no han tenido la misma asiduidad porque ocho meses se pueden hacer largos, han asistido cerca de 35 mujeres, con edades que van desde los 55 a los 89 años de edad, durante dos días a la semana, los lunes y los miércoles, de 6 a 8 de la tarde, desde el 1 de octubre hasta el pasado 31 de mayo”.

En este taller, que se viene organizando todos los años, se han impartido nociones y conocimientos de corte y confección, todo tipo de arreglos de ropa, elaboración de bordados, trabajos de punto, bolillos y ganchillo. “Además de aprender a coser, este tipo de talleres nos sirven a todas para entablar amistades, ocupar un tiempo libre del que disponemos las personas mayores y demostrar que seguimos siendo útiles y necesarias para nuestras familias y para hacer frente a la vida cotidiana”, destacaron las dos monitoras.

La exposición estuvo repleta de vestidos, chaquetas, bolsos, batas, cojines, baberos o paños, entre otros artículos, confeccionados de manera artesanal y con diseños que ponían en evidencia lo acertado y aprovechado que ha resultado el curso. - C.A.