CONVOCADA POR LA dinámica "Kalera, kalera"

Una marcha pedirá el 4 de julio unos 'Sanfermines sin presos', 40 años después del asesinato de Germán

Desde entonces la capital navarra ha sido "testigo directo de una lucha permanente por la vuelta a casa de los presos", afirman los convocantes

EFE - Viernes, 15 de Junio de 2018 - Actualizado a las 12:30h

Un momento de la rueda de prensa de este viernes, con la plaza de toros al fondo.

Un momento de la rueda de prensa de este viernes, con la plaza de toros al fondo. (@KaleraIrunerria)

Galería Noticia

Un momento de la rueda de prensa de este viernes, con la plaza de toros al fondo.

PAMPLONA. La dinámica "Kalera, kalera", que comparten las organizaciones Sortu, LAB y Ernai en favor de los presos, se manifestará el 4 de julio en Pamplona en favor de unos Sanfermines "sin presas ni presos" porque, según han subrayado hoy, "ya es hora".

Una treintena de personas, con pañuelos rojos y carteles con mensajes alusivos al lema de la convocatoria, han asistido, en la entrada de la plaza de toros de Pamplona, a la presentación de la marcha que partirá a las siete de la tarde de la antigua estación de autobuses.

Ikerne Indakoetexea y Jorge Olaiz han avanzado, en euskera y castellano, que ese día, al igual que hicieron el pasado 30 de diciembre, volverán a salir a la calle con "fuerzas renovadas" para decir que quieren a los presos "en casa", porque "todavía 40 años más tarde, ya es hora".

De esta forma han aludido a sucedido el 8 de julio de 1978, hace ahora 40 años, cuando la "policía armada acabó con la vida de Germán Rodríguez y con varios heridos de bala" al tratar de "dar un castigo ejemplarizante contra la sociedad vasca".

"La pancarta en el ruedo a favor de la amnistía y por unos 'Sanfermines sin presos' es la excusa que utilizaron para irrumpir a sangre y fuego en la plaza de toros y sembrar el pánico en las calles de Iruñea", han sostenido, para agregar que desde entonces la capital navarra ha sido "testigo directo de una lucha permanente por la vuelta a casa de los presos y refugiados".

Los convocantes sostienen que "aunque algunos quieran negar la evidencia se ha abierto un nuevo tiempo político en Euskal Herria" y esto les interpela a "redoblar esfuerzos para traer a todos los presos a casa". "No hay excusas", han aseverado.