DESISTEN DEL ACTUAL CONCURSO EN TRÁMITE

Nasuvinsa volverá a licitar la segunda fase del Plan de Vivienda de Alquiler

EFE - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 20:42h

Vista aérea de Pamplona.

Vista aérea de Pamplona. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Vista aérea de Pamplona.

Pamplona. - La sociedad pública Nasuvinsavolverá a licitar los proyectos arquitectónicos de la segunda fase de su Plan de Vivienda de Alquiler y publicará una nueva convocatoria con un nuevo plazo, con el fin de que las propuestas puedan ajustarse a la normativa de habitabilidad, de edificabilidad y urbanística.

De esta manera, Nasuvinsa opta de facto por desistir del actual concurso en trámite, con el objeto de evitar la inseguridad jurídica sobre su resolución definitiva, dado que durante el procedimiento se comprobó que las propuestas presentadas no se ajustaban a la normativa vigente en materia de habitabilidad y planeamiento urbanístico, ha informado la sociedad pública en un comunicado.

Nasuvinsa convocó un concurso el pasado mes de diciembre para la redacción de los proyectos arquitectónicos de 283 VPO en régimen de alquiler, distribuidos en siete lotes, para otras tantas localidades de Navarra, entre Pamplona, Valle de Egüés, Barañain, Mutilva, Tudela, Estella y Bera, habiendo recibido un total de 65 propuestas por parte de 46 equipos licitadores.

Durante el procedimiento de adjudicación, los técnicos de Nasuvinsa -en colaboración con el Servicio de Vivienda del Gobierno de Navarra y los ayuntamientos afectados- han comprobado, no obstante, que todas ellas contienen incumplimientos generalizados del Decreto Foral de Habitabilidad, del Código Técnico de Edificación o de la legalidad urbanística de los siete municipios donde se han proyectado las viviendas, lo que hubiera podido dar lugar a la nulidad de los proyectos.

Con el propósito de aumentar la edificabilidad útil y así mejorar la puntuación en el baremo del concurso, las ofertas licitadoras contemplaban propuestas que rebasaban la normativa vigente y, por tanto, su adjudicación hubiera podido anularse. En algunos casos, la superficie útil aumentaba hasta en un 30 % sobre el límite normativo.

Por ello, antes de declarar desierto el concurso, los técnicos de Nasuvinsa aplicaron la cláusula duodécima del pliego de condiciones, que establecía que la propia sociedad pública "podrá ajustar las superficies útiles expresadas por los concursantes en el caso de que no se acomoden a la normativa aplicable", lo que daba lugar a diferente puntuación.

Sin embargo, aunque este mecanismo de revisión ya estaba contemplado en el pliego de condiciones, sin que ningún concursante lo hubiera impugnado, su aplicación dio pie a que los concursantes formalizaran ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos un total de 17 reclamaciones, repartidas entre los 7 lotes de la licitación.

Para evitar que la resolución de estas reclamaciones dilaten aún más el procedimiento de adjudicación de los proyectos arquitectónicos de la segunda fase del Plan de Vivienda de Alquiler, y para garantizar la seguridad jurídica del concurso, Nasuvinsa ha optado por realizar una nueva licitación, dando así opción a los equipos concursantes a que puedan subsanar en sus propuestas los anteriores incumplimientos.

Asimismo, el pliego de condiciones de la nueva convocatoria introducirá las modificaciones necesarias para ajustarse a la nueva Ley Foral 2/2018 de Contratación Pública, en vigor desde el pasado mes de mayo.

Últimas Noticias Multimedia