Francis Rossi | cantante y guitarrista de status quo

“Algunos piensan que tener una actitud desmadrada es vivir el rock, para mí solo significa ser un imbécil”

La Ciudadela acogerá hoy el concierto de Status Quo, una de lasgrandes bandas del rock. El festival (70 euros) comenzará a las14.30 y los británicos actuarán a las 21.30

Sábado, 16 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Francis Rossi.

Francis Rossi.

Galería Noticia

Francis Rossi.

Pamplona –Francis Rossi (29 de mayo de 1949) descuelga el teléfono cantando "good morning, good morning". Amable hasta la saciedad, transmite rock, genuino, casi en cada frase. Sus ojos, y sus oídos, se han asomado más allá de la puerta de Wembley en casi 50 ocasiones, pero sabe que todos esos momentos no se perderán, como lágrimas en la lluvia, porque algunas de sus canciones ya pertenecen a la historia de la música.

Con más de 50 años de rock a las espaldas, casi 8.000 conciertos ofrecidos y más de 120 millones de discos vendidos, ¿qué le motiva para seguir subiéndose a un escenario?

–Pienso lo mismo que he pensado siempre: me encanta tocar, cantar y componer. Y conforme pasan los años, cada vez me gusta más, supongo que tendrá algo que ver el hecho de que me doy cuenta de que el tiempo se va acabando. Además, hay algo en común que tenemos los artistas, no solo los que nos dedicamos a la música, también los actores o cualquiera que se suba a un escenario, y es que necesitamos ponernos delante de la gente. Puede resultar extraño que necesitemos eso, pero es así, necesitamos que nos digan que somos buenos. ¡Ojo!, no necesitamos solo los aplausos como motivación, es un todo. Tras la muerte de nuestro compañero Rick Parfitt (guitarrista de Status Quo que falleció en 2016), todos fuimos conscientes de que somos seres mortales.

Tras todas las experiencias acumuladas, buenas y malas, ¿tiene ya claro qué es el rock o su definición cambia según los años y la época?

–No creo que pueda definirlo porque para diferentes personas puede significar cosas distintas. No creo en el rock and roll como estilo de vida, el rock and es música. Muchas veces se piensa que tener una actitud desmadrada es vivir el rock o tener una actitud rockera, cuando realmente, para mí, solo significa ser un imbécil. Hacer tonterías y creerte que haces rock es solo hacer el imbécil en nombre del rock and roll, pero al fin y al cabo es solo ser un imbécil. Mi estilo de vida, que está ligado, que es rock and roll, a mucha gente le parecería aburrido, porque se basa principalmente en tocar, cantar y componer. Dejé de beber hace treinta años, no tomo drogas, no salgo de fiesta, no voy a bares, no voy al fútbol... Sencillamente me levanto, voy al estudio, hago ejercicio durante una hora, ceno a las seis... Luego toco una rato la guitarra, doy una vuelta por el jardín, hago el crucigrama, estoy un rato en el ordenador y me voy a la cama a dormir. Probablemente todo esto es algo que la gente no quiere oír, seguramente les gustaría escuchar que llevo una vida rockera como la que se imaginan, han visto en las películas o han leído en las revistas, llena de drogas y de mujeres, pero eso es mentira, al menos es mi caso. A la gente quizá lo que le gustaría oír es lo que hacíamos en los 70, unos años en los que volvíamos al hotel y tirábamos la televisión por la ventana y destrozábamos la habitación. Pero eso solo daba como resultado que alguien, al día siguiente, tenía que dar la cara por nosotros, firmando un cheque para el hotel y pagando por todos los destrozos que habíamos ocasionado. Si alguien quiere vivir algo similar, pensando que ese es el estilo de vida del rock and roll, lo puede hacer en su propia casa gritando "yeeahh" y pagarse luego el cheque a sí mismo. Esa es un actitud inaceptable, aunque cuando fui joven yo también hice algo de eso, sin llegar a tirar una televisión por la ventana, pero es que ahora se ha convertido como en el mito de lo que es el rock and roll, cuando realmente solo es una imbecilidad. ¿Por qué vas a tirar tu dinero por la ventana? Es absolutamente estúpido pensar que eso es el modo de vida del rock and roll. Siento ser tan aburrido, pero eso es lo que pienso, lo que hago y lo que siento. 

Volviendo a su ya más que larga y prolífica carrera, es curioso que la primera grabación como Status Quo, Pictures of Matchstick Men, fuera la que más éxito reportó al grupo en Estados Unidos, país que posteriormente les dio de lado...

–Fue nuestro mayor hit, es cierto, aunque posteriormente también nos acercamos a los primeros puestos de las listas de éxito con otros temas e incluso conseguimos alcanzarlo con temas como Caroline. En cualquier caso, no es algo extraño, es sencillamente el curso natural de un carrera musical de larga duración. Cuando compuse Pictures of Matchstick Men lo que intenté hacer, así de claro, es intentar copiar una canción de Jimmy Hendrix, que es lo que se escuchaba entonces, lo que estaba de moda. Es verdad que Status Quo alcanzó el éxito en Estados Unidos con esa canción, pero lo que sucede es que, realmente, ese no era el estilo de la banda;un estilo que quedó mucho más definido a principios de los años 70. Como reflexión a este respecto, sí que puedo a apuntar que, con la experiencia acumulada, uno se da cuenta de que todo lo que ocurre es por algo;por ejemplo, si no hubiéramos creado Pictures of Matchstick Men, no habríamos llegado a otros temas y álbumes que significaron mucho para la banda. 

En 1977 lanzaron Rockin’ All Over the World, su primer gran éxito mundial, ¿qué cambió en el grupo a partir de ese momento?

–También tuvimos otros éxitos antes de Rockin’ All Over the World , aunque bien es cierto que, como nos ha sucedido en varias ocasiones, en cada ocasión que lográbamos un éxito mundial, recibíamos cientos y cientos de cartas diciéndonos que nos habíamos vendido y blablablá. Es decir, logramos él éxito con esta canción y este álbum, pero a muchos de nuestros seguidores no les gustó, aunque, de la misma forma, también conseguimos un montón de nuevos fans. Es algo que también nos sucedió con In the Army. En definitiva, cuando una puerta parece que se cierra, otra se abre. Además, las cosas, en la vida, siempre pasan por algo, y si nos centramos en la música, Rockin’ All Over the World, como decía, fue calificado por muchos de nuestros seguidores como lo peor que habíamos hecho nunca, incluso se sintieron traicionados, pero es que eso algo que también les ha sucedido a Led Zeppelin, Deep Purple, Rolling Stones.

Aunque, evidentemente, estamos hablando de Status Quo, no puedo resistirme a preguntarle por los conciertos que ofrecieron el 11 y 12 de julio de 1986 en Londres junto a Queen, actuaciones que dieron lugar al mítico Queen at Wembley, ¿qué recuerda de aquellos conciertos y qué significaron para la banda? 

–Fue extraño porque aquellos dos conciertos fueron descritos por parte de la crítica como el resurgimiento de Status Quo, cuando lo que había sucedido, simplemente, es que nos habíamos tomado un par de años de descanso. En cualquier caso, tengo muy buenos recuerdos de aquellas dos actuaciones, conocíamos a Queen y fueron ellos los que nos pidieron que tocáramos. En línea con lo que decía antes, hay cosas que haces en la vida y hasta que no pasa un tiempo y tienes la perspectiva suficiente como para mirar atrás, no sabes si fueron buenas o malas, o lo que van a significar para ti. Por ejemplo, ahora echo la vista atrás y me doy cuenta de que los álbumes de covers que hicimos no fueron una decisión acertada. Por lo tanto, como premisa en la vida, sencillamente tienes que centrarte en poner sobre la mesa lo siguiente que te surge o que has pensado, y hacerlo. Es lo mismo que le ocurre a cualquier persona en su vida diaria, solo que en nuestro caso se ve mucho más y tiene un mayor alcance. En Inglaterra decimos que tenemos muchas tiendas de barrio, y estamos muy orgullosos de ellas, pero si estas tiendas no venden, no pueden existir. Pues con la música sucede lo mismo, muchas veces tienes que hacer cosas que igual no son muy de tu agrado o de tu estilo, pero que son necesarias para sobrevivir. Aunque luego las consideres errores. Y, como decía, nunca sabes hasta después de realizarlas si fueron un error o no.

En cualquier caso, aquellas actuaciones con Queen fueron el preludio de su In the Army, un trabajo de éxito mundial, quizá su canción más conocida, que, entre otros hitos, les llevó a tocar 14 noches seguidas en Moscú, en 1988, y estar permanentemente vigilados ante el riesgo de una revolución juvenil, ¿todo un éxito pero no sin cierto miedo?

–Recuerdo que le presenté In the Army a la banda, y de primeras la rechazaron. Posteriormente, la formación original nos separamos y, ya en el reencuentro, se la volví presentar a Rick (Parfitt). Yo tenía claro que este tema, o iba a ser una gran éxito o se iba a quedar en nada, pero no iba a ser una canción de las que se quedaba entre medias. Por suerte, lo que sucedió fue lo primero, alcanzando un éxito increíble en países como Rusia o Suecia, donde los jóvenes todavía tenían que realizar el servicio militar obligatorio. Eso sí, como comentaba, en cuanto sacamos In the Army recibimos muchísimas cartas en las que nos decían que había sido un error publicar esa canción. Y por eso nuestra oficina de management decidió, entre otros motivos, que hiciéramos una gira junto a Queen para defender ésta y otras canciones frente a un público más que numeroso, porque teníamos que seguir vivos, en la carretera y en el escenario. Es el mismo ejemplo que ponía antes de la tienda de barrio, que necesita vender para poder seguir existiendo. Es cierto que en esa gira ofrecimos 14 conciertos seguidos en Moscú, en solitario, ante 17.000 personas cada noche... Pero fue extraño porque eran muy disciplinados, ya que estos conciertos fueron antes de que todo cambiara en Rusia... La gente venía, se sentaba en silencio, veía el concierto y se iba, también en silencio. En cierto modo podía parecer bien que estuvieran tan atentos al concierto... pero la realidad es que Rusia ha cambiado mucho. En cualquier caso, todo son experiencias que sumas a tu vida;de hecho, ahora hay gente en Rusia que quiere volver a como eran las cosas antes, en plan se puede hacer esto y no se puede hacer esto otro, pero, en definitiva, son las mismas oligarquías, esas en las que la gente que entonces no tenía dinero, ahora tampoco lo tiene, y los que tenían dinero antes, ahora tienen mucho más. Pero no quiero decir cosas en contra de Rusia, que no quiero meterme en líos. 

Status Quo ha recibido durante años críticas por la sencillez de sus canciones, pero muchas bandas tardan años en conseguir componer buenas canciones con decenas de acordes, algo que Status Quo ha conseguido varias veces con solos tres. ¿Lo más complicado es saber ser sencillo?

–Es un mito extraño que ha perseguido a Status Quo a lo largo de su carrera, que solo utilizamos el 1, 4 y 5 (la secuencia de acordes básica y más utilizada en el blues, el country o el rock). Pero es que muchas óperas se han escrito con esa secuencia, y Chuck Berry compuso algunos de sus temas más famosos de esta forma. En cualquier caso, esto que siempre ha dicho de nosotros, cuando menos es curioso, porque, ¿si cambiáramos y utilizáramos más acordes? ¿Te gustarían más nuestras canciones? No, porque lo que gusta es la melodía, o al menos es lo que a mí me gusta. Sé que nos han dicho reiteradas veces que somos muy simples, pero esto es muy sencillo, o te gusta, o no te gusta. No sé si la clave es la sencillez, aunque a mí sí me gusta, pero, como digo, una de las músicas que más me gusta es la ópera y sus arias más famosas se han escrito con esta secuencia, y nadie diría que es una música sencilla. Que las canciones se escriban con tres acordes no significa de por sí que sean buenas o malas, muchas se escriben con 5, nosotros tenemos una con 8... Repito, es una cosa muy rara decir que una canción me gustaría más si tuviera más acordes, más que raro es una ñoñería, una mierda. (Y se pone a cantar Electric Avenue, de Eddy Grant). Esta canción solo tiene un acorde y es maravillosa. 

Su último disco de estudio fue Bula Quo, vinculado al filme del mismo nombre (2013), ¿están trabajando ya en nuevos temas?

–Sí, estamos trabajando en temas nuevos, pero de la forma en la que a mí me gusta. Es decir, dedicándole unos meses en el estudio, luego nos vamos a hacer unos conciertos y, a la vuelta, con la perspectiva, puedo evaluar mejor lo que vamos creando;mucho mejor que si lo hiciéramos de la forma tradicional, en la que estás todos los días metido en el estudio, de forma que, al final, lo único que quieres hacer este terminar, sea como sea. Espero que sea un buen álbum, pero es lo que comentaba antes, que hasta que no esté terminado y lo vea desde el otro lado, o con la perspectiva del tiempo y la valoración del público, no podré decir si fue una mierda o fantástico.

Con tantas canciones a sus espaldas, y numerosos éxitos en la mochila, ¿cómo han planteado el concierto de Pamplona?

–Tenemos una idea de lo que será el concierto de Pamplona, y no lo hacemos muy distinto al de otras ciudades de la gira... Podría decir que será el espectáculo más fantástico que jamás verá nadie, que tendremos a dos maromos musculados a los lados del escenario y a dos lesbianas en el centro, pero no será así, simplemente será Status Quo en concierto, lo que no quita para que sea un show muy bueno. Siempre intentamos darlo todo y tocaremos las canciones que todo el mundo conoce.