Un salto con red

La cooperativa de emprendedores de ANEL cumple 5 años. Su misión, ofrecer cobertura para montar una empresa

Un reportaje de Juan Ángel Monreal. Fotografía Oskar Montero - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

De izquierda a derecha: Jamiro Wiest (BRC), Iñaki Navarro (Pandas), Ana Pérez (Ayse), Lucía Arrieta (Pandas), Luis Sánchez (Yunity 360), Garoa Gartziandia (Ayse), Fernando De Miguel (Yunity 360), Patxi Cabanillas (BRC), Diego Domeño (Yunity 360), Iván De

De izquierda a derecha: Jamiro Wiest (BRC), Iñaki Navarro (Pandas), Ana Pérez (Ayse), Lucía Arrieta (Pandas), Luis Sánchez (Yunity 360), Garoa Gartziandia (Ayse), Fernando De Miguel (Yunity 360), Patxi Cabanillas (BRC), Diego Domeño (Yunity 360), Iván De Obesso (Yunity 360) y Gabriel Viscarret (Dateando). (Oskar Montero)

Galería Noticia

De izquierda a derecha: Jamiro Wiest (BRC), Iñaki Navarro (Pandas), Ana Pérez (Ayse), Lucía Arrieta (Pandas), Luis Sánchez (Yunity 360), Garoa Gartziandia (Ayse), Fernando De Miguel (Yunity 360), Patxi Cabanillas (BRC), Diego Domeño (Yunity 360), Iván De

“La cooperativa nos permitió testar los mercados y validar nuestro modelo ” “Los videojuegos en realidad virtual pueden sustituir a fármacos para tratar trastornos” “Hemos ido haciendo cartera de clientes y esperamos seguir ya solos tras el verano” “Una cooperativa es la forma más eficaz de llegar al cliente y de lograr implicación” “Pese a la incertidumbre y el vértigo, emprender es lo mejor que he hecho en mi vida” “La fórmula de ANEL te permite centrarte en el trabajo sin tanta presión económica”

Gabriel Viscarret siente que a Dateando, el proyecto que montó junto a otra socia hace ya más de un año, le ha llegado el momento de comenzar a volar solo. De empezar a facturar por su cuenta, de encontrar su propio lugar y espacio de trabajo. Hasta ahora, ha formado parte de la Cooperativa de Emprendedores de ANEL (Asociación Navarra de Empresas Laborales), una iniciativa que se encuentra a punto de cumplir cinco años y por la que han pasado ya 37 proyectos y 132 personas.

Elena Zabalza, técnica de ANEL, y Antonio Martínez de Bujanda, técnico de la misma asociación, han participado esta misma semana en Valencia en un encuentro nacional de investigadores y y profesionales sobre economía social. Se trataba, explican desde ANEL, “de difundir un modelo pionero para que vaya extendiéndose por otras comunidades y poder crear así una red de trabajo, investigación y apoyo entre cooperativas de emprendedores”.

Esta es, precisamente, una de las oportunidades que brinda pertenecer a la cooperativa, integrada de forma mayoritaria por ANEL y por aquellos que tratan de formar una empresa. Lo explica Viscarret, cuya empresa, una ingeniería de informática industrial, se ha ido desarrollando durante el último año. “Te permite comenzar con un respaldo, conocer gente, hacer labor comercial y que la gente te vaya conociendo”, cuenta Viscarret, que tiene claro que, una vez que constituya su empresa, lo hará bajo la fórmula de la cooperativa: “A mi juicio permite llegar de forma más efectiva al cliente, porque queremos que quien sea socio de Dateando sea una parte fundamental de la empresa y esté implicado al máximo”.

Tras dar el salto desde la empresa privada, donde trabajaba como asalariado, Viscarret vio que había llegado el momento de emprender en solitario, de “tomar el control total de las decisiones” y de comenzar a aplicar sus propias ideas. Dateando ayuda a empresas y organizaciones a registrar y analizar datos, aunando antiguas tecnologías y sistemas Scada con internet de las cosas y big data. Todo ello, para encontrar espacios de mejora que incrementen la productividad de la empresa.

Con el paraguas de ANEL, la empresa ha conseguido ir aumentando mes a mes su facturación. Lo ha hecho con mucho esfuerzo, pero minimizando los riesgos. Es el objetivo precisamente de la cooperativa de emprendedores, que funciona como una nave nodriza de la que, de una en una, se van desprendiendo las empresas cuando se encuentran listas para crear su propia sociedad. Durante ese tiempo, que no debería superar el año, aunque existe flexibilidad para ello, el equipo de profesionales de ANEL acompaña a las empresas, siguiendo su evolución y analizando su viabilidad. El emprendedor da así el salto, pone la idea, el esfuerzo y la iniciativa, y ANEL aporta una cierta red de seguridad para evitar que la idea se estrelle de buenas a primeras. Firmas como Mediación Navarra, Navarra Capital, Orbetec 360 y Contenidos i Punto pasaron por esta cooperativa antes de comenzar en solitario.

Desde ANEL explican que la cooperativa de emprendedores es una iniciativa puntera en España, una herramienta innovadora que permite a los emprendedores contrastar su modelo de negocio en el mercado, y vivir una experiencia de aprendizaje de emprendimiento como cooperativistas. Así, uno de los beneficios que ofrece esta cooperativa es la reducción del riesgo ya que los socios, desde un primer momento, “se dirigen al mercado y de éste recogen información de primera mano para ir construyendo su modelo de negocio, testar si funciona y de qué forma puede ser viable”. A partir de este momento, “ellos deciden si constituir su propia empresa o, sin embargo, si ven que no hay la respuesta esperada del mercado, deciden no seguir adelante”. La cobertura de ANEL no tiene por qué terminar necesariamente en ese punto. La asociación puede acompañar a las empresas en todos los trámites de puesta en marcha de su propia empresa. Y aquellas que pertenezcan a la asociación tienen a su disposición una serie de servicios.

Aise cooperativa

Personal

Mejorando el clima de las organizaciones

Con la estructura ya montada, las empresas pueden comenzar a formar nada más incorporarse a la cooperativa, algo que agiliza de forma sensible los trámites. Y a partir de ahí se recibe el servicio integral de acompañamiento en el test de mercado y en el análisis de la viabilidad del proyecto. Y junto a ello, aligerar de forma sensible la gestión administrativa que la actividad genere (facturación, altas y contratos, contabilidad, etc.). Ana Pérez, de Aise Cooperativa, destacaba especialmente este aspecto. “Te permite centrarte en el trabajo, a lo mejor sin tanta presión económica”, dice.

Con experiencias anteriores como emprendedora, Ana Pérez ha puesto en marcha, junto a Garoa Gartziandia y Oihan Martiarena, Aise, una empresa que lleva ya algo más de un año madurando en la cooperativa y que se dedica a la facilitación de procesos de grupos. “Nos encargamos de la parte efectiva, de la gestión de la toma de decisiones, la comunicación entre órganos de la empresa o de la organización. Tratamos de mejorar y aumentar el clima, aportar calidez”, explica Garoa Gartziandia. Aise se dirige también a las empresas, pero sus clientes se encuentran sobre todo entre las entidades sociales, las fundaciones y otras empresas cooperativas que buscan cuidar especialmente el factor humano. “Hemos colaborado también en procesos participativos en los Ayuntamientos”, explica Ana Pérez.

BRC international trade

Comercio

Con el foco en Brasil

BRC International Trade ha tenido que agilizar su salida de la cooperativa por una cuestión de mercado. Dedicada a la exportación e importación de productos, las empresas con las que trabajan le piden facturar de manera independiente, por lo que desde hace unos meses Patxi Cabanillas y Jamiro Wiest han fundado una microcoperativa que da ahora sus primeros pasos. “Nosotros nos identificamos plenamente con los valores de la economía social: la persona es el fin, el trabajo es el medio y los resultados, la consecuencia”, explica Patxi Cabanillas, quien, además del espacio de coworking puesto a su disposición, destaca la importancia del asesoramiento de ANEL para testar los mercados y validar un plan de negocio que tiene en Brasil a uno de sus objetivos principales. “Es un mercado muy grande, pero a la vez muy difícil”, explica Wiest, de nacionalidad brasileña. “Trabajamos en cualquier mercado, pero es bueno especializarse”, explica Cabanillas.

Tratando de enfocarse en productos de cierto valor añadido, BRC se dedica tanto a la exportación e importación por cuenta propia como por orden de terceros a quienes ofrece también servicios de representación internacional. “Eso sí, intentamos trabajar siempre con productos que de algún modo u otro nos enamoran”, dice Cabanillas.

pandas producciones

Comunicación

Estrategia de imagen para las empresas

Iñaki Navarro y Lucía Arrieta forman Pandas Producciones, una iniciativa surgida en noviembre de 2016 que, “si todo va bien”, comenzará a funcionar de forma autónoma a lo largo del verano. Pandas ofrece a las empresas “unas estrategia de imagen digital” para hacerlas visibles en las redes y en la web, con “un hilo conductor que le dé coherencia interna”, explica Iñaki Navarro. La productora ofrece tanto vídeo como fotografía, así como una calendarización que permita mejorar el impacto de las imágenes y del mensaje que se quiere transmitir.

Pandas busca abrirse camino en el sector y tiene la confianza de que “aquellas empresas que han trabajado” con ellos han repetido, explica Iñaki Navarro, quien destaca la estacionalidad del negocio y el apoyo recibido por ANEL a la hora de “redactar contratos, cláusulas.... Nosotros bastante teníamos con hacer nuestro trabajo, con ir adquiriendo una cartera de clientes. La cooperativa nos ha dado mucha tranquilidad”, explica Lucía Arrieta. El siguiente paso es comenzar a trabajar en solitario y, a partir de octubre, la empresa tendrá su sede en un nuevo espacio de coworking que se va a habilitar en los edificios inteligentes de Pamplona.

Yunity 360

Terapia

Realidad virtual contra fobias y trastornos

Videojuegos de realidad virtual en lugar de fármacos. En eso consiste Yunity 360, una firma integrada por Iván de Obesso y Fernando de Miguel que se dedica a la integración y creación de realidad virtual para aplicarla al tratamiento de fobias y problemas como el déficit de atención y la hiperactividad infantil. Cuenta con dos jóvenes en prácticas (Luis Sánchez y Diego Domeño) y está centrada en el desarrollo de la tecnología que permite al paciente, acompañado por su terapeuta, enfrentarse a sus miedos en un entorno controlado. “De este modo los niños y niñas interactúan en mundos de realidad virtual como si de un juego se tratase para ayudar a controlar sus impulsos en el día a día”, explican desde Yunity.

La empresa trabaja codo con codo con profesionales del sector, como psicólogos, y se encuentra también en conversaciones con centros médicos de prestigio. “Y estamos trabajando al mismo tiempo para que nuestros juegos reciban el sello que los acredite como terapia”, explica Luis Sánchez. “Cuanta más información nos van dando, más podemos desarrollar la tecnología”, concluye.

Orbetec 360

Marca digital

Clientes ya en seis comunidades

En la cooperativa de emprendedores de ANEL cobró vida hace ya más de un año Orbetec 360, una empresa fundada por Imanol Zubikarai, Jonathan Monreal, Patxi Cano y María Sanz de Galdeano. “Desarrollamos la estrategia digital para las empresas, potenciamos su imagen en función de los mercados y la llevamos al mundo online”, explica Zubikarai, quien cree que las empresas, incluidas las industriales, están entendiendo la importancia de cuidar su imagen digital. “Muchas empresas industriales, que empezaron hace 20 o 30 años como un negocio familiar, que han ido creciendo y ahora exportan tenían una web hecha hace 15 años y apenas la habían actualizado”, explica Zubikarai en relación a una clientela que se encuentra repartida ya por media docena de comunidades autónomas. A Orbetec, la experiencia en ANEL le permitió definir su modelo de negocio y preparar un salto del que Zubikarai no puede estar más satisfecho: “Pese a toda la incertidumbre y el vértigo que se siente, es lo mejor que he hecho en mi vida”.