Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La decisión sobre el cambio de nombre del grupo parlamentario de Podemos se retrasa una semana más

EP - Lunes, 18 de Junio de 2018 - Actualizado a las 11:56h

Carlos Couso y Laura Pérez, en el Parlamento.

Carlos Couso y Laura Pérez, en el Parlamento. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Carlos Couso y Laura Pérez, en el Parlamento.

PAMPLONA. La decisión sobre el cambio de nombre del grupo parlamentario de Podemos, propuesto por los cuatro parlamentarios críticos, ha sido retrasada una semana más en la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, a la espera de que las dos partes del grupo puedan llegar a un acuerdo sobre su situación.

El portavoz parlamentario de Podemos, Carlos Couso, ha comentado a los periodistas tras la Mesa y Junta de este lunes que él ha decidido aplazar una semana más la solicitud sobre el cambio de nombre a Orain Bai-Ahora Sí, después de que un informe jurídico dejara la decisión en manos de la Mesa de la Cámara.

Couso ha explicado que los cuatro críticos, el propio Carlos Couso, Laura Pérez, Rubén Velasco y Fanny Carrillo, presentaron una propuesta de acuerdo a los otros tres parlamentarios (Ainhoa Aznárez, Mikel Buil y Tere Sáez), que este mismo lunes les van a presentar a ellos su propuesta de acuerdo.

El actual portavoz ha afirmado que no sabe si finalmente llegarán a un consenso, pero ha querido dejar claro que por parte de los críticos "la voluntad desde el principio" ha sido llegar a un acuerdo.

"Posibilidades todas, cuando las dos partes tienen voluntad, lo lógico es que se llegue", ha aseverado, para esperar que en el transcurso de esta semana "haya un entendimiento en el seno del grupo y podamos seguir funcionando con normalidad y sin molestar a los demás".

Los portavoces del resto de formaciones políticas, por su parte, han emplazado a los miembros del grupo de Podemos a solucionar sus problemas internos y a llegar a un acuerdo, para que no sea la Mesa la que tenga que tomar la decisión.

En este sentido, Couso ha afirmado que entiende la "fatiga" de quienes se han sentido "involucrados" en las desavenencias del grupo parlamentario de Podemos tras el informe de los servicios jurídicos del Parlamento y ha destacado que han decidido aplazar una semana más la decisión sobre la solicitud de cambio de nombre para "darle una oportunidad a la paz y ver si de alguna manera somos capaces de arreglar este conflicto interno".

Tras señalar que no saben por qué "se está salpicando a otras partes" en "cuestiones internas", Couso ha avanzado que no van a "aplazar mucho más" este tema sobre el cambio de nombre, ya que, según ha dicho, "estamos cansados de que se hable tanto" de la situación del grupo.

"Esto se tendría que haber resuelto en el seno interno", ha enfatizado, para remarcar que si no pueden llegar a un consenso en el seno del grupo, "habrá que registrar" el escrito sobre el cambio de nombre.

LOS PARTIDOS LES PIDEN UNA SOLUCIÓN Al término de la Mesa y Junta de Portavoces, el portavoz parlamentario de UPN, Javier Esparza, ha esperado que alcancen un acuerdo cuanto antes después de que se haya aplazado una semana más el desenlace final de "este teatrillo", puesto que "luego en el día a día votan todos lo mismo".

"El debate y la pelea es de control del partido, de lucha de poder, de mantener sillones, eso es en lo que se ha convertido Podemos, que era la formación que venía a cambiarlo todo. Son noticia única y exclusivamente por sus líos internos y sus luchas de poder y no por defender planteamientos que ayuden a los navarros. El Parlamento no se merece el espectáculo que están ofreciendo", ha declarado.

Por parte de Geroa Bai, Koldo Martínez ha esperado que a lo largo de esta semana los integrantes del grupo "sean capaces de utilizar las vías del diálogo, la negociación y el acuerdo" y se "pueda arreglar ese problema interno que tiene Podemos".

En representación de EH Bildu, Adolfo Araiz ha defendido que "el momento político exige altura política" y ha destacado que eso es lo que han pedido a Podemos "desde el primer momento". Ha demandado así a los integrantes del grupo parlamentario de la formación morada "responsabilidad política" y que "estén a la altura de las circunstancias".

Asimismo, la socialista María Chivite ha considerado que "la mejor solución para Podemos es que puedan llegar ellos mismos a un acuerdo de manera interna" y que "no tengamos que meternos los demás en esas cuestiones".

Por su parte, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha afirmado estar "harta" de que se lleven al Parlamento "las cuitas internas y las luchas intestinas de un partido político" que, a su juicio, "demuestra que no está preparado para estar en las instituciones".

En su opinión, el resto de formaciones políticas "no tienen por qué" posicionarse a favor de un sector del grupo parlamentario o de otro y ha querido dejar claro que su partido "no va a tomar posición". "No tenemos por qué tomar una posición cuando se ve que sólo les interesa el sillón y el dinero del grupo parlamentario", ha planteado.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha confiado en que "exista una posibilidad de acuerdo entre las dos partes" del grupo parlamentario de Podemos que "derive en que se mantenga la suma de los 26 de cara a la toma de posición y el funcionamiento del Parlamento hasta el final de la legislatura". Y ha llamado a los siete parlamentarios a "llegar a un acuerdo para poder seguir adelante y terminar la legislatura con normalidad".