A la contra

Deseos

Por Jorge Nagore - Sábado, 16 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Como estaría mal visto que un partido que ahora mismo opere en Navarra hubiese criticado al Gobierno de Navarra por manifestar su desacuerdo con la sentencia de La Manada y por haber recurrido la misma, ningún partido emitió queja ninguna ni dijo que es “una muestra de falta de respeto absoluta al poder judicial y a la separación de poderes”. Como la corriente gira en un sentido, chitón, no hay “falta de respeto” ni “Estado de Derecho” que valga. Cuando conviene, cuando manifestarse en contra de lo que hace el gobierno o a favor de lo que ha hecho el sacrosanto Estado de derecho puede perjudicarte claramente, te pasas el estado de derecho, la separación de poderes y el respeto por donde el perineo navarro. Si, en cambio, hablamos de otra sentencia, emitida por ese mismo Estado de Derecho, como la de Alsasua, entonces ya puedes cargar tranquilamente contra el Gobierno de Navarra y mentarle lo de la separación, el respeto y todo, como hizo antes de ayer Pérez-Nievas, el perdedor de las primarias de Ciudadanos Navarra ante Paños al que posteriormente el aparato de Madrid colocó como líder. Pero es el que perdió las Primarias, recuerden. Bien, pues este además comentaba el jueves que la manifestación de hoy “hace presagiar un escenario de caos en Pamplona” y hablaba de que el gobierno no debería permitir que se convierta en una “algarada callejera de los violentos”, obviando que el orden público en casos así depende de Delegación del Gobierno y que hace unas semanas hubo una manifestación de 50.000 personas con el mismo tema y no se rompió un papel. Quizá -sin quizá- sería su deseo que así fuera, como el de otros muchos -individuos y partidos-, así que por el bien de la causa justa que es pedir que las penas sean proporcionales a los delitos y no la salvajada que son deseamos que los deseos -ocultos pero visibles- de Pérez-Nievas y tantos queden incumplidos.