Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
el exguardameta rojillo, ante bélgica

Penedo: de Osasuna Promesas al Mundial

debutante | a sus 36 años, el portero vivirá su sueño de debutar en la copa del mundo con panamá

M.J. Armendáriz | Mikel Saiz - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jaime Penedo bromea junto a Javier Vicuña, entrenador de porteros.

Jaime Penedo bromea junto a Javier Vicuña, entrenador de porteros. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Jaime Penedo bromea junto a Javier Vicuña, entrenador de porteros.

pamplona- Pamplona, junio de 2006. Un joven portero panameño de 24 años llega a Osasuna con ganas de comerse el mundo. En principio jugará con el Promesas, pero entrena con la plantilla profesional. Su sueño es llegar a jugar un Mundial. Se llama Jaime Penedo.

Sochi, junio de 2018. Un veterano guardameta panameño de 36 años aterriza en Rusia con la ilusión de debutar en un Mundial, el primero en la historia de su selección. Después de una larga trayectoria por el fútbol (nueve equipos de siete países), Panamá le abre las puertas de cumplir su sueño. Su nombre, Jaime Penedo.

Ese portero que hoy debutará con Panamá en un Mundial, ante Bélgica, es aquel que probó suerte en Osasuna durante una temporada. Es la estrella de Panamá y brilla dentro y fuera del campo. Su boda fue el acontecimiento del año de 2016 en su país. Atrás queda su paso por Pamplona, donde entrenó junto a Ricardo y Elía a las órdenes de Cuco Ziganda y jugó 12 partidos bajo la batuta de Martín Monreal en el filial.

Llegó a Osasuna en junio de 2006. Hizo la pretemporada con el primer equipo junto a unos jóvenes del Promesas como Nacho Monreal, Iñaki Astiz, Mikel Arruabarrena, Ion Erice y Óscar Vega. En julio se lesionó en los isquiotibiales y eso le dio la titularidad en el Promesas a Natxo Zábal. A finales de septiembre se recuperó y en la jornada 6 fue titular. Jugó 12 partidos en la primera vuelta. En enero el club fichó al meta Moso, ya que Penedo en febrero jugaba la Concacaf con la selección absoluta (debutó con Panamá en febrero de 2005). Ya no volvió a ser titular en la segunda vuelta. En junio regresó a su país y el club no ejerció la opción de compra que tenía sobre él (70.000 euros). “El club me ofreció seguir en el Promesas, pero pienso que no es rentable y me debo buscar otra vitrina para poder mostrar mi valía”, señaló el portero, en la concentración con Panamá para jugar en Canadá la Copa de Oro de 2006. Ahí acabó su relación con España.

Doce años después, Javier Vicuña, entrenador de porteros, lo recuerda bien, a pesar de que su estancia en Pamplona fue corta. “Un entrenador de porteros siempre tiene una relación especial con los guardametas. Son muchas las horas que pasamos juntos. Pero si con todos la relación es especial, mucho más cuando es un chaval que viene de fuera, que no conoce nada de aquí y con el que hablas de muchas cosas más allá del fútbol”, recuerda Vicuña.

“llegaba de otro fútbol”Vicuña reconoce en el portero de la selección de Panamá a aquel chaval que llegó a Osasuna “con muchas ganas”. “Venía de un fútbol que no tiene nada que ver con el nuestro. Llegaba del Cagliari italiano, pero se había formado en distintos equipos de Panamá. Era muy joven y no estaba acostumbrado a los golpes. Era un cambio grande. Mucha palomita, mucha cosa... pero tenía unas ganas de aprender enormes. Recuerdo que le decía que había hecho lo más difícil, cruzar el charco”, recuerda. “Era un bendito. Tuvo mala suerte porque se lesionó. Recuerdo hablar con él al final de la temporada y me pedía consejo sobre qué hacer. Aquí no le conocía nadie y, después de una lesión, volver donde le conocieran era la mejor opción”. Le hizo caso. Regresó a Panamá y después salió a Guatemala (CSD Municipal), con quien ganó torneos de Apertura y Clausura. Los Ángeles Galaxy, donde coincidió con David Beckham, Saprissa de Costa Rica y Dinamo de Bucarest, con el que jugó competición europea, han marcado su trayectoria futbolística en esta última etapa. Ha jugado en nueve equipos de siete países, con 128 partidos con la selección absoluta de Panamá.

Javier Vicuña lo ha seguido desde lejos en estos 12 años. “Vi que había vuelto al fútbol europeo. Esta temporada jugó contra el Athletic una eliminatoria europea. Me gusta saber dónde sigue, aunque no tengo relación con él”. Lo identifica entre los palos. “Sí, es Jaime. Lógicamente tendrá más experiencia y habrá ido mejorando, pero la forma de moverse, la presencia en la portería es la misma. No sé cuál será el nivel de fútbol en Panamá, pero seguro que jugar en Europa ha sido una ventaja para él”. Y allí estará Jaime Penedo. Javier Vicuña será seguramente uno de los que no se quiera perder el partido de hoy.