la carta del día

Reto para el Gobierno, recibir al ‘Aquarius’ y política de extranjería

Por Patricia Abad, Iñigo Rudi y Olga Risueño - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Acoger a las 629 personas migrantes del Aquarius, que a la deriva y en una dramática situación se encontraban en el Mediterráneo entre Italia y Malta, es una decisión humanitaria que aplaudimos y que, efectivamente, como ha manifestado la OIM (Organización Internacional de las Migraciones), “demuestra liderazgo moral y legal”.

Todo ello, que no puede quedar en un gesto, viene a plantearnos algunos interrogantes de mucho interés en política de extranjería, y que hoy se ponen encima de la mesa ante la urgencia humanitaria de las personas que aloja el Aquariusy que vienen hacia España.

Es de suponer que se va a hacer una verdadera acogida a esas personas. Porque si se les aplica la legislación de extranjería, la mayoría va a ser considerada en situación administrativa irregular y, por tanto, se va a ver abocada a la expulsión.

Ello va a obligar al Gobierno a cambiar la ley, esperamos. Y por otro lado, ¿va a replantear el Gobierno español la política de la Unión Europea al respecto? Porque Europa no está cumpliendo los compromisos de acogida de migrantes de forma colectiva, y ello alimenta argumentos e ideas xenófobas en países como Italia, que de hecho reciben en sus costas, por cercanía, un número muy importante de personas.

Según Acnur, en los primeros cinco meses del año 13.677 personas llegaron a Italia;en el caso de España 10.991.

Es importante definir la acogida para las personas refugiadas, porque no creemos que encerrarlos en los CIE, a cientos, hacinados, sea la forma de integrarlos en nuestras sociedades. Vienen de países muy pobres, con guerras o conflictos armados en los que no tienen futuro, buscando nuevos proyectos de vida. No se van a poder parar estos flujos migratorios salvo ayudando en origen.

Que el ultraderechista Salvini festeje proclamando bien en serio que quiere expulsar a todo irregular de Italia no hace más que poner el dedo en la llaga porque, ¿acaso las legislaciones de otros países de UE, España también, no prevén lo mismo para estas personas? Nuestras legislaciones están negando de facto los derechos humanos básicos a las personas migrantes y, además, el derecho internacional.

Italia ha utilizado como rehenes a los 629 migrantes en su guerra con el resto de países de Europa que no cumplen con la acogida, y es muy grave lo que hace Italia, pero también es muy grave lo que hace la UE no cumpliendo los compromisos de acogida a refugiados colectivamente. España no se libra hasta ahora, ha practicado de forma sistemática devoluciones en caliente en las fronteras para evitar que pidan asilo político. ¿Qué va a hacer Sánchez? ¿Levantará de verdad la bandera de los derechos humanos y la dignidad de las personas? ¿Exigirá en la UE otra política de acogida real y compartida? ¿Se planteará seriamente el cierre de los CIE porque en ellos se vulneran los derechos humanos y no son eficientes en políticas de acogida e inclusión?

Por último, queremos mostrar nuestra solidaridad y apoyo a todas las ONG que con tantas dificultades trabajan para salvar la vida de tantas personas;hoy son estas 629 personas a la deriva, defendiendo siempre los derechos humanos por encima de todo.

Portavocía de Batzarre