Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Justicia y solidaridad

Representantes políticos, sociales y sindicales secundan la multitudinaria movilización que desbordó las calles de Pamplona para reclamar proporcionalidad en un proceso judicial que, defienden, no debía haber salido de Navarra

Un reportaje de Ibai Fernandez | Fotografía Patxi Cascante, Iban Aguinaga e Iñaki Porto - Domingo, 17 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La cabecera avanza ocupando los dos lados de la calzada y las aceras por la avenida Zaragoza a su paso por la plaza de los Fueros, donde miles de personas aguardan para incorporarse a la manifestación.

La cabecera avanza ocupando los dos lados de la calzada y las aceras por la avenida Zaragoza a su paso por la plaza de los Fueros, donde miles de personas aguardan para incorporarse a la manifestación. (PATXI CASCANTE/IBAN AGUINAGA/IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

La cabecera avanza ocupando los dos lados de la calzada y las aceras por la avenida Zaragoza a su paso por la plaza de los Fueros, donde miles de personas aguardan para incorporarse a la manifestación.

“Pedimos justicia y pro-porcionalidad porque son una base indispensable para construir la convivencia en Navarra” “Ha sido una explosión de indignación y disconformi-dad sin precedentes con una Justicia que no merece tal nombre” “Que haya tanta gente va en proporción a la desproporción de la sentencia. Quien no lo quiera ver tendrá que ir aprendiendo” “Las calles de Iruña se han vuelto a llenar demostrando la enorme distancia que hay entre la Justicia española y la ciudadanía” “Mientras ha estado en el poder el PP ha montado una red dentro del poder judicial para que sucedan cosas como la de Alsasua ” “Siempre hay que estar con las víctimas, con los agredidos y con quienes han sufrido una sentencia des-proporcionada” “No pedimos impunidad, sino justicia, y que la cordura impere en este proceso judicial que no tenía que haber ido Madrid” “Un Estado que maltrata así a sus ciudadanos no es un Estado democrático, hay que avanzar a un escenario no vengativo ”

"eskerrik asko por hacer que la movilización de hoy sea proporcional al despropósito judicial”, cantó El Drogas desde el escenario, resumiendo en unas pocas palabras lo que había sido un clamor por la justicia en el Caso Altsasu y la proporcionalidad en una sentencia que, en primera instancia, ha condenado a penas de entre 9 y 13 años de prisión a siete de los ocho jóvenes acusados. “No hay terrorismo, pero las condenas son totalmente desproporcionadas”, relataba ayer Javi Ollo, alcalde de Alsasua. Una localidad que como toda la comarca, como buena parte de Navarra y como miles de personas de todo el Estado volvió a salir ayer a la calle para pedir “cordura” y “normalidad” en un proceso judicial que aguarda ahora los recursos del Supremo.

Es a lo que se agarran las familias, que apenas dos minutos después de las cinco de la tarde partieron con la pancarta en medio de una interminable salva de aplausos de las decenas de miles de personas que le fueron haciendo pasillo durante los cerca de dos kilómetros y medio de recorrido. Tras ellos marcharon los representantes políticos, sociales y sindicales en una muestra de apoyo y solidaridad de la mayoría parlamentaria, y también la de los ciudadanos que desde una mirada objetiva observan la desproporción en la que se perdido todo el Caso Altsasu.

Allí estaban la portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana;el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron;los portavoces de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra, y destacados cargos institucionales de estas fuerzas llegados de fuera. Pero también el exlehendakari Carlos Garaikoetxea y los principales responsables de ELA y LAB. Y el filósofo Daniel Innerarity, el físico Pedro Miguel Etxenike, el escritor Bernardo Atxaga o el propio Enrique Villarreal como rostros conocidos en medio de la multitud.

Porque la demanda ayer era solo “Justicia”. “No pedimos impunidad, sino proporcionalidad en la aplicación de la ley”, resumía el alcalde alsasuarra, que recordaba que por lógica jurídica el proceso nunca debía haber salido de Navarra. “Dijimos que la Audiencia Nacional no tenía que dictar sentencia en este caso. Y aunque finalmente ha admitido que lo ocurrido no fue terrorismo, lo ha hecho con sentencias muy muy altas. Por eso estamos hoy aquí, para reivindicar Justicia y proporcionalidad”, apuntó Ollo, que tras la sentencia y posterior detención de cuatro de los jóvenes para su entrada en prisión reclamó “cordura” a las instancias judiciales

En términos similares se expresó la portavoz del Gobierno, María Solana. Pese a las críticas recibidas las últimas semanas, en algunos casos especialmente duras, el Ejecutivo foral volvió a participar ayer en la convocatoria. Lo hizo por “coherencia”, afirmó Solana, que defendió que el Ejecutivo “tiene que estar al lado de la ciudadanía en una reivindicación como esta”. “Porque entendemos que la proporcionalidad y la Justicia son, entre otras, base indispensable para construir una convivencia en paz en Navarra”, apuntó.

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, señaló que precisamente la “injusticia” y la “desproporción” de todo este caso “a quien pone en su lugar no es a los jóvenes de Altsasu, sino a quien pretende criminalizarlos”. “Todo el mundo a estas alturas es consciente de la enorme desproporción que supone. Es una pena la enorme distancia que hay entre la justicia española y la ciudadanía”, advirtió Asirón en una reflexión compartida por Carlos Garaikoetxea, para quien la de ayer era la respuesta a una “sentencia incomprensible” por algo que en otros lugares para la gente “son solo desórdenes”. “Es una explosión de indignación y de disconformidad sin precedentes con una justicia que no merece tal nombre”, denunció.

Porque toda esta desproporción ha acabado convirtiendo en “víctimas” a quienes hoy están encarcelados. Lo decía ayer Daniel Innerarity. “Siempre hay que estar con las víctimas, con las del terrorismo, con las de la violencia machista y con los agredidos. Y con aquellos a los que una sentencia desproporcionada ha convertido en víctimas”, afirmó el filósofo navarro.

Reflexiones que, con matices y visiones diversas, vinieron a compartir el resto de agentes políticos y sociales. “Es hora de que se empiece a desmantelar un sistema penal basado en la excepcionalidad”, reclamó Unai Hualde (Geroa Bai). “Mantener la petición de terrorismo está fuera de lugar”, censuró Adolfo Araiz (EH Bildu). “Es una actuación totalmente abusiva y arbitraria de la Justicia”, apuntó el líder de Podemos, Eduardo Santos. “Por supuesto que merecen castigo por los hechos ocurridos, pero todo esto es un despropósito”, denunció Marisa de Simón (I-E), que al igual que los principales responsables de los sindicatos ELA y LAB puso voz y argumentos políticos a una manifestación que sus organizadores resumieron con una frase en la pancarta. “Hau ez da Justizia”. Esto no es Justicia.