Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La movilidad social en el Estado no funciona en la educación

El 69% de hijos de padres universitarios siguen sus pasos, un 13% más que los que no tienen este ‘legado’

Sábado, 16 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Alumnos estudiando en la biblioteca de la UPNA.

Alumnos estudiando en la biblioteca de la UPNA. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Alumnos estudiando en la biblioteca de la UPNA.

pamplona- La movilidad social vinculada al nivel de estudios de los padres es particularmente baja en España si se compara con la OCDE, aunque si se examinan las posibilidades de ascenso en términos económicos el país está por encima de la media.

Mientras que un 69% de los hijos españoles de padres con estudios superiores van a la universidad, un 56% de aquellos cuyos progenitores no han llegado al segundo ciclo de la enseñanza secundaria se quedan con un bajo nivel educativo, indicó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En un estudio publicado ayer sobre el “ascensor social”, precisó que en la OCDE esos porcentajes son del 63% y del 42% respectivamente.

España se sitúa entre los países con menor movilidad de los países miembros estudiados, en una lista que cierra Portugal y en la que, en el otro extremo, el país modelo es Corea del Sur.

Los autores del estudio vinculan esos pobres resultados con el sistema educativo, y señalan que “pese a las mejoras de los últimos años”, tiene el mayor porcentaje de la Unión Europea de alumnos que abandonan los estudios prematuramente (19,9% en 2015) y el nivel de competencias es “bajo”, en particular entre los jóvenes.

Sin embargo, aunque pueda parecer paradójico por el pobre desempeño del ascensor social en la educación, España es uno de los países con mayor movilidad entre generaciones en términos de ingresos.

Un 28% de los hijos cuyos padres están entre el 20% con menores ingresos continuarán en España en la parte baja de la escala social, comparado con el 31 % en la OCDE.

En el otro extremo, un 34% de los españoles cuyos padres se sitúan entre el 20% de los más ricos forman parte de esa elite económica, frente al 42% de media en el “club de los países desarrollados”.

Para que el descendiente de una familia del 20% con menos recursos llegue al nivel de vida medio en España hacen falta de media cuatro generaciones, frente a las 4,5 de media en la OCDE como conjunto.

Y eso pese a que el nivel de desigualdad de ingresos en España es superior al de la organización y al de la inmensa mayoría de sus socios europeos, como Francia, Alemania, Italia, Bélgica y Holanda (con las excepciones del Reino Unido, Portugal, Grecia e Irlanda).

Sin embargo, para una misma persona, las posibilidades de cambiar de grupo en la escala social en términos de ingresos a lo largo de su vida son menores que en la OCDE.

En concreto, un 64% (frente al 57% en la OCDE) de quienes se ubican en el 20% más modesto no logran salir de ahí, mientras que un 72% (frente al 68%) de los que componen el 20% más adinerado consiguen mantenerse en ese estrato privilegiado.

Los autores del estudio señalan que la falta de movilidad se puede explicar en parte por el elevado nivel de paro de larga duración y porque muchos de los desempleados que finalmente obtienen un puesto de trabajo a menudo es precario. - Efe

Nacional

el ‘ascensor social’, AVERIDADO

Progresión. Los españoles descendientes de familias con bajos ingresos podrían tardar hasta cuatro generaciones en alcanzar el nivel de ingresos medio. Así lo ha constatado el informe de la OCDE A Broken Social Elevator? How to promote Mobility que ahonda en las oportunidades de los ciudadanos de diferentes países del mundo de “escalar” su posición económica. El “ascensor social” está “averiado” pues, mientras las personas que provienen de familias que se encuentran en lo más alto del nivel de ingresos permanecerán en lo alto, la gente con menos ingresos tiene que luchar por ascender hasta un nivel de renta medio. En el caso español, la OCDE asegura que hay una idea extendida de que las fortunas y ventajas de los padres juegan un papel fundamental en la vida de las próximas generaciones. La OCDE aseguró que es necesario llevar a cabo políticas que fomenten la movilidad de las personas en la escala social, medidas de protección de los hogares, políticas de desarrollo individual y que ayuden a aliviar las condiciones desfavorables de los que están por debajo en el ranking.