Increíble partido de ida de la promoción

Villafranca decidirá el ascenso

autonómica | la peña azagresa iguala al final dos goles en contra

Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jugadores de la Peña celebran un gol en un partido anterior.

Jugadores de la Peña celebran un gol en un partido anterior. (Peña Azagresa)

Galería Noticia

Jugadores de la Peña celebran un gol en un partido anterior.

PEÑA AZAGRESA Charly, Servera, Manza, Champi, Izco, Servera (Virto) Pastor, Yeyu, Dani García, Héctor y Adrián (Miguel).

ALESVES Forcada, Úriz, Mena, Martón, Segura, Ait Addi (Goñi), Santafé (Joffre), Gómez, Burgui, Daniel, Magaña (Arrondo)

Goles 0-1, m. 53: Álvaro Santafé. 0-2, m. 71: Mena. 1-2, m. 85: Dani García, de penalti. 2-2, m. 89: Dani García.

Árbitro Gaizka Legarra, asistido por Irurita y Sikora. Amonestó por la Peña a Héctor y Gonzalo y por el Alesves a Magaña, Santafé y Mena.

azagra- Increíble ida de la promoción por el ascenso a Tercera la vivida ayer en el Miguel Sola. La Peña igualó un 0-2 gracias a un esfuerzo increíble y a una afición inagotable que llenó el campo de pañuelos amarillos, de globos, bombos. Por parte visitante la afición fue numerosísima también. Precioso el ambiente para un partido entre dos equipazos.

Los nervios atenazaron a ambos equipos en la primera parte, en la que jugaron con mucho respeto y ninguno lograba hilvanar juego ni crear ocasiones salvo una por cada equipo que solventaban perfectamente ambos porteros.

La salida al campo en la segunda parte la marcó la Peña dando un paso adelante, pero cuando más intentaba dominar, una mala coordinación entre defensa y portero dejaba un balón fácil para que Santafé marcara el 0-1.

Golpe duro para la Peña que no se amilanó y siguió intentándolo pero sin definición con una delantera muy bien marcada. Aún se puso la cosa peor cuando un balón botó mal en medio campo, dejando al equipo a contrapié y propiciando una contra del Alesves que ponía a Mena solo delante del portero y hacía el 0-2. Revés a los locales de los negros, que se dedicaron a nadar y guardar la ropa. Buscando las contras y ante el shock que había supuesto el gol en las filas amarillas, cerca estuvieron de sentenciar la eliminatoria con el 0-3, que hubiera sido demasiado castigo para lo visto en el campo. La afición visitante celebraba sonoramente el resultado en la grada.

Entonces la Peña movió el banquillo. El Alesves seguía defendiendo bien y cortando las líneas, pero el ánimo de la afición y el empuje de los locales llevó al equipo arriba. La Peña no dejó de creer. Y en el 85 se empezaba a ver la luz tras un penalti en el área visitante por mano que no fallaría Dani García. Con el 1-2 la Peña fue a quemarropa a por el partido, y al Alesves le empezó a temblar el pulso. Viendo cómo solo 4 minutos más tarde un balón largo caía entre Dani García y el portero. Y el delantero más incansable, más luchador, y con más fe de toda Navarra hacía el 2-2 y ponía los gritos en el Miguel Sola, la ilusión y la esperanza.

La afición despedía con una gran ovación al equipo, que volvía a salir pasados unos minutos del vestuario para agradecer ellos con un aplauso el apoyo de todo el campo.

Quedan 90 minutos por jugarse en un campo que seguro va a estar también a reventar como El Palomar. - P.A.